PDF

Lola Herrera: ´El teatro va a sobrevivir a todo´

"Tengo una profesión en la que se empieza cada día", afirma la actriz

 03:20  
Lola Herrera, en escena con Querida Matilde.
Lola Herrera, en escena con Querida Matilde.  lot

GORETTI REDONDO
SANTA CRUZ DE TENERIFE
Lola Herrera es una de las grandes señoras del teatro quien con más de medio siglo sobre las tablas no ha perdido la ilusión ni las ganas de aprender. Ahora se mete en el papel de Matilde, una manipuladora encantadora que hará las delicias del público tinerfeño este viernes y sábado en el Guimerá.

–Llega este fin de semana a Tenerife con Querida Matilde. ¿Qué puede adelantar de la función?

–La obra es una historia de una familia que le han pasado cosas y le siguen pasando. Es una historia en clave de humor pero con su miguita dentro, con tres personajes muy bien trazados. Una madre y una hija que están muy tranquilas viviendo su vida hasta que aparece un tercer personaje que viene a reclamarles, nada y nada menos, que la casa donde viven. Y a partir de ahí empieza la historia, que cuenta en el presente lo que ha sido el pasado de Matilde y del padre de este hombre que entra por la puerta, todas las consecuencias que eso ha traído. Es una historia sentimental, familiar, con su humor, sus situaciones divertidas y con mucho encanto.

–¿Cómo es Matilde, el personaje que interpreta?

–Matilde a fuerza de batallar en la vida ha conseguido ser una manipuladora encantadora, pero una manipuladora. Es un personaje que ha venido al mundo en un momento en que el país estaba en guerra, después ha vivido una posguerra, luego en esa posguerra ha conocido el amor, en una época en la todo estaba prohibido en este país. Entonces decidió seguir sus impulsos y defender lo que le importaba. Me parece una pequeña heroína, de andar por casa, muy de a pie, pero como tantísimas mujeres hemos tenido que luchar por lo que queríamos y eso tiene su mérito, no viene en ningún periódico, pero en momentos difíciles que la gente decida luchar para conseguir lo que quiere me parece muy sano.

–¿Como Matilde lo ha vivido todo o le quedan aún cosas por descubrir en el teatro?

–Tengo una profesión en la que está todo por descubrir. Haces tu camino y aprendes, pero al día siguiente todo es nuevo otra vez. Está todo por hacer y por aprender, tengo una profesión maravillosa donde se empieza cada día.

–Uno de los personajes que va unido a su nombre es Carmen de Cinco horas con Mario. ¿Le ha costado desprenderse de ella?

–He estado muchísimo tiempo con ese personaje y lo he dejado con gusto, con convencimiento. Forma parte de mi vida, indudablemente, pero no es de mi propiedad. Yo lo tomé prestado durante un tiempo pero el personaje no es mío, es de Miguel Delibes. Estoy encantada de que lo pueda seguir disfrutando el público y a través de otras actrices.

–¿Qué le ha enseñado Carmen?

–Todos los personajes te enseñan cosas. Carmen me enseñó muchísimo que me sirvió como persona y como actriz pero es una etapa que está muy pasada, ya que hace treinta años que lo estrené. Formará parte de mi vida porque ha sido muy importante para mí, pero hay que pasar página no te puedes quedar estancada.

–Recientemente aseguraba que sólo quería hacer comedia.

–Tanto como sólo, no, de momento lo que me apetecía lo estoy haciendo, estoy haciendo un poco el ganso, más como descanso, como relax, como cambio de tercio. Pero lo próximo no sé lo que será, estoy leyendo textos para cuando termine esta función.

–¿Desgasta al actor más el drama que la comedia?

–Depende de cómo se lo tome el actor y de como sean los personajes. Todos los personajes cuestan, tienen sus dificultades, pero hay personajes con una personalidad, con un drama, con un halo, unas connotaciones que te hacen tirar de muchas cosas muy íntimas que a veces no sabes ni que existen dentro de ti. Pero el humor es muy difícil, hay que tener el ritmo, el tiempo, las ganas, la energía... Son dos cosas totalmente distintas pero tienen dificultades las dos.

–No la hemos visto prodigarse mucho en el mundo cine. ¿Es el teatro un mundo muy absorbente o es una mujer de teatro?

–He logrado ser una mujer de teatro a base de no hacer más que teatro, y televisión que también he hecho mucha. El teatro nunca lo he dejado, es mi pasión y cuando te dedicas a hacer teatro es muy difícil porque tiene una servidumbre, una esclavitud y una disciplina. Tú te comprometes para hacer una función, yo he hecho todas las funciones desde que las he estrenado hasta que se han terminado. Si me comprometo con algo lo hago hasta el final. Esto me ha llevado a tener el tiempo muy ocupado y muy acotado y no he tenido tiempo de empujar hacia ningún otro lado porque las cosas hay que empujarlas. Tampoco es que me haya vuelto loca hacer cine, para mí lo importante era el teatro. He hecho muy poco cine, pero no lamento no haberlo hecho. Hay gente que lo hace, y lo hace divinamente, y a mí como espectadora me gusta muchísimo el cine.

–Después de tantos años sobre las tablas, ¿cómo ha vivido la evolución del teatro en España?

–Como todo evoluciona, han cambiado muchísimas cosas. Cuando yo empecé era una profesión, que si decías en tu casa que te ibas a dedicar a esto –en la mía no pasó – a los padres se les ponían los pelos de e punta, porque estaba muy mal visto. De entonces a acá ha llovido y la familia que se precie quiere tener un hijo actor o actriz. Entonces, una profesión que era minoritaria, reducida donde nos conocíamos todos se ha convertido en una profesión multitudinaria, donde todos los años salen actores, actrices, coreógrafos, directores de las escuelas y luego no hay cobertura para tanta gente. Creo que también ha cambiado la manera de entender la profesión.

–¿Como ve la escena actual en estos tiempos críticos?

–Hay una buena calidad y un abanico grandísimo de posibilidades. Ahora se hacen montajes en este país absolutamente maravillosos que no tienen que envidiar a nadie. Y lo que hace falta es que se recupere la economía y se siga apostando por la cultura. Estamos en un malísimo momento hay que aguantar la vela y ver qué pasa.

–Bueno, el teatro siempre ha vivido en precario.

–Desde los griegos (risas). Para nosotros la crisis viene de antiguo, cuando nada estaba en crisis y el país estaba boyante y las burbujas salían por copas enormes nosotros estábamos en crisis, porque el teatro es un espacio reducido y una oferta de gran fragilidad en este país porque cualquier cosa afecta al teatro, que llueva antes de empezar la función, que haya deportes en la televisión, siempre ha sido bombardeado. Pero soy de las convencidas de que el teatro sobrevive a todo y va a sobrevivir porque hay una fuerza y energía dentro de nosotros que hace que esto continúe.

  HEMEROTECA

Anuario 2011

Anuario 2011

El 2011 se despide

El triunfo del PP, las revoluciones árabes, el terremoto de Japón y el dominio del Barcelona, entre otros acontecimientos, marcaron el año.

CANAL LOTERÍAS Y APUESTAS

Sorteos de la
lotería y la quiniela

Loterías y apuestas

Consulta los resultados de los principales sorteos de la lotería y la quiniela.
Fuente:
 
Anuncios clasificados
Cursos y formación
Búsqueda y ofertas de empleo
Anuncios clasificados
Venta de pisos
Venta de coches
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya