Carnaval

Toda una vida como bambón

'Suspi' siempre estuvo vinculado a los festejos de la capital - Entre sus logros para difundir la fiesta destaca la creación de Radio Carnaval

13.11.2015 | 12:00

Mi vida es ser un bambón. Esta puede ser una de las frases que mejor definían a Luis Hormiga, conocido como Suspi, que falleció ayer a los 52 años. Entró en Bambones en 1986, al terminar el servicio militar, después de pasar por las murgas laguneras Malaslenguas, Los Zipi-Zape y Desbarajuste. En Bambones siempre ha formado parte de la directiva y ha estado al frente de muchas de las decisiones del grupo, porque como afirma su director, Primi Rodríguez, Suspi estaba metido en todas las cuestiones relacionadas con la murga, desde los disfraces, los decorados que suben al escenario, los CD... "Bambones viajó a Cádiz gracias a que él lo consiguió", recuerda el director.

Hace unos dos años, Suspi dejó de salir al escenario con la murga. Sin embargo, seguía vinculado a Bambones como antes, trabajando y llevando la voz cantante en cuanto al marketing se refiere, ya que siempre estaba diseñando cosas que poder tener de recuerdo. Además, era un gran coleccionista de todo lo que tiene que ver con la historia del Carnaval.

Suspi nació en San Benito y como buen amante de La Laguna, sus veranos los pasaba en La Punta. Al casarse, el murguero se fue a vivir al Cardonal, donde tiene su sede la murga. Tal era su pasión por la fiesta chicharrera que siempre estaba involucrado en proyectos para promover y dar a conocer el Carnaval. El último proyecto que vio la luz lo hizo hace apenas tres semanas: Radio Carnaval. Sin embargo, uno de los más especiales, y en el que más se involucró, fue que los Carnavales de Cádiz y Santa Cruz se hermanasen, algo en lo que sus compañeros continuarán trabajando. Mientras ese día llega, Suspi seguirá disfrutando de la fiesta y de su murga desde el cielo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine