Cantina ilegal

El iluminador desiluminado

05.02.2016 | 11:41

Por fin sale la fiesta a la calle. Comienza el río de diversión y desenfreno que, cada viernes de Carnaval, explota en las inmediaciones del Parque La Granja y baja por Ramón y Cajal o El Pilar, cual río de lava que emana de ese enorme volcán en el que se convierte nuestra ciudad en estos días. A partir de esta noche mi cantina ya será un no parar ni para comer, cosa bien distinta a lo de anoche que, como suele pasar entre Gala y Cabalgata, la calma se adueñó de mi negocio.

Sobre las nueve, apareció mi amigo Paco El Chola. Impresionante era el cabreo que traía el hombre a cuenta de algo que vimos, o que más bien no vimos, en la Gala del miércoles. Y es que la mala iluminación que padeció el evento provocó que los números que se sucedían sobre las tablas no lucieran con todo su esplendor y, lo que es peor, tampoco permitió que se viera bien por la tele la obra de arte en forma de escenario que este año diseñó Carlos Sáenz. La verdad es que, viéndola a través de la pequeña pantalla, da la sensación que no hay decorado alguno y que los grupos y las candidatas desfilaban por un oscuro puntualmente acompañado por luces de discoteca. Me cuenta Paco El Chola, que tiene información privilegiada, que el hecho es imputable al fichaje de un iluminador peninsular para la Gala por parte de Enrique Camacho y a los continuos desencuentros entre el director y el ingeniero Luciano Delgado, responsable de que en años anteriores disfrutásemos de la Gala en todo su esplendor. Los clientes de mi cantina, a los que me sumo, no entendemos por qué se empeñan en arreglar lo que funciona perfectamente. Luciano lleva liderando la parte técnica de los eventos de Carnaval desde el Teatro Guimerá, a finales de los setenta, y si hay alguien que está sobradamente preparado para controlar la iluminación de una Gala, o de cualquier evento, ese es él.

Ya el alcalde ha dicho que Enrique Camacho repetirá el año que viene. Creo que se lo ha ganado, como también se ha ganado Luciano, con el paso de tantos años, que sigan contando con su exquisita profesionalidad y no que lo desplacen con cualquier iluminador desiluminado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine