23 de enero de 2018
23.01.2018
Las murgas, a escena

Un concurso sin 'El Flaco'

"Las murgas se han estancado", diagnostica José Antonio González, ausente del espectáculo tras salir de la Fufa

23.01.2018 | 02:44
José Antonio González, ´El Flaco´, junto a Maxi en su nuevo grupo para el Carnaval.

Los Camareros de Valbanera, su flamante apuesta

  • El carismático José Antonio González no estará este viernes al frente de la Fufa en el concurso de murgas; su sitio en el Carnaval será otro. Su nueva apuesta se llama Los Camareros de Valbanera y es "un rebumbio", dice. Está próximo a confirmarse dónde actuarán y dónde podrá vérseles, pero ya han hecho las delicias de los espectadores en algunas presentaciones de grupos carnavaleros. "Es un género que no existía aquí; tiene un poco de todo. Y de momento a la gente le está gustando el producto", afirma, entusiasmado con la conexión entre Los Camareros y el público.

José Antonio González será uno de los grandes ausentes sobre la tarima del Recinto Ferial en el concurso de murgas del Carnaval. Referencia indiscutible, su batuta al frente de Los Singuangos todavía se recuerda (y se añora). Igual que su mano en la histórica Ni Fú Ni Fá, de la que quedó apartado de forma convulsa, hace ahora un año. Su rol en esta ocasión será diferente.

"Este año es distinto para mí. Es otra historia. Uno no tiene el estrés de otras ocasiones. Sigo con La Traviata, que les hago el montaje musical. Y ahí ya paro. Ayudé un poco a Los Jocikudos al principio, pero es que tampoco estoy para más", aduce desde la humildad.

Así pues, el sitio de El Flaco en el certamen más esperado de los Carnavales será casi el de un aficionado más. "Lo seguiré en la distancia, como lo he visto otros años", confesaba ayer, horas antes de que la primera murga actuase sobre las tablas del Recinto. Habla, eso sí, sin nostalgia alguna. "Aunque haya estado metido en esto durante muchos años, soy una persona que desconecta fácilmente. No me implico en plan fanático", asegura.

"Las sigo, pero hasta ahí", dice de las murgas que empezaron anoche su competición por clasificarse para la final. Estos días se habla, sobre todo, de dos asuntos: el exceso de fanatismo y el presunto cambio de rumbo -en cuanto a estilos- del certamen murguero.

"Yo cuando me fui en 2004, Facebook y internet estaba empezando a rodar. Y en 2006 ya explotó. Las redes sociales han provocado los típicos grupos y las típicas cadenas que van hablando de murgas. Que si esto, que si lo otro... Vale que ahora el concurso tiene mayor repercusión, pero también hay muchos efectos negativos. La bola es enorme, es imparable. Y sí, se crea fanatismo, mucho fanatismo. Pero no seré yo quien diga si es bueno o si es malo", aduce.

El Flaco afirma que ha percibido "un estancamiento de las murgas porque todas siguen el mismo camino". "Y a veces tengo la sensación de que oigo a una, y oigo a todas. Globalmente todas siguen el mismo patrón, incluso si hablamos del apartado musical. Si no se copian melodías, sí las armonías. No pienso que por cantar a cuatro o cinco voces vayas a llegar más, o a ser más efectivo", diagnostica.

"Lo que pasa es que ahora sales y dices que lo importante es la letra... y a lo mejor te llaman dinosaurio. Pero sí, la esencia es la letra", repite. Dicho lo cual, matiza que "el concurso se sigue llenando, eso es una evidencia". En cuanto a sus gustos particulares, comenta que "evidentemente" es con La Traviata de Josechu Álvarez con la que se siente más identificado en estos momentos. "Y por el estilo y por el contenido de las letras, con Los Bambones". La conversación con José Antonio González acaba con una pregunta obligada. ¿Qué pasó con su relación con la Fufa? ¿Qué ocurrió para que cortasen así, de repente, tras cuatro años de idilio? "A la Fufa yo no la echo en falta. No la echo en falta en absoluto".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine