Carnaval 2016

Santa Cruz dispondrá de 130 baños portátiles durante el Carnaval

La dotación de aseos aumenta respecto a los instalados en 2015 y permitirá preservar los autolimpiables localizados en la Alameda y la plaza Weyler

27.01.2016 | 15:56

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife instalará un total de 130 baños portátiles durante el Carnaval con el fin de contribuir a mantener la ciudad en las mejores condiciones posibles durante la celebración de la fiesta más popular de la ciudad. Estos dispositivos, que irán equipados con productos desodorizantes y biodegradables, cuentan con una capacidad de 300 litros y serán instalados en las zonas en las que, tradicionalmente, se produce una mayor concentración de gente.

La capital contará, de esta manera, con 10 unidades más de las que se instalaron en 2015. La principal novedad respecto a otros años es que la zona en la que su ubican las atracciones de feria contarán, por vez primera, con varias unidades de baños portátiles gracias a la mejora ofertada por la empresa adjudicataria de este servicio. Además, 20 de las 130 cabinas que se distribuirán por Santa Cruz están adaptadas para su uso por personas con movilidad reducida.

Este incremento de medios permitirá preservar los nuevos aseos públicos autolimpiables instalados en la Alameda y la plaza del Príncipe, que permanecerán cerrados en estas fechas. El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, explica que "con esta decisión se quiere proteger la integridad de estos módulos y garantizar su correcto mantenimiento en fechas que corren serio riesgo de sufrir actos vandálicos o usos inadecuados".

Ambos aseos públicos quedarán cerrados para su uso al público a partir de las 14:00 horas del viernes 5 de febrero. El servicio se reanudará nuevamente, en ambas instalaciones, el lunes 15 de febrero.

Rendimiento

El aseo público autolimpiable de la alameda del Duque de Santa Elena entró en servicio el pasado 14 de septiembre y ha sido utilizado, hasta la fecha, por 15.414 usuarios. El de Weyler, mientras tanto, comenzó a funcionar el 13 de octubre y ha tenido 8.850 usuarios.

"Estamos muy satisfechos con los datos que hemos obtenido durante estos primeros meses y también con la acogida que tienen este tipo de instalaciones. Incluso hemos detectado colas de turistas en algunos días de mucha afluencia de cruceros", manifestó Arteaga.

"La medida de cerrarlos en Carnaval garantiza la optimización de la inversión realizada por el Ayuntamiento para su puesta en marcha y posibilitará que se siga haciendo un uso adecuado de los mismos y, por tanto, podrán seguir siendo un servicio gratuito", dijo el concejal.

Construidos sobre una cabina monobloque y accesible para personas con movilidad reducida, la principal característica de estos aseos es que incluyen, después de cada uso, un proceso automático de limpieza del inodoro, suelo y lavabo para asegurar una correcta higiene a los usuarios. Estos aseos están dotados, además, de inodoro, lavabo, papelera, perchas, espejo y dispensador de papel, todo ello integrado en la propia cabina. Cuentan, asimismo, con pulsadores de emergencia, sensores de presencia, un limitador de tiempo de uso máximo de 15 minutos por usuario y un reloj limitador que puede fijar el sistema de uso de la cabina cerrándolo a partir de la hora programada.

La zona interior ha sido adaptada para su uso por personas de ambos sexos y ha sido diseñada para evitar que los diversos elementos puedan ser desmontados desde la cabina. Cuenta con un inodoro autolimpiable abatible, realizado en acero inoxidable. El ciclo de limpieza del mismo se activa después de cada uso, siguiendo un proceso de enjuagado mediante agua, desinfectado y secado de la tapa. El agua utilizada ha sido tratada previamente con productos anti bacterianos y anti calcáreos. Posee brazos de apoyo en acero inoxidable, también abatibles, que facilitan el uso del inodoro por personas con discapacidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine