12 de febrero de 2018
12.02.2018

Adjudicatarios de 'food truck' denuncian que se les obliga a cerrar en los principales actos del Carnaval

Los dos empresarios aseguran que nadie les había advertido que no podrían trabajar durante la Cabalgata y el Carnaval de Día

09.03.2018 | 23:40
Los dos autobares cerrados durante la celebración del Carnaval de Día.

Jesús Doreste y Luis Rivero, adjudicatarios de dos food truck instalados durante el Carnaval en la calle Méndez Nuñez, denunciaron ayer que el Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife les ha impedido abrir sus autobares en dos de los principales actos de este Carnaval. Doreste señala que el viernes durante la celebración de la Cabalgata varios agentes de policía acompañados por personal de Fiestas les requirieron que cerraran la instalación debido a que molestaba durante el paso de la comitiva. Además, el pasado domingo tampoco pudieron abrir "ya que no cerraron la calle al tráfico".

Ambos indican que en las bases que rigen este tipo de adjudicaciones no están señalado que no puedan abrir durante estos actos y nadie se lo había notificado previamente.

Doreste señaló que él ha trabajado varios años en quioscos instalados en otras zonas de la capital durante el Carnaval y nunca había tenido problemas, mientras que su compañero indicó que con este tipo de actuaciones "van a terminar por cansar a los pequeños empresarios que intentamos participar en el Carnaval", al tiempo que reconoció que él mismo no volvería a presentarse a la subasta el próximo año.

Rivero señaló además que aunque él ha pagado 4.200 euros por un espacio de seis por dos metros y el autobar mide solo cuatro, "me obligaron a retirar la barra que instalé junto a él". Por su parte, Doreste aseguró que ha invertido unos 8.000 euros para poder trabajar en esta zona durante el Carnaval, entre el precio que ha tenido que pagar para poder instalar la food truck y el alquiler del autobar. Además, se mostró preocupado por si durante la celebración del Entierro de la Sardina, vuelve a ocurrir lo mismo.

Además, se quejan de que en otros puntos del llamado cuadrilátero carnavalero el personal municipal "hace la vista gorda ante otras irregularidades".

Por su parte, fuentes del Organismo Autónomo de Fiestas del Ayuntamiento chicharrerro indica que este tipo de autobares pueden abrir durante los días de Carnaval en el horario estipulado.

Estos dos empresarios participaron en la subasta que el Consistorio de la capital celebró el pasado 17 de febrero para adjudicar los chiringuitos que se instalan en la calle durante la fiesta. El Organismo Autónomo de Fiesta logró adjudicar 41 de los 62 quioscos que se subastaron, recaudando 161.000 euros, lo que supone un incremento de cerca de 12.700 euros con respecto al año pasado. Quedaron desiertos 21, uno menos que en 2017.

La subasta estuvo muy reñida, de hecho la Policía Local de Santa Cruz tuvo que intervenir en la subasta de los chiringuitos del Carnaval celebrada ayer, debido a la tensión y enfrentamientos protagonizados por algunos empresarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine