PDF
Luis García Montero, Poeta 

´Vivimos en la sociedad del usar y tirar´

"Aprendí lo que era mi rebeldía gracias a ´La canción del pirata´ de Espronceda"

 01:57  
El poeta granadino Luis García Montero.
El poeta granadino Luis García Montero.  andrés gutiérrez

GORETTI REDONDO
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Luis García Montero desnudó ayer sus recuerdos en la feria del libro de la capital tinerfeña. El periodista canario Juan Cruz lo acompañó en un diálogo en el que afloraron los sentimientos y las vivencias que esconden los objetos personales del poeta granadino, objetos a los que dedica su última obra en prosa. Su mirada poética, pausada y llena de matices criticó la sociedad basurero en la que vivimos.
€En su último libro, Una forma de resistencia hace un inventario de objetos cotidianos cargados de recuerdos. ¿Cómo surge este libro?
€Me surgió leyendo una novela de Steinbeck, Las uvas de la ira, la historia de una familia campesina de Oklahoma que se ve obligada a abandonar su casa. Frente a la agricultura tradicional llegan las máquinas y los nuevos propietarios expulsan a los campesinos de sus tierras. Para mí fue muy desgarradora la escena en la que se ven obligados a abandonar sus objetos personales. En la maleta de un emigrante no cabe mucho, entonces los juguetes de los niños, muebles, cartas y fotografías se quedan abandonadas. Y me planteé escribir un libro en el que quería pensar en las cosas que no estoy dispuesto a perder, en las cosas en las que se han quedado enredados los recuerdos de mi vida. Es un libro contra la moral del usar y tirar en la que vivimos.
€Esta crítica al usar y tirar no solo es extensible a los objetos.
€ Vivimos una moral que tiene que ver con que para crear riqueza hay que destruir lo que hay. Esa destrucción que algunos teóricos del capitalismo han defendido. Pero también hay una moral del usar y tirar entre las personas y el desempleo es un buen ejemplo, gente a la que se usa y con 40 o 50 años se la deja en la calle. O con los valores políticos, vivimos una situación de coyunturas absoluta, no hay valores a largo plazo. Todos son valores de usar y tirar, en la política te encuentras una oposición que dice que Zapatero lo hace fatal. "Nosotros ni haremos recortes en educación, ni sanidad, ni subiremos los impuestos" y en cuanto llegan al poder se cargan la sanidad y la educación pública y suben los impuestos. Pero es que los socialistas van a la oposición y exigen que se cobre el IBI a la Iglesia y han estado ocho años en el Gobierno, ¿lo podrían haber hecho antes, no? Todo es una falta de sedimento, de esto lo digo porque me interesa y a los días lo tiro porque deja de interesarme, frente a esa moral he escrito este libro.
€En su libro aparecen desde unas gafas, una corbata a un espejo. ¿Qué mensajes esconden esos objetos cotidianos?
€El mensaje fundamental es que la realidad no es superficial y si un ser humano se toma en serio le da un significado a las cosas. Frente a la moral del usar y tirar he querido reivindicar los cuidados. La imagen de mi madre limpiándole el polvo a las cosas porque ahí está la esencia del relato humano. Mi madre al cuidar las cosas me estaba asegurando que un día iba a heredar esos objetos y, por otra parte, me estaba enseñando que yo debía conservar esos objetos para algún día dejárselos a mis hijos. En esta sociedad el desprecio al pasado se convierte en la forma más grave de perder el futuro. La nostalgia no es una trampa que te hace encerrarte en el pasado, todo lo contrario, la conciencia del pasado es la apuesta más firme por el futuro. La sociedad del usar y tirar va convirtiendo el mundo en un vertedero en una acumulación de desperdicios, esa es la sociedad de la ley del más fuerte, del sálvese quien pueda, del egoísmo.
€¿Con este libro quería defender el cuidado de las cosas?
€Sí. Hay dos tipos de objetos, unos que son personales, de memoria familiar, como una copa que heredé de mi abuelo, la fotografía de la primera manifestación en la que participé, la corbata que me regaló Rafael Alberti, la pluma que me regaló Francisco Ayala, una rama del Danubio de Budapest, cosas a las que les doy un significado especial porque ahí se ha enredado mi vida. Luego hay otro tipo de objetos que tienen que ver con la vida cotidiana que hay en cualquier casa, los espejos o una butaca, porque he querido utilizar la literatura para hacer un relato. En el tema de los espejos me planteo la dignidad, ¿dónde me siento yo más identificado? En el espejo de mi dormitorio en el que se reflejan todos mis vicios y mis secretos más pecaminosos, en el espejo de la puerta de la calle donde me presento arreglado o en el del cuarto de baño que es el intermedio donde están todavía mis arrugas y mi esfuerzo de limpiarme, dejo que los espejos discutan entre ellos.
€¿Con qué objeto se quedaría?
€Desde un punto de vista real el que más me importa es un libro, una edición de una antología muy popular Las mil mejores poesías de la lengua castellana que era el libro que tenía mi padre y en el que leía en voz alta sus poemas preferidos. Ahí oí yo en voz de mi padre La canción del pirata de Espronceda y decidí ser poeta. Aprendí lo que era mi rebeldía gracias al pirata de Espronceda. Desde el punto de vista simbólico el objeto que más me importa es la butaca en la que leo, escribo, donde tengo tiempo de pensar en mí y hacerme dueño de mis propias opiniones. La convierto en el libro en el símbolo de la independencia y de la conciencia, los que somos partidarios del compromiso y de las ilusiones colectivas lo primero que tenemos que aprender es a quedarnos solos porque es muy peligroso el individuo que sólo piensa en él pero también es muy peligroso el que se diluye en la sociedad olvidando su propia conciencia porque acaba respondiendo a consignas de tipo político, partidista, religioso o nacionalista.
€Habló con el periodista Juan Cruz de memoria literaria. ¿Qué libros le han marcado?
€Hablar con Juan Cruz es una oportunidad excelente porque es un lector, escritor y periodista apasionado y ha tenido mucha relación con muchos escritores y hemos compartido amistad con gente como Alberti, Ángel González y, además, es una persona que no ha caído en esa trampa de confundir la inteligencia con la maldad. En este mundo intentar ver el lado bueno de los demás parece un acto de ingenuidad y el hablar mal de los demás parece un acto de inteligencia. El descrédito es uno de los símbolos de la sociedad en la que vivimos, el fatalismo que sufrimos, el vivir sin esperanza tiene que ver con el sospechar de todo. Frente a eso la mejor defensa de un escritor es conservar la admiración adolescente sentida con un libro en las manos, aquello que le despertó el interés por escribir. Yo soy escritor porque me deslumbré con 14 años y soy lo que soy por lo que he leído en Antonio Machado, en Neruda, García Lorca. Quien pierde esa admiración se convierte en un viejo cascarrabias. De hecho, hay mucha gente que lee deseando que no le guste para poder criticar. Cuando vas cumpliendo años tienes que cuidarte, no beber tanto como antes, no fumar... Pero uno de los cuidados fundamentales es guardar a ese muchacho adolescente que se deslumbró con un poema de Federico García Lorca en las manos.
€Se ha prodigado no sólo en poesía sino en ensayo y en novela. ¿Cuál es su género predilecto?
€Yo me siento poeta y durante mucho tiempo eso es lo que más me ha marcado. He colaborado mucho en la prensa y, en ese sentido, el escritor vinculado que ejerce su conciencia crítica y que entra en el debate de la actualidad y la opinión me parece importante. Y desde hace unos años tengo el veneno creativo de la narrativa. Uno de mis maestros, Ángel González, tenía la costumbre de contarnos a sus amigos sus recuerdos de niño de La República. Nació en el año 25 y vivió en carne propia una historia muy tumultuosa. Yo le decía "tienes que contar eso", ya no es la memoria de un gran poeta de una generación muy significativa de la historia de España en un momento muy significativo. También es algo muy universal la realidad de un niño de cuando vive su inocencia y su felicidad se ve envuelto por la violencia. Y empecé a escribir un libro sobre sus recuerdos. Utilicé al principio el tono del catedrático de literatura, la información fría, pero entonces me faltaba lo emocionante de esa historia, el modo en que recordaba su infancia una persona de más de 80 años que seguía sintiéndose feliz cuando recordaba momentos felices y aterrorizada cuando recordaba la violencia que le tocó vivir. Y decidí usar los recursos de la narrativa y lo convertí en la novela Mañana no será lo que Dios quiera. Hasta ahora solo había sentido la emoción de la creación al preparar el terreno de una metáfora, al equilibrar la música para unos versos.
€En la poesía hay que escoger muy bien las palabras para decir lo que se quiere decir.
€El poeta que se tira un día entero buscando una palabra precisa representa al ser humano que quiere hacerse dueño de sus emociones. Lo primero que te enseña la poesía es que la espontaneidad no es sinónimo de la verdad y la sinceridad. Nos creemos muy originales diciendo lo primero que se nos ocurre pero estamos repitiendo como loros lo que flota en el ambiente. Para hacerte dueño de tus propias opiniones hace falta tiempo, meditación. El lenguaje de la poesía es el lenguaje de la precisión, del matiz.

  HEMEROTECA

CANAL LOTERÍAS Y APUESTAS

Sorteos de la
lotería y la quiniela

Loterías y apuestas

Consulta los resultados de los principales sorteos de la lotería y la quiniela.
Fuente:
 
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya