Cantina ilegal

Fin de la cita

14.02.2016 | 18:49

Desde las doce del mediodía hasta las seis de la mañana. Ese fue el horario de apertura de mi cantina en el día de ayer, un sábado de piñata en el que el Carnaval de Día empató con el de la noche, las calles a tope de gente y mi negocio a reventar. Todavía me estoy riendo con las ocurrencias de Paco El Cebolla, que vino por aquí a eso de las cuatro y después de unos cuantos vasos de vino le dio por proponernos un juego. Se trataba de ir describiendo esta edición del Carnaval con frases sencillas y cortas. Y nos pusimos a ello:

Los trajes de algunas murgas infantiles parecen carrozas. Stop. Los premios en murgas adultas estuvieron bien dados. Stop. Las agrupaciones musicales debería desfilar cantando. Stop. La Gala infantil fue de todo menos eso. Stop. Presentar una gala de tercera edad no está reñido con la elegancia. Stop. En la canción de la Risa nos partimos de ídem. Stop. Entre comparsa y comparsa cabe un capítulo de la Casa de la Pradera. Stop. ¿Los grupos coreográficos reciben subvención? Stop. La actuación del brasileño en la Gala sobraba. Stop. La presentadora también. Stop. Ana Torroja tiene menos voz que el mudo de los hermanos Marx. Stop. Jadel es mejor haciendo canciones para Gemeliers que presentando galas. Stop. A ver si va a ser que la cabalgata si se puede organizar. Stop. ¿Era armonía y ritmo o ritmo y armonía? Stop. ¿Les resta subvención a las rondallas el no ir a la Gala ni a la Cabalgata? Stop. No pasa nada si los personajes del carnaval no salen en la Gala. Stop.

Está muy mal que Enrique Camacho discuta públicamente en la calle de La Noria con La Lecherita. Stop. Montando y desmontando escenarios, no hay quien le gane al Kuki. Stop. Dejar a la iluminación de la Gala sin Luciano Delgado es como quitarle el mojo a las lapas. Stop. ¡Que alguien le quite el turbo a la sardina! Stop. Hay alguna murga en Las Palmas que canta bien y todo. Stop. Del uno al diez, al personal de Fiestas le pongo un once. Stop.

Y así nos dieron las tantas, hasta que el Cebolla quiso acabar el juego con una de sus frases favoritas: La Vida es un Carnaval. Fin de la cita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine