05 de abril de 2018
05.04.2018

La juez Rosell pide 13 años de cárcel para el magistrado Salvador Alba

El pasado 22 de febrero, el TSJC procesó al juez Alba por cuatro presuntos delitos de prevaricación, cohecho, falsedad y revelación de secretos

05.04.2018 | 13:20
Salvador Alba.

La juez Victoria Rosell ha solicitado trece años y medio de cárcel y 41 de inhabilitación para el magistrado de la Audiencia de Las Palmas Salvador Alba, en el procedimiento penal que deberá determinar si su colega manipuló la declaración de un imputado en una causa que ella había instruido y falseó un informe para el Tribunal Supremo con la intención de perjudicarla.

El pasado 22 de febrero, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias procesó al juez Alba por cuatro presuntos delitos de prevaricación, cohecho, falsedad y revelación de secretos relacionados con el periodo en el que se ocupó del Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria en sustitución de Victoria Rosell, que acababa de ser elegida diputada en el Congreso por Podemos.

Alba está acusado en este caso de haber orientado la declaración de un imputado en una causa penal por fraude fiscal y a la Seguridad Social iniciada por Rosell, el empresario Miguel Ángel Ramírez, con la supuesta finalidad de perjudicar a su colega, de forma que se hiciera ver que había retrasado su tramitación movida por intereses personales (las relaciones profesionales de su pareja con Ramírez).

Todo ello ocurrió en un momento (marzo de 2016) en el que Tribunal Supremo tenía sobre la mesa una querella del entonces ministro José Manuel Soria contra Rosell por esa supuesta mala conducta profesional como juez, que se admitió a trámite con base en los informes que había remitido Salvador Alba.

Aunque el caso contra Rosell acabó archivándose, la decisión del Supremo de aceptar la querella de Soria llevó a la juez a renunciar a presentarse de nuevo como candidata al Congreso por Podemos por la provincia de Las Palmas y a poner fin a su carrera política.

Sin embargo, el asunto dio un giro poco después, cuando el empresario Ramírez entregó a la Justicia una grabación de una conversación que había mantenido con el juez Alba antes de que este lo interrogara, en la que este supuestamente le daba instrucciones de lo que tenía que manifestar para perjudicar a Rosell, a cambio de hipotéticos beneficios procesales para él.

La magistrada del TSJC que ha instruido el caso, Margarita Varona, considera que existen indicios de que el juez Alba buscó "perjudicar" a Rosell, preparando una declaración de Ramírez con pleno conocimiento de la "transcendencia" que podía tener para que el Supremo admitiera la querella del entonces ministro Soria.

La juez Varona también estima que Salvador Alba facilitó al Supremo "hechos inciertos" sobre el desempeño como magistrada de Rosell en la causa de fraude fiscal contra Ramírez, por medio de informes en los que se le atribuía en falso no haber tomado decisiones procesales que sí adoptó y, en cambio, se silenciaban los pasos que la juez había dado para que esa instrucción avanzara.

Según adelanta el diario digital Canariasahora.com, dirigido por Carlos Sosa, pareja de Victoria Rosell y personado como ella como acusación en la causa, la exdiputada de Podemos pide que se juzgue y condene a Salvador Alba por los mismos cuatro delitos apreciados a título de indicios por la instructora: prevaricación, cohecho, falsedad y revelación de secretos.

Y sugiere que si no se encuentra a Alba culpable de prevaricación, al menos se le declare autor de un delito de negociaciones prohibidas a funcionarios.

Rosell pide, además, que el TSJC imponga a Alba una multa de 118.800 euros y le obligue a pagarle una indemnización de 80.000 euros en concepto de daños morales.

Podemos también ha solicitado personarse en la causa como acción popular e imputa seis delitos a Salvador Alba: los cuatro apreciados por la instructora, más negociaciones prohibidas a funcionarios y delito electoral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine