Carnaval 2016

Aumenta el número de chiringuitos que se instalarán para la fiesta en la calle

La ciudad tendrá 54 quioscos, siete más que en 2014

13.01.2016 | 20:37

El Carnaval de Santa Cruz ha recuperado parte de la tensión y del interés que solía despertar la subasta de los chiringuitos que se instalan en la calle para la fiesta. Tras varios años de desmotivación por parte de los quiosqueros, ayer participaron en la puja más de un centenar de personas para luchar por uno de los puestos de comida y bebidas del Carnaval. Y aunque aún siguen quedando quioscos desiertos, en esta ocasión sí ha aumentado el número de chiringuitos que se colocarán en la calle y la recaudación por parte del Ayuntamiento en comparación con años anteriores. En total, el Carnaval tendrá en esta edición 54 puestos de los 85 previstos, siete más que en 2015.

La subasta tuvo lugar ayer por la mañana en el salón de actos de Cajasiete, en la que el Organismo Autónomo de Fiestas ofreció 67 chiringuitos, de los que se adjudicaron más de la mitad, en concreto, 36. A estos se suman 18 que el Ayuntamiento ha reservado para empresas colaboradoras mediante convenios de patrocinio. Quedaron desiertos en la subasta 31 quioscos. Dos de estos, ubicados en concreto en la Avenida Marítima y destinados a la venta de perritos calientes y hamburguesas, fueron adjudicados en un principio aunque después nadie realizó el pago correspondiente.

El Ayuntamiento logró recaudar 131.916 euros, 13.400 euros más que en la subasta que se celebró el año pasado y 20.000 euros más que en 2014, aunque la cifra que se alcanzó ayer está todavía muy alejada de las previsiones establecidas por el Organismo Autónomo de Fiestas, que en esta ocasión ascendían a más de 236.000 euros. Aún así, hubo chiringuitos por los que prácticamente se dobló el precio de salida, como ocurrió con el mesón situado junto a la fuente de la Plaza de la Candelaria, por el que pujaron dos empresarios. El ganador tuvo que pagar 29.894 euros en lugar de los 17.584 euros que pedía Fiestas.

Este es un mesón que durante más de 30 años fue gestionado por Miguel Pegalajar, un ciudadano de Jaén que cada Carnaval viajaba con su padre hasta Santa Cruz de Tenerife para trabajar en la fiesta. En la edición pasada no puedo venir a la Isla por motivos de salud y otro empresario pujó por dicho chiringuito. Ayer, Miguel, de 73 años, sí estaba allí pero decidió retirarse al elevarse tanto el precio. "Por solo faltar un año me han quitado mi mesón. Antes nadie pujaba por él, pero ahora lo he perdido, pues no puedo pagar más de 20.000 euros. Y también he perdido el viaje hasta aquí", contó resignado.

También se dobló el precio de salida por un carrito de perritos calientes ubicado en la Avenida Marítima, pasando de 729 a 1.458 euros, y por una máquina de papas situada en la calle Valentín Sanz, pasando de 729 a 1.604 euros. En el caso de 12 de los 36 puestos adjudicados ayer fueron varias las ofertas que se presentaron, llegando incluso a producirse momentos de bastante tensión entre los quiosqueros participantes, algo que no ocurría desde hace varios años.

Los chiringuitos podrán abrir sus puertas el 5 de febrero, a las ocho de la noche, y deberán cerrarlas el día 14. Antes de este viernes, los quiosqueros tendrán que presentar toda la documentación administrativa que exige Fiestas y toda aquella relacionada con las medidas de seguridad. Los altavoces y bafles instalados en los puestos solo podrán emitir música cuyo nivel de sonido no exceda de los 100 dBA. Los dos sábados y el lunes del Carnaval en la calle podrán estar abiertos hasta las seis de la mañana; los dos viernes deberán cerrar a las cinco de la madrugada; el miércoles del Entierro de la Sardina, a las tres de la mañana; el primer domingo y el martes, a las dos; y el jueves y el último domingo de la fiesta, a las doce.

Ubicación

En cuanto a la ubicación de los chiringuitos del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, las zonas que más interés despertaron ayer en la subasta entre los empresarios fueron la calle Valentín Sanz, Castillo, la Plaza del Chicharro, la Plaza del Príncipe y la Plaza de España. La mayoría de los quioscos que quedaron desiertos corresponden a las zonas de la Avenida de Anaga, la Avenida Marítima, la Plaza de Europa y la calle de La Marina.

Valentín Sanz. Se adjudicaron los tres quioscos de esta zona, que son una churrería (13.603 euros), un puesto de artículos del Carnaval (620 euros) y una máquina de papas (1604 euros).

Plaza del Chicharro. Se adjudicaron los cuatro chiringuitos de esta zona: un puesto de turrones y dulces (656 euros); un puesto de artículos del Carnaval (620 euros); una mesa de confituras (656 euros), y un carrito de perritos (1.021 euros).

Plaza del Príncipe. De las ocho casetas previstas para la Plaza del Príncipe se adjudicaron seis: cinco autobares de perritos y hamburguesas (dos por 4.196 euros y el resto por 5.036 euros), y una cervecería (5.291 euros). Quedaron desiertas otras dos cervecerías.
Avenida de Anaga. Las ocho casetas quedan desiertas.

La Marina. De los cinco puestos de La Marina se adjudicaron dos: un carrito de perros calientes (875 euros) y un puesto de dulces y derivados (656 euros). Quedan desiertos un autobar y dos cervecerías. También queda desierto el mesón de la Alameda.
Plaza de España. Se adjudicaron ocho de 14: un mesón (17.584 euros); una cervecería (4.380 euros); dos máquinas de papas (729 euros); un autobar (3.284 euros), y tres mesas de confituras (656 euros). Quedaron desiertos dos cervecerías; dos autobares; una mesa de creps y un puesto de turrones.

Avenida Marítima. De los 12 quioscos subastados, se adjudicaron cinco: un puesto de algodón de azúcar y palomitas (656 euros); un puesto frutos secos y dulces (656 euros); una máquina de papas (729 euros); un autobar (3.102 euros); y un carrito de perros calientes (1.458 euros). Quedaron desiertos siete: cuatro autobares; dos máquina de papas y el puesto de cócteles tropicales. La churrería de la Plaza de Europa también quedó desierta.

General Gutiérrez. De los dos quioscos de esta zona de turrones, solo se adjudicó uno (656 euros).

Plaza de la Candelaria. Se adjudicaron los tres chiringuitos: dos cervecerías (5.473 y 5.930 euros) y un mesón por 29.894 euros.
Calle Castillo. Se adjudicaron cuatro de los cinco quioscos de esta zona: dos puestos de turrones (1.444 y 787 euros), uno de artículos del Carnaval (930 euros), y y una cervecería (3.284 euros). Queda desierta otra cervecería.

Calle San José. Queda desierta la única cervecería que se subastó.

Reservados. Los chiringuitos reservados por el Ayuntamiento para empresas patrocinadoras, y que por lo tanto no se sacaron ayer a subasta, son cuatro cervecerías en la calle San José; un autobar de perritos y hamburguesas en la Plaza del Príncipe; un mesón en la Plaza del Príncipe; una cervecería en la Plaza del Príncipe; tres cervecerías en la Plaza San Francisco; tres autobares en la calle Robayna, y cinco cervecerías en la Avenida de Anaga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine