Carnaval 2016

Unas fases con muchos suspensos

El nuevo sistema de puntuación deja unas eliminatorias con unas notas bastante bajas

26.01.2016 | 10:08
Vista general del jurado encargado de fallar los premios de interpretación y presentación.

O no hay nivel o el jurado es muy exigente. Eso es lo que se desprende de las puntuaciones que el jurado de interpretación dio a las murgas adultas de Santa Cruz en las tres eliminatorias celebradas entre el lunes y el miércoles. Y es que más allá de que solo Bambones (8,21) y Diablos Locos (8,000) hayan superado los ocho puntos de nota media –cuando en otros carnavales los primeros suelen pasar rondando o incluso superando el 9–, una gran parte de las murgas –en concreto 10 de las 21 participantes– no alcanzaron siquiera el cinco. Un suspenso que quizá debe llamar a la reflexión, pero que a la vez cuenta con una escasa argumentación al suprimirse, con las nuevas bases, las división en los diferentres apartados evaluados (crítica, humor, voces, inteligibilidad e intencionalidad) para solo dar a conocer una nota final.

?La ventaja de Ni Pico. Dentro de estas notas globales, donde la tercera mejor puntuación se la llevaron Zeta Zetas, llama la atención el empate en la cuarta plaza entre Mamelucos y La Traviata. Algo más abajo también es significativo la calificación de Ni Pico Ni Corto. Y es que dentro de una quiniela muy abierta los de El Toscal se hicieron con la última de las plazas en juego con un punto de diferencia respecto a Triquikonas, octavas en la nota final y que se quedan fuera de la final por primera vez en cinco años. Como comparación, la diferencia existente entre estas dos murgas es mayor que la que separa a la sexta Triqui Traques (7,39) de la primera Bambones (8,21), apenas 82 centésimas.

El puesto de Klandestinas. Choca igualmente la clasificación de otras murgas que dejaron un buen sabor de boca. En especial Klandestinas, para algunos dentro de las aspirantes a pasar y que se tuvieron que conformar con el puesto 18 con un pobre 4,03 cuando sus letras fueron de las más completas al menos de la tercera fase. E incluso Burlonas, decimosextas pese a una más que aceptable actuación el miércoles. Son solo dos ejemplos de un mal año para las chicas, puesto que Tras con Tras solo fueron decimoséptimas, Marchilongas decimonovenas y Ni Muchas Ni Pocas concluyeron con la penúltima nota de 21. La cuchara de madera fue para Chinchosos, que tras su descalificación del año pasado (al superar el tiempo permitido) repiten en lo más abajo de la clasificación.

Ningún diez. Pero más allá de las notas globales, las fases han dejado unas puntuaciones significativas por parte de algunos de los miembros del jurado. En primer lugar, ninguno de los nueve calificadores se atrevió a dar un diez a alguna de las 21 murgas en concurso. Solo Bambones y Diablos Locos se llevaron un 9,5 por parte del mismo juez calificador. Traviata, Mamelucos y Zeta Zetas descartaron, como mejor nota, un nueve. Entre los más generosos, uno de estos nueve miembros del jurado no suspendió ni a un solo grupo, pero lo hizo con una paridad enorme: sin un decimal y 11 murgas calificadas con un seis.

Bambones, con un 4,75. Ya mirando hacia una vertiente más exigente también hubo jurados que pusieron el listón muy alto. Así, uno de ellos cateó a 15 de las 21 murgas, siendo Bambones, con un 4,75, uno de sus damnificados. Con esa persona tampoco hubieran pasado el corte Triqui Traques (4), y otras como Burlonas y Triquikonas, con la misma nota que los de La Noria, así como Klandestinas, que se quedaron en un tres.

Por último, también los hubo extremistas. Y es que aquel integrante del jurado encargado de repartir las dos notas más altas de las tres noches (ese 9,5 para Diablos y Bambones) también fue capaz de cargarse a 12 de las otras 19 murgas. Viendo estas notas podemos esperar cualquier cosa para esta noche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine