11 de enero de 2018
11.01.2018
El Archipiélago en Europa Presidencia canaria de las regiones ultraperiféricas

Canarias se juega 3.800 millones en el nuevo reparto de los fondos europeos

Clavijo alerta sobre el riesgo de perder el actual estatus en la UE, lo que pondría en peligro "el futuro de nuestros hijos y nietos"

11.01.2018 | 23:54
Fernando Clavijo, presidente del Gobierno de Canarias

Posei para la caña de azúcar

  • El Grupo Parlamentario Socialista quiere que la caña de azúcar se incluya entre los cultivos poyados por el programa europeo Posei. Ideada por la diputada María Victoria Hernández, los socialistas llevan al pleno de Parlamento una proposición no de ley en la que recuerdan que ya en 2014 el Cabildo de La Palma reclamó al Ejecutivo canario que realizara los trámites necesarios para ello. Existen, señala una nota de prensa, "razones históricas ( llegó con los conquistadores y fue el primer cultivo de explotación intensivo para la exportación), productivas y culturales que justifican un apoyo económico al agricultor para que no abandone esa actividad que, a su vez, redunda en el mantenimiento de una industrial ancestral como la elaboración artesana del ron". En 2013 este cultivo en La Palma y en Gran Canaria apenas alcanzaba las 4,3 hectáreas.

La Comunidad Autónoma se juega la friolera de 3.800 millones de euros, alrededor de la mitad de su presupuesto anual, en las negociaciones de las que saldrá el marco financiero de la Unión Europea (UE) para el período 2020-2027. Ese es el montante de fondos comunitarios del que se habrá beneficiado el Archipiélago cuando finalice 2020, una suma correspondiente a los ejercicios de 2014 a 2020 y que en absoluto está garantizada para el próximo septenio. "Nos estamos jugando eso", subrayó el presidente del Gobierno regional, Fernando Clavijo.

Las macronegociaciones que desembocarán en el reparto del presupuesto comunitario se antojan extraordinariamente complicadas por las amenazas que acechan al Viejo Continente. De entrada por el brexit, la salida del Reino Unido de la UE, que dejará un agujero de entre 12.000 y 15.000 millones en los ingresos. Pero no solo por el brexit. Ahí están también la necesidad de destinar fondos para una nueva política de inmigración y una "crisis de identidad" europea, en palabras de Clavijo, que amenaza "desechar todo aquello que sea distinto". En definitiva, un "severo riesgo" para el actual tratamiento que Bruselas dispensa a las regiones ultraperiféricas (RUP) y a las Islas, que se benefician de los fondos supraestatales con el plan Posei para el sector primario –268 millones de euros cada año–, con los recursos del Feder y con el resto de fondos estructurales y de cohesión.

El jefe del Ejecutivo autonómico, actual presidente de turno de las RUP, aprovechó así un encuentro con empresarios, sindicatos y demás agentes sociales celebrado en Santa Cruz de Tenerife para hacer un llamamiento a la colaboración de todos en la defensa del actual estatus. De hecho, el principal objetivo de Canarias y de las restantes ocho RUP de Francia y Portugal ya no es tanto recibir más fondos comunitarios como que no se pierda buena parte de las actuales partidas. Un riesgo, el de "retroceder", ante el cual es necesario recordar a Bruselas que el Archipiélago y las RUP siguen estando lejos de la Europa continental y que, por tanto, requieren un tratamiento singular, también en lo económico.

Canarias, con diferencia la más poblada de las regiones ultraperiféricas, es además la encargada de timonear las conversaciones con Bruselas en nombre de las RUP. Unas conversaciones en las que Clavijo y su gabinete defenderán los postulados del Memorándum de las RUP, que se aprobó en marzo del año pasado y cuyos contenidos se plasmaron después en la Comunicación de la Estrategia para las RUP de la Comisión Europea (CE), fechada el último octubre. En la Comunicación figuran objetivos clave para las RUP y Canarias, de los que Clavijo se detuvo especialmente en dos: la necesidad de que la UE module sus políticas a las singularidades de las Islas y los otros ocho territorios y la obligación de llevar a cabo estudios de impacto en las RUP de las medidas que se pongan en marcha. Y ¿en qué se traduce esto? En que antes de que se aplique un tratado tan importante como, por ejemplo, el de libre comercio con Estados Unidos –ahora paralizado tras la irrupción de Donald Trump–, se mire con detenimiento sus posibles consecuencias en la economía y la sociedad canarias y de las restantes RUP.

La Coter, la Comisión de Política de Cohesión Territorial y Presupuesto de la UE, ya dio en diciembre su visto bueno al proyecto de dictamen que recogerá los contenidos de la Comunicación. La unanimidad en la Coter garantiza que el 31 de enero o el 1 de febrero –el día exacto está por fijar– el Comité de las Regiones aprobará el dictamen. Ese será el primer paso para preservar los 13.300 millones de euros de las RUP, de los que los susodichos 3.800 millones corresponden al Archipiélago.

Visita de Juncker

Clavijo, que dijo que percibe cierto "acomodamiento" en las instituciones y la sociedad isleñas respecto de la posición de la región en la UE –"y sin el apoyo de todos vamos a ser incapaces de llevar este barco a buen puerto", enfatizó–, adelantó que la agenda de la presidencia de las RUP incluye una visita a Canarias del presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, quien, además, vendrá acompañado de varios comisarios europeos. En concreto, Juncker visitará Gran Canaria en la primera quincena de junio en el marco de los actos de la Semana de las RUP, en la que se ahondará en las posibilidades del Archipiélago en los ámbitos de la economía azul y la economía circular, dos actividades para las que se destinarán fondos europeos específicos de los que Canarias confía en arañar una parte. "Será una oportunidad de oro", apuntó el presidente autonómico, para que los dignatarios europeos comprueben lo que supone la inyección de fondos comunitarios en una RUP.

Al margen del viaje de Juncker, la agenda de la presidencia de las regiones ultraperiféricas incluye también como cita destacada, el 22 y el 23 de marzo, una cumbre en Bruselas a la que asistirán los presidentes de España, Mariano Rajoy; Francia, Emmanuel Macron; Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa –es decir, los tres Estados con RUP–; y de cada una de las nueve regiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine