La Cabalgata saca el vacilón a la calle

Unas 80.000 personas se agolpan en las aceras para disfrutar de esta serpiente multicolor, en la que participan más de 6.000 carnavaleros - El desfile comienza con agilidad pero se desperdiga a medida que avanza hacia la Marina

06.02.2016 | 15:42

Mascaritas, batucadas, murgas y comparsas salieron ayer a las calles de Santa Cruz para llenarlas de Carnaval. La expectación y las ganas de disfrutar de esta fiesta se dejaban notar en las personas que abarrotaban las aceras de las avenidas por las que discurrió ayer la Cabalgata Anunciadora del Carnaval. Unas 80.000 personas, según la organización, disfrutaron del desfile que, como en años anteriores, no pudo evitar desperdigarse a medida que avanzaba el recorrido.

Con apenas unos minutos de retraso se inició el desfile, que inauguró la Reina Infantil, Tania Martín, acompañada por la Afilarmónica Ni Fú- Ni Fá. Tras ella, salieron los grupos infantiles del Carnaval a los que acompañaron multitud de agrupaciones coreográficas, que según comentaron algunos espectadores hacían muy larga la espera para ver a las reinas y sus damas de honor.

"No debería sacarlos todos juntos, sino que fueran más repartidos", opinó María del Carmen González, quien acudió a ver el desfile con su hija, Claudia, de ocho años. "Ya desde el principio empiezan a pararse, en menos de tres horas no termina", aseguró Adela Gutiérrez, que disfrutó de la Cabalgata en primera fila.

Sin embargo, otros tenían tantas ganas de Carnaval que no pareció importarles. "Hay que aprender a disfrutar de este acto y aunque sean varias horas, son siempre de diversión", manifestó Tomás González, que disfrazado de Minnie Mouse estaba ya preparado para bailar toda la noche.

Y es que un desfile en el que participan algo más de 6.000 personas, 120 agrupaciones y 38 carrozas, siempre es difícil de controlar. Tanto que hasta la concejala de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz, Gladis de León, tuvo que ponerse a apremiar a los participantes para evitar que se formasen huecos entre los grupos. Pero a pesar de su empeño, no lo consiguió y ya cuando la Cabalgata bajaba por la calle Ramón y Cajal el desfile se había dispersado y había que esperar con algo de paciencia a que pasase la siguiente agrupación.

Aunque cientos de espontáneos, engalanados con disfraces que derrochaban ingenio y diversión, se encargaban de amenizar la espera interactuando con los espectadores. Hasta Michael Jackson con sus guardaespaldas se dejó caer por el desfile, en el que también estuvieron los Power Rangers, Bataman y varios personajes de Disney.

Nada impidió a quienes ayer quisieron divertirse en el primer día de fiesta en la calle salir a disfrutar. Los padres hacían el recorrido arrastrando carritos de bebé engalanados y hasta quienes no quisieron dejar a sus mascotas en casa, les enfundaron un disfraz e hicieron junto a ellas el recorrido.

Tras los grupos infantiles, les tocó el turno a los mayores, con su reina, María Cañadas al frente y detrás toda una comitiva, con sus damas y los grupos de la tercera edad.

A diferencia del año pasado, cuando la Reina del Carnaval salió en primer lugar en la Cabalgata, en esta edición hubo que esperar algo más para ver a Cecilia Navarro. ¡Guapa! le gritaban los chicharreros, que se habían acercado para admirar de cerca la fantasía de su Reina del Carnaval.

Desfiló también la fantasía Eva, pero lo hizo sin la primera dama, Flavia Martínez, que no pudo desfilar con el resto de sus compañeras al encontrarse enferma.

Intercaladas con las candidatas desfilaron las comparsas, agrupaciones musicales y murgas adultas. Cerraban un desfile que como cada año sacó el Carnaval a las calles de Santa Cruz , para que la ciudad no pare de bailar durante toda una semana de fiesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine