Fantasía 'Vampiresa'

El Centro de Arte La Recova estrena una exposición que retrata la evolución de los trajes de las reinas del Carnaval

30.01.2016 | 17:22
Fantasía 'Vampiresa'
Fantasía 'Vampiresa'

De pesar apenas cinco kilos en 1982 han pasado a superar ahora los 250

La fantasía se llamaba Vampiresa y no tenía absolutamente nada que se pareciera al Carnaval. Un traje claro largo, un collar llamativo y un violín en la mano izquierda. Fue una de las primeras reinas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, concretamente la del año 1933. Su nombre: Onagra Lorenzo Díaz. Representaba al Círculo de Amistad XII. Aquellos trajes o los que se fueron sofisticando con el tiempo en las galas de elección de la Reina apenas pesaban hasta mitad de los años ochenta de uno a cinco kilos. Las fantasías actuales, usando como ejemplo la que ganó el año pasado, pesan más de 250.

Ese salto enorme se puede ver desde ayer en el chicharrero Centro de Arte La Recova en una exposición antológica sobre los 50 años ininterrumpidos (1965-2015) en los que se han celebrado galas de elección de reinas y damas de honor del Carnaval santacrucero. Hasta el próximo 10 de febrero, los visitantes podrán observar cómo entre la foto de Onegra Lorenzo, en blanco y negro, y el disfraz a tamaño real de la Reina del año pasado, Adtemexi Cruz, media un abismo.

María del Pino Martín, Reina del Carnaval en 1982, cree que los trajes han evolucionado por los lugares en los que se celebraban las galas. "El mío, que ganó en una gala que se celebró en el Teatro Guimerá, no pesaba más de cinco kilos. Pero unos años después, la gala pasó a la Plaza de Toros y luego a la Plaza de España. Ahora, el espacio es todavía mayor, con el Recinto Ferial. Y a más espacio, los diseñadores han podido hacer fantasías mucho más grandes y pesadas", asegura María del Pino, que representó aquellas fiestas a la Agrupación de Vecinos del barrio de El Cabo.

Pero no por ello esos trajes de antes de mitad de los ochenta dejan de tener menos calidad. Lo explica el diseñador de aquella Reina de 1982, un histórico del Carnaval de Santa Cruz, Luis Dávila. "El tocado de ese traje y los detalles son muy buenos. Llevan mucho esmero y trabajo", asegura. Con más de un centenar de premios a sus espaldas y diseños para candidatas, murgas y agrupaciones, Dávila cree que otro factor importante para el cambio llegó cuando se empezó a permitir el uso de las ruedas. Los espacios eran mucho mayores, las normas eran más permisivas y se podía cargar con aquella mole espectacular con las ruedas y estructuras añadidas. La muestra, organizada por la Asociación Sociocultural de Reinas, Damas y Candidatas del Carnaval (Reidacan), cuenta con la colaboración de los organismos autónomos de Cultura y Fiestas. En la inauguración de anoche, además del alcalde, José Manuel Bermú- dez, el edil de Cultura, José Carlos Acha, y la presidenta de Reidacan, Lucía Ramos, se reunieron reinas, candidatas, diseñadores y carnavaleros de todos los tiempos.

Bocetos y diseños únicos, fotografías, bisutería, brazaletes, tocados, trajes de reinas y otros elementos permitirán a los visitantes conocer en detalle el artesanal proceso de creación de estas fantasías, desde que la idea inicial de los diseñadores se plasma en dibujos, hasta que se materializa.

La muestra también permite comprobar la evolución del proceso creativo, ya que en los últimos años se ha incorporado el diseño por ordenador. Algunas piezas, como un collar y un sari, son de galas de elección de reinas de hace casi 40 años. También figuran los diseños de trajes realizados en los años 60 y principios de los 70 por la modista María Isabel Coello, así como de otros 15 diseñadores cuyas creaciones han sido premiados en las galas de elección.

La exposición, comisariada por la presidente de la asociación Reidacan, Lucía Luisa Ramos Vaquero, incluye una colección de muñecas barbies luciendo reproducciones en miniatura de todas las fantasías que han obtenido el título de reina desde el año 1979.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine