10 de abril de 2018
10.04.2018

Marruecos avisa que responderá "con firmeza" a los desafíos del Polisario

La asamblea de notables del Sahara conforma un "frente común" en defensa de la marroquinidad de los antiguos terrritorios españoles

09.04.2018 | 23:55

Los líderes de los partidos políticos, los parlamentarios, altos cargos, notables y jefes de tribus saharauis mostraron ayer en El Aaiún su posición unánime y firme ante lo que llaman "provocaciones" del Frente Polisario en la zona de distensión entre los territorios del Sáhara Occidental.

Marruecos acusa desde hace varias semanas a la fuerza independentista de llevar a cabo incursiones en la zona de Guergarat en el extremo sur y este del territorio, en lo que supone una clara violación de un acuerdo militar que establece una zona tapón. Ello a pesar de que el Polisario niega toda incursión y la misión de la ONU en el Sáhara Occidental (Minurso) asegura no haber "observado ningún movimiento".

Rabat sostiene que el Polisario tratar de cambiar el estatus de los territorios situados "al este del dispositivo de defensa" (como en Bir Lahlu y Tifariti) con el argumento de que están "bajo responsabilidad exclusiva de la Minurso" y que son zonas libres de cualquier movimiento militar desde la proclamación del alto el fuego entre las dos partes en 1991.

La asamblea extraordinaria de notables de ayer derivó la Declaración de El Aaiún en la que alertan a las Naciones Unidas (ONU) y advierten de que "no van a tolerar las acciones [del Polisario]". Exhortaron a la Minurso (Misión de la ONU en el Sáhara Occidental) a "tomar medidas firmes, rigurosas y disuasorias para obligar al Polisario a retirarse" tras el muro de arena construido por el Ejército marroquí para separar a los combatientes de uno y otro lado.

Ante más de 130 periodistas nacionales e internacionales en una sala con fotos que conmemoran la Marcha Verde (1975) y con lemas patrióticos, los asistentes se manifestaron parte un "frente político común" para defender la marroquinidad del Sáhara. La declaración denuncia el traslado de elementos civiles y militares desde los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia, a la zona de distensión, lo que consideran una violación del acuerdo de alto el fuego de 1991.

El contencioso de Guergarat se gestó en agosto de 2016, cuando Marruecos inició unas obras de remodelación y asfaltado de una carretera que lleva al principal puesto fronterizo con Mauritania. En ese momento tanto Rabat como los saharauis enviaron fuerzas armadas a la zona y la ONU tuvo que intervenir para evitar una escalada. Rabat considera la zona entre el puesto y la frontera como 'tierra de nadie', mientras que para el Polisario es territorio propio.

El primer ministro marroquí, Saadeddine el Othmani, advirtió ayer que Marruecos responderá "con toda la fuerza y firmeza" a una posible presencia del Frente Polisario en la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine