Cantina ilegal

Más vivo que nunca

11.02.2016 | 12:35

Estaba esperando este día como agua de mayo, lo digo porque anoche me dieron las seis de la mañana otra vez, hora a la que se fue la última de las viudas que, después de haber llorado la Sardina, vino a mi negocio a ahogar sus penas en vino de la Matanza y garbanzas de las de mi madre. Me estoy planteando seriamente cerrar esta noche porque, de no ser así, cualquiera aguanta la piñata que viene, con Carnaval de Día incluido.

La verdad es que, esta edición del Carnaval tiene la pinta de ser de las más participativas de los últimos años. Quitando rondallas, final de murgas y Gala de la Reina, que siempre agotan el papel en taquilla, el resto de concursos tuvo una afluencia de público bastante aceptable, desde el de agrupaciones musicales hasta el festival coreográficos, pasando por la Gala infantil o la de la tercera edad, galas que tuvieron entradas que se aproximaban al lleno. El de la calle ha sido también de enorme participación. El Carnaval de Día del domingo pasado tuvo una asistencia de carnavaleros impresionante; las fiestas de noche, lejos de dar la razón a quién dice que las celebraciones de día le han restado afluencia, han sido de un éxito tremendo, desde la Plaza de España hasta Méndez Núñez, zona donde se ha ampliado el cuadrilátero desde hace ya unos años debido a la gran concentración de personas en los bailes nocturnos, en esa zona alta del centro de la ciudad. Clientes de mi cantina que han pasado por la feria, nos han comentado que ha habido día en los que apenas se ha podido transitar por la misma debido a la gran cantidad de público asistente. Los propios empresarios de kioscos y chiringuitos han expresado públicamente su satisfacción por el incremento de ventas, algo que yo también he notado en mi cantina y que viene a justificar la puja habida en la subasta en la que, por algún kiosco, se llegó a duplicar el precio de salida.

Si a todo esto le añadimos que la cabalgata, el coso apoteosis o el concurso de Ritmo y Armonía, desbordaron de público las calles de Santa Cruz, podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que nuestro Carnaval da síntomas de que está más vivo que nunca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine