Una final moderna, ágil y dinámica

Lleno en el Recinto Ferial con 6.000 espectadores que disfrutaron de una noche frenética y sin pausa

26.01.2016 | 10:08
Público en la final de murgas del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2016

Un espectáculo de primer nivel. La final de murgas de Santa Cruz se ha convertido en un acontecimiento de magnitud inigualable, que llena el Recinto y agota las entradas en cuestión de minutos. Ayer fue extraordinario el esfuerzo de Enrique Camacho y los presentadores para conseguir una gala dinámica, ágil, divertida... y sin tregua.

Eran las ocho y media cuando con puntualidad helvética dio la bienvenida a los espectadores un sonriente Alexis Hernández, subido a una enorme tarima desde la que saludó a los presentes. Solo unos segundos después aparecía la banda Ni un Pelo de Tonto para cantar la canción oficial del Carnaval. Sus componentes lo hicieron también elevados varios metros sobre el suelo. No había margen para la pausa y su vocalista fue quien dio paso a la Fufa. El resto fue trabajo de las murgas... y de las aficiones. Esperando a exprimir la experiencia al máximo, dieron un auténtico espectáculo en el graderío. Valga solo un dato para confirmar la altísima temperatura del Recinto Ferial chicharrero. De los 6.000 espectadores, cuenta Protección Civil que 3.000 habían accedido hora y media antes de que la final arrancara.

Es el mayor espectáculo murguero del mundo. Un éxtasis para sus seguidores. Un momento casi religioso para sus protagonistas. Y ya un clásico de los eneros (o febreros) de todos los chicharreros.

Alexis y Laura, un dueto que funciona.
Enrique Camacho, también director de la Gala de Elección de la Reina, estuvo un año más al frente de las operaciones en la final de murgas adultas. Optó por un formato similar al del año pasado. Y como lo que funciona no se toca, repitieron como presentadores Alexis Hernández y Laura Afonso. El primero de ellos ejerció como maestro de ceremonias ante un público entregado. Hasta 6.000 espectadores se congregaron en el Recinto Ferial. Los más madrugadores ya estaban en las puertas, acampados, desde que acabó la fase del martes. Una vez más, hubo locura y delirio ante uno de los días más esperados del Carnaval tinerfeño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine