PDF
Reeditan ´El Don de Vorace´, de Félix Casanova 

Precocidad y genio

 13:15  
Retrato del joven Félix Francisco Casanova.
Retrato del joven Félix Francisco Casanova. la opinión

Editorial Demipage reedita, esta misma semana, El don de Vorace, de Félix Francisco Casanova (La Palma, 1956- Santa Cruz de Tenerife, 1976)

A. CRUZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE Felizmente, la misma editorial hará lo propio -en breve- con un poemario del joven palmero y su diario: Yo hubiera o hubiese amado. Una película inspirada en la historia de Bernardo Vorace podría ser la próxima sorpresa.

La reedición, por parte de la editorial madrileña Demipage, de una novela del malogrado poeta y escritor palmero Félix Francisco Casanova ha vuelto a reavivar el debate sobre la todavía misteriosa figura de este joven precoz que falleció en Santa Cruz de Tenerife con tan sólo 19 años de edad a causa de un escape de gas.

En su haber literario, que se puede calificar cuanto menos de asombrosamente prolijo y de una calidad tal que nadie se ha atrevido a poner en duda, quedan para la historia de la literatura canaria el poemario El invernadero, editado por Nuestro Arte en 1974; Cuello de botella (1976, otro libro de poemas que escribió en colaboración con su padre, el también poeta Félix Casanova de Ayala); Una maleta llena de hojas, editado en 1977; La memoria olvidada (una antología poética editada en 1980) y Yo hubiera o hubiese amado (Diario de un año, 1974). Eso, en el capítulo de la poesía. El Félix narrador dejó también como legado un fantástico y misterioso relato, El don de Vorace, que Demipage ha decidido reeditar ahora, tras comprar a la familia del joven los derechos de todas sus obras. Próximamente, explica el responsable del proyecto, el editor David Villanueva, la obra de Casanova será publicada -traducida por vez primera a otro idioma- en Francia, en Editions Les Allusifs, una de las editoriales más prestigiosas del vecino país galo.

Pero, como ya citara el escritor palmero Antonio Jiménez Paz en un perfil publicado en el suplemento cultural de La Opinión de Tenerife, el 2C (año 2001), "todo tiene un principio. Félix Francisco Casanova nació en Santa Cruz de La Palma en 1956, el mayor de dos hermanos, hijo de Félix Casanova, dentista de la ciudad y afamado escritor". Ese es, ciertamente, el comienzo de la, a la postre, corta trayectoria vital y literaria de este joven: un asombroso poeta de enormes y misteriosos ojos verdes, heredados de su madre, Conchita Martín, veinte años menor que su marido. A mediados de la década de los setenta, la familia decide trasladar su residencia a Santa Cruz de Tenerife, una decisión -en parte- motivada por encontrarse la madre enferma. "A partir de entonces podríamos situar el despegue creativo que de alguna manera todos intuían en un chiquillo bastante inquietante", matiza Jiménez Paz. Su propio padre, Félix Casanova de Ayala, recordaría después cómo descubrió entre las letras de las canciones que su hijo escribía en inglés los primeros y sorprendentes poemas de Félix. "Eran canciones al estilo de Bob Dylan y los Rolling Stones. Un día me tradujo uno de sus blues y le quedó un poema redondo. Lo animé a publicarlo y lo envió a la revista de Pamplona Disco Express de la que era asiduo lector. Y por cierto se lo publicaron".

IRAZOQUI: ´DISCO EXPRESS´
Y sería precisamente en esa revista donde Félix se pondría en contacto, por vez primera, con el que después sería uno de los defensores y valedores del trabajo del poeta, el vasco Francisco Javier Irazoqui. El también poeta ha tenido mucho que ver, explica el editor de Demipage, en la decidida apuesta por relanzar la obra de Casanova en todo el país. "Colaboraba también en la revista Disco Express y fue ahí donde estableció contacto con Félix. Hace año y medio fue él, personalmente, el que me hizo llegar la novela. Leímos El don de Vorace y el resto de su obra. Fue todo un hallazgo, peculiar y sorprendentemente bien escrita hasta para alguien que acumulara ya una experiencia de treinta años en la escritura. Decidimos comprar los derechos de la obra". Y Demipage los consiguió.

La propiedad de la obra de Casanova residían, hasta ahora, en la familia del autor. "Decidimos lanzar, primero, el que consideramos el plato fuerte: El don de Vorace. A partir de este mismo fin de semana estará disponible en la Península y Canarias. Posteriormente, previsiblemente para la feria del libro de Madrid (que se celebra en mayo) publicaremos el diario de Félix, Yo hubiera o hubiese amado, y una antología poética". En dicha antología, se incluirán cuarenta de sus poemas más uno inédito que, adelanta Villanueva, se titula Muro. Y, por supuesto, estará también uno de sus poemas más conocidos, el último que escribió -la inquietante víspera de su fallecimiento- y que está dedicado a su novia María José: Eres un buen momento para morirme.

Según las anotaciones de su diario, Félix tardó apenas cuarenta y cuatro días en escribir El don de Vorace (entre el 9 de junio y el 23 de julio de 1974). Al parecer, la prisa le apremiaba para presentar el texto al premio de novela Benito Pérez Armas (que finalmente ganó) y el propio Félix dictó a su padre -en una suerte de trance creativo- las páginas del libro. Al respecto, asegura el escritor Víctor Álamo de la Rosa, en un texto publicado también del suplemento cultural 2C (esta vez en 2007), "si le hacemos caso a sus propias palabras, habremos de concluir que Félix Francisco Casanova escribía como quien vomita, un poco de modo inconsciente". De hecho, fue el propio Casanova el que escribió, en relación a su novela "estas son algunas de las cosas que viví, soñé e imaginé durante cuarenta días del verano del 74".

EN UNA PELÍCULA
Estudiaba Félix en aquel momento Filología Hispánica y, probablemente, ni siquiera podía llegar a imaginarse que las febriles páginas de su libro se convertirían- más de 30 años después de su muerte- en el argumento de una película. "La verdad es que este tema está un poco verde aún, pero ya hemos recibido varias llamadas para llevar El don de Vorace al cine. Es algo grandioso", explicó el editor de Demipage esta misma semana.
El mismo año que Félix dictó a su padre los párrafos de su única novela, 1974, sería también el de mayor producción del joven palmero. "En diciembre de 1973, recién cumplidos los 17 años, le conceden el Julio Tovar por El invernadero que aparece editado en mayo de 1974 por Ediciones Nuestro Arte. A partir de ese momento, Félix Francisco Casanova rechaza toda su obra anterior, inédita o publicada en las páginas literarias de los periódicos", recoge en el 2C -por su parte- Elsa López.

Llega, entonces, la hora -como prologa ahora el poeta Fernando Aramburu- de enfrentarse de nuevo a Casanova: "A veces, muchas veces, pienso que Casanova Martín no necesita reivindicación ninguna; que somos nosotros, los desinformados, las víctimas de nuestra ignorancia, quienes deberíamos reivindicarnos frente a sus obras".

"Sigue vivo, lo quiera o no el poeta", escribió Elsa López atrapando, en su pluma, los fantasmas que habitan -aún hoy- en la casa donde falleció, rodeado de agua, el joven genio. "Nada vale una vida/ excepto otra vida,/ así la luz de los ojos de madre guiará mi balsa/ serena y abismal", concluye el propio Félix Francisco Casanova en su poemario póstumo, La memoria olvidada.

La maldición de bernardo
El don de Vorace es la historia de Bernardo Vorace Martín (el autor toma el nombre de su hermano y hace coincidir, incluso, su segundo apellido). El protagonista se cree inmortal tras comprobar que todos sus intentos por quitarse la vida resultan totalmente infructuosos. Convencido de su inmortalidad, inicia un proceso que va más allá de la autodestrucción y termina en Vorace convertido en un criminal. "El libro tiene un enorme valor literario. Está escrito con una enorme coherencia en todos sus aspectos, en los personajes y la línea argumental", indica el responsable de la nueva edición de El don de Vorace.

"No me obstino en clasificar a este autor. Si es verdad que hay ciertas características que pueden establecer paralelismos entre Casanova y Rimbaud: ambos escribieron textos increíbles a muy temprana edad, ambos se saltan ese proceso tan habitual cuando se empieza a escribir que consiste en imitar a otros y sus imágenes, tan enigmáticas, casi sueños, también los unen. No obstante, la comparación se deriva más de aspectos vitales como el hecho de que hayan muerto jóvenes que de sus características literarias como tal", detalla Villanueva. Finalmente, como escribió Víctor Álamo, "En El don de Vorace asoma el novelista que Félix Francisco Casanova pudo ser y no será ya, pero también se revela, rotundo y feliz, el gran poeta que sí pudo ser".

  HEMEROTECA

CANAL LOTERÍAS Y APUESTAS

Sorteos de la
lotería y la quiniela

Loterías y apuestas

Consulta los resultados de los principales sorteos de la lotería y la quiniela.
Fuente:
 
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO

Suplementos

 
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN |  LOCALIZACIÓN     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR  
laopinion.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopinion.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 

  

Aviso legal
 
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya