PDF
Jorge A. Liria
Editor y director de Anroart Ediciones

´La literatura es el refugio de los editores en época de crisis´

"El formato digital coexistirá con el papel"

 03:00  
Jorge Alberto Liria.
Jorge Alberto Liria. luis del rosario

DIEGO F. HERNÁNDEZ
SANTA CRUZ DE TENERIFE
La crisis estrangula la industria cultural en las Islas y afecta notablemente al sector editorial. La falta de apoyo público, los cambios en los hábitos lectores y el retraimiento del consumo, obligan a los empresarios del ramo a buscar nuevas fórmulas de negocio y a depurar lo que publica y a qué precio. En este contexto, Jorge Alberto Liria (Carrizal, 1965), director de Anroart Ediciones, analiza cómo afrontan los editores canarios este ciclo y sus perspectivas de futuro.

–El sector editorial canario acusa la crisis económica. ¿Son malos tiempos para la industria?

–Esto es como una especie de tormenta perfecta donde ha confluido todo. Por un lado, una crisis financiera que afecta a una industria, el sector del libro, y no es una actividad que pueda recurrir a créditos ICO para producir libros o mediante financiación privada, teniendo en cuenta que es un producto de rentabilidad a medio o largo plazo. Las imprentas la sufren igual, con lo cual la producción se altera; el comercio tradicional lleva cuatro años en retroceso y la crisis en 2012 hace mayor esta situación. Además, la adquisición obligatoria de ejemplares por las administraciones no existe. Estamos hablando de una industria con un escaso margen de beneficio. Y no hay que olvidar al público, al cliente. Con un alto porcentaje de la población en paro, las prioridades son otras, se compra menos; igual ocurre con los empleados públicos, los funcionarios, un cliente que compraba bastante y ahora lo hace menos porque disminuye su poder adquisitivo. Además, todo esto crea un incertidumbre de futuro. Todo se produce en una etapa donde para leer no hace falta el libro, hay muchísimas alternativas afortunadamente como puede ser Internet, los e-books, un formato que si bien no despega permite al usuario estar bien informado. Si tienes que prescindir de algo, prescindes de un libro, porque las enciclopedias, las publicaciones técnicas, desaparecen y queda como refugio editorial la novela, la literatura, pero no deja de ser otra cosa que ocio. Los lectores tiran de libros de segunda mano, es una alternativa, mucha gente se presta libros, acuden más a bibliotecas, y todo esto afecta a las ventas. Las librerías han sobrevivido con la compra de bibliotecas o libros de texto, que no son editoriales canarias, y además por el sistema del cheque de cien euros, que veremos que ocurre con esto.

–En este contexto, ¿cuál ha sido la estrategia de Anroart para mantenerse a flote y seguir produciendo nuevos títulos?

–Empezamos como editorial hace ocho años en un contexto social y económico bien distinto. La producción local era baja y lo sigue siendo, nunca ha habido un boom, siempre el sector ha soportado bien las crisis porque nunca ha tenido un repunte de ventas espectacular, y esta crisis ha sido muy diferente. Hay muchísimas alternativas para afrontar la situación de un mercado que ha crecido en publicaciones en los últimos años por encima de lo que podía absorber.

–Pero esa excesiva producción ha sido decisión editorial, con lo que las propias empresas del sector tienen parte de responsabilidad en esta situación.

–Cuando empezamos con Anroart no había una editorial en Gran Canaria de cierto peso, y por eso la pusimos en marcha. Queríamos cubrir un hueco y ahí están los 400 títulos que hemos publicado en tan poco tiempo. Y todos ellos siguen vivos. Otra cosa es que podamos crear tanto en los próximos dos años. Posiblemente no. Hace años se produjo mucho más de lo que podía absorber el mercado y muchos están pagando las consecuencias.

–¿Cómo se trabaja entonces en esta economía de crisis?

–Hemos tenido que reducir costes por todos lados. Cambiamos de sede, gastos de almacenaje, de funcionamiento. Hay que buscar mercado, porque nadie se lanza a editar un libro a ver qué es lo que ocurre. Si publico un texto universitario dentro de seis meses, ¿habrá alumnos para comprarlo? Si hago una novela, se hace una tirada justa a efectos promocionales y si no funciona ya está hecha la publicidad. Es decir, es lo que hacen las grandes editoriales, lo que se vende es lo que se edita.

–¿Propone que una de las vías de subsistencia de las editoriales podría ser la edición bajo demanda?

–Es una opción, pero este no es el caso. Hablamos de títulos que están en las librerías. Ahora los autores son los que tienen que tomar la iniciativa a través de las redes sociales, el anunciar y vender su obra, crear expectativas. Le decimos a los autores que creen su propio blog, que cuelguen un adelanto de algún capítulo para darle publicidad, que interactúen con los lectores. Si no es así, el libro se queda muerto. Mientras que hace un año el recorrido de un libro era de un mes, ahora no pasa de los 10 días. No se han cerrado librerías, pero tampoco se crean nuevas. Incluso en los centros comerciales sus espacios de librería son cada vez menos porque no salen los números, aún teniendo un beneficio enorme. Desde hace tres años nos volcamos con literatura para escolares, de primaria, secundaria y demás, que completamos con una serie de autores que participan de un proyecto de fomento de la lectura. Estamos ahora en una etapa que afectará a la disponibilidad de material para los alumnos. Seguramente muchos profesores ni siquiera recomiendan a los alumnos un libro porque saben que en muchos casos no lo van a poder comprar. ¿La estrategia de futuro? Pues, lo que nos queda es seguir vendiendo tu catálogo y desacelerar el ritmo de producción porque al mercado no le queda otra. La crisis sirve para que el sector se replanteé muchas cosas, sobre todo por qué en Canarias se lee poco.

–¿Le preocupa el impacto que pueden tener en los lectores y el sector del libro el formato digital?

–El formato digital coexistirá con el papel, estoy seguro de ello. El futuro del libro está en su rol de objeto casi de lujo, con ediciones muy cuidadas, y las nuevas generaciones se adentran a la lectura mediante ordenadores, tabletas y demás. El e-book es un formato transitorio y la lectura será en formato tablet. Hay que tener en cuenta que si la novela nació por la imprenta, el formato digital condicionará como se crea. Los formatos tradicionales de escritura cambiarán, es algo lógico y ya ocurre esto en las artes plásticas, en la música.

  HEMEROTECA

Anuario 2011

Anuario 2011

El 2011 se despide

El triunfo del PP, las revoluciones árabes, el terremoto de Japón y el dominio del Barcelona, entre otros acontecimientos, marcaron el año.

CANAL LOTERÍAS Y APUESTAS

Sorteos de la
lotería y la quiniela

Loterías y apuestas

Consulta los resultados de los principales sorteos de la lotería y la quiniela.
Fuente:
 
Anuncios clasificados
Cursos y formación
Búsqueda y ofertas de empleo
Anuncios clasificados
Venta de pisos
Venta de coches
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya