17 de mayo de 2018
17.05.2018

Santiago Negrín dimite como presidente de la RTVC

Alega "motivos personales" para renunciar al cargo

18.05.2018 | 15:55
Santiago Negrín.

El presidente del Consejo Rector de la Radiotelevisión Canaria (RTVC), Santiago Negrín, ha formalizado este jueves su renuncia al cargo en el ente autonómico.

Santiago Negrín, que también venía ejerciendo los cargos de administrador único de las dos sociedades mercantiles que dependen de la RTVC, Televisión Pública de Canarias y Radio Pública de Canarias, alega "motivos personales" para abandonar el cargo.

La decisión se produce después de que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Santa Cruz de Tenerife dictara el lunes un auto en el que, además de aceptar el desestimiento de Videoreport Canarias de su recurso contra el proceso negociado sin publicidad de los servicios informativos de la Televisión Canaria, deja claro que Negrín, no ya como presidente del Consejo Rector del ente RTVC sino como administrador único de la mercantil TVPC, S.A, no es competente ni para aprobar los pliegos del concurso público declarado desierto en marzo, ni para abrir el negociado abierto en el que Videoreport logró la oferta más ventajosa, ni para firmar su adjucación. El juez Francisco Eugenio Úbeda Tarajano entiende que todas esas potestades residen en el Consejo Rector en su integridad.

El auto contradice informes al respecto de los servicios jurídicos del Gobierno de Canarias y del abogado del Estado Martín Orozco. Este expresa especificamente que, según la ley de la Radio y Televisión Públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias -aprobada a finales de 2014 para reforzar el control del ente por el Parlamento- "en los contratos de la mercantiles TVPC y RPC el órgano de contratación reside en la figura del administrador único". Orozco, a quien el juez aduce e su auto, ha asumido durante años, y hasta su sustitución por Carlos Cabrera, también abogado del Estado, la asesoría jurídica externa de la Televisión Púbica por cuanto esta carece de servicios jurídicos de plantilla. Cabrera coincide en otro informe con su colega de profesión.

Unos y otros dictámenes los echa por tierra ahora el juez y da pie a la dimisión de Negrín, por otra parte adelantada en dos ocasiones sino obtenía respaldo legal: el 11 de abril cuando manifestó durante la apertura de sobres de las ofertas presentadas al negociado por las productoras Videoreport Canarias (empresa participada por la editora de Canarias 7, Inforcasa), Liquid Media (del grupo Mediapro) y Nuntium TV (participada por el grupo Prisa y Prensa Ibérica, editora de LA PROVINCIA y LA OPINIÓN DE TENERIFE) que la continuación de procedimiento se afectuaba ad cautelam y hasta que judicialmente se le confirmara como el órgano competente para su resolución; y el 2 de mayo cuando, ante las dudas manifestadas por el magistrado del Contencioso-Administrativo en una vista con Videoreport que reclamaba la suspensión de negociado y los representantes de la TVC se le advierte sobre posibles implicaciones penales si daba continuidad al procedimiento, decide solicitar un último informe aclaratorio.

No ha hecho falta esperar. Negrín dimite y la incertidumbre se cierne sobre TVC. Se va sin firmar el nuevo contrato; el 30 de junio el actual, precisamente en manos de Videoreport, legalmente es imposible su prórroga. Sin un adjudicatario no hay informativos, pero tampoco todos los complementarios que se le añade al servicios: medios técnicos (cámaras, controles de realización) platós u oficinas propias. Amén de que los 214 trabajadores de la productoras, susceptibles hasta ahora de subrogación, ven peligrar sus empleos. Y sin continuidad, también dependiente hasta ahora de Videoreport, tampoco podrá emitirse el resto de la programación, por lo que debates, deportes, eventos musicales o galas de humor se verán abocadas a sus suspensión. Son cerca de 700 familias las que están afectadas.

El contrato con Videoreport ha tenido una duración de 10 años, los ocho del contrato principal y dos más de la prórroga que se permitía otorgar. Además, la prórroga se adoptó dos años antes de que caducara el plazo y en un solo acto y no año a año, como se establece en el pliego de adjudicación.

En su escrito de renuncia, dirigido a la presidenta del Parlamento autonómico, Carolina Darias, Negrín asegura que la suya "no es una decisión fácil", si bien agrega que le ha resultado "totalmente imposible" continuar en el desempeño de sus funciones.

El ya expresidente del Consejo Rector de la RTVC no duda en atribuir a la ley que rige el funcionamiento del ente la "inestabilidad" en que se ha desarrollado su mandato, de modo que en última instancia achaca a la propia Cámara el caos en que lleva instalado el Consejo Rector desde finales de 2015, hace más de dos años, cuando dimitieron dos de sus miembros sin que aún hoy haya sido posible efectuar su relevo.

"A nadie se le esconde ya que las deficiencias y dificultades interpretativas de la Ley 13/2014 han sumido a RTVC en una situación de inestabilidad que ha complicado sobremanera la gestión hasta hacerla prácticamente imposible", destaca Negrín en su escrito. Una ley con la que el Legislativo canario pretendía despojar de carga política al órgano ejecutivo del ente, cuyo nombramiento pasó de manos del Ejecutivo a las de la Cámara, y que, sin embargo, ha resultado un fiasco según reconocen al unísono todos los grupos parlamentarios, una circunstancia que Negrín aprovecha para resaltar. "Una ley en la que no quedan claras las funciones de sus órganos ha creado un clima irrespirable que paraliza cualquier acción que se quiera afrontar", apunta el periodista, que añade: "Como bien sabe, una amplia mayoría del Parlamento ha admitido que la ley necesita una urgente reforma y confío en que esta llegue lo antes posible.

Al hecho de que el Consejo Rector lleve funcionando en precario desde finales de 2015, amén de con abiertas y públicas discrepancias entre sus miembros, y a la insuficiencia de la actual normativa se suma también la inexistencia aún hoy del Mandato Marco del ente, que es el documento que deberá fijar el camino a seguir por la RTVC, su particular hoja de ruta. El documento incluso se despachó en la Comisión de Control de la Radiotelevisión Canaria, pero, sin embargo, todavía el pleno tiene su aprobación entre los asuntos pendientes, algo que Negrín también reprocha subrepticiamente en su escrito.

Una batalla "encarnizada"

Negrín lamenta en la misiva remitida a Darias la falta del diálogo que habría permitido la renovación del Consejo Rector e incluso califica de "vergüenza" el "maltrato" a las dos profesionales, Marta Cantero, propuesta por Coalición Canaria, y Carmen Zamora, por el PSOE, que fueron postuladas para completar las vacantes existentes desde 2015. Dos profesionales, dice Negrín, "ajenas al permanente estado de conflicto en el que se ha sumido a la RTVC", una RTVC, continúa, "víctima de una batalla política encarnizada en la que nadie se ha parado a pensar en las consecuencias que esta tendría para sus empleados ni para el servicio público".

El periodista se queja, además, del trato recibido en su propia persona y asegura haber sufrido "todo tipo de presiones, se me ha descalificado con una crudeza que excedía el ámbito de la gestión pública", hasta el punto de haber llegado "al final de mis fuerzas", continúa, y de verse afectada su salud. "Ya no creo ser capaz de seguir adelante", asevera.

El auto judicial, la puntilla

Finalmente, el mismo Negrín reconoce que ha sido el susodicho auto del Juzgado número 1 de lo Contencioso-Administrativo de Santa Cruz de Tenerife el que le ha dado el último empujón para decidirse a dimitir, e insiste en que se le ha acusado, "incluso en sede parlamentaria", de favorecer determinados intereses privados. "Quienes se erigieron en garantes de la legalidad frente a la convocatoria, pliegos y competencia del órgano de contratación han decidido cambiar sus planteamientos a tenor de lo sucedido en esta licitación", concluye Negrín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine