El futuro vuelve a los 80

Los alumnos del colegio Ofra-Vistabella celebran el Carnaval poniendo letra murguera a canciones de hace tres décadas

10.02.2016 | 10:00

Todos los disfraces se realizan con materiales reciclados

No tienen ni idea de lo que es vivir en la década de los 80 pero de poco importa. Lo que primaba era pasarlo bien y, como la inmensa mayoría de los colegios del municipio de Santa Cruz de Tenerife, el de Ofra-Vistabella se inundó ayer del espíritu carnavalero.

No faltaron las mascaritas. Pero nada de improvisar. Los más pequeños llevan semanas preparando sus fantasías para la ocasión, la mayoría con materiales reciclados. Como espectadores para disfrutar de su espectáculo, sus familias. El trabajo estaba hecho y sus canciones más que aprendidas. Solo tenían que pasarlo bien y disfrutar.

La función comenzó un poco más tarde de lo previsto en el patio del colegio. Los familiares, cámaras en mano, no dejaron de inmortalizar el momento en el que sus pequeños salieron a escena.

Los alumnos de todos los cursos se convirtieron en auténticos murgueros. Interpretaron temas de los 80 con letra crítica, donde no se olvidaron de mencionar a sus profesores o lo poco que les gusta estudiar Matemáticas. Caracterizados como Michael Jackson, las Tortugas Ninja, los protagonistas de Grease o el grupo Parchís se metieron en el papel y deleitaron a todos con sus creaciones.

Antes de que diera comienzo la cabalgata en el exterior del centro, como sorpresa para todos, la dirección anunció la llegada de Chinchosos, que interpretaron su conocido pasacalles y su despedida. Sirvió de antesala para lanzarse a la calle a mostrar sus disfraces.

Nervios

Lucía Bolaños, tía de una de las estudiantes, bromeaba antes de que diera comienzo la fiesta con otros familiares sobre los nervios de los niños. "Entre que ahora saben que tienen unos días de vacaciones y que se disfrazan, están que no paran", aseguró. Pese a que los vecinos sufren el cierre de la calle y el ruido de los altavoces cuando el colegio organiza este tipo de actividades, también están encantados. Carmen Pérez es una residente en la zona y le parece "genial" que el barrio se mueva. "Para los niños es un día diferente, donde se lo pasan bien y disfrutan de una fiesta que es nuestra de siempre, no como las fiesta americanas que no sirven", valoró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine