Los errores del presidente del PP de Canarias | Cambio de rumbo

Antona dinamita las alianzas históricas del Partido Popular en Gran Canaria

Los tradicionales vínculos económicos y sociales de la formación se resquebrajan con un líder que no acaba de integrarse en la 'Isla redonda'

12.11.2017 | 04:07
Asier Antona habla con Román Rodríguez en el Parlamento canario.

Los errores del dirigente

título del la imagen
  • Gobierno. Negociación frustrada: El PP rompió la negociación con CC unilateralmente. Asier Antona afirmó al empezar a negociar que quería entrar en el Gobierno y lo dijo antes incluso de negociar los documentos para un programa conjunto de gobernabilidad. Hasta Génova lo llamó a capítulo por la premura del presidente y desde su propio partido se produjeron críticas porque se pensaba que era mejor mantenerse en la oposición hasta la celebración de las elecciones de 2019.
  • Economía. Enfado empresarial: En la negociación para incorporarse al Gobierno el presidente el PP en Canarias pidió la Vicepresidencia y la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento, que dirige el grancanario e independiente Pedro Ortega, que fue dirigente empresarial de los industriales en las Islas. Los empresarios en peso salieron en defensa de la gestión de Ortega y en contra de que Antona se quedara con un área que para las patronales está siendo bien gestionada. Este área tiene programas con mucho lucimiento y para Antona significaba un paso de importancia en su carrera a la Presidencia del Gobierno por el PP en la isla de Gran Canaria, en vez de en La Palma, de donde es natural. Antona cambió hace pocos años su residencia a Gran Canaria donde su esposa es consejera en el Cabildo insular.
  • Reforma electoral. Pinza con CC: El presidente del PP se alió con CC para vetar cualquier cambio del sistema electoral en el Congreso. Nueva Canarias, en plena negociación con el Gobierno de Rajoy para apoyar los presupuestos general del Estado para este año, forzó en Madrid que el PP en las Islas retirara esa enmienda y que la reforma electoral se pudiera tramitar conjuntamente con la del Estatuto de Autonomía que se ve ahora en el Congreso de los Dipurados.
  • Decisiones. Unilaterales: El presidente del PP está tomando decisiones unilaterales, como en su momento hacía José Manuel Soria, algo que se pensaba en el partido que no volvería a ocurrir y que la formación vive con malestar. La falta de liderazgo de Antona está haciendo que haya un aumento de poder hacia Tenerife, siendo Gran Canaria el granero de votos de la formación. En Tenerife lidera el partido Lope Afonso, brazo de recho de Antona, que irá a juicio por presunta prevaricación. La unión de Antona a NC y Podemos para pedir el cese de Santiago Negrín es otro malestar que ha generado en el partido.
  • NC y Podemos. Alianzas incomprensibles: Desde dentro del partido no se entiende cómo el PP se ha unido a Podemos y Nueva Canarias, fuerzas antagónicas de los populares, para forzar un pleno para cesar a Santiago Negrín. El PSOE ha sido más cauto que el PP y ha esperado a los informes de los servicios jurídicos que avalan a Negrín como órgano de contratación y, por tanto, con la facultad de promover el concurso de los servicios informativos.

Las fortalezas se convierten a veces en castillos de naipes. El soplo del malestar que respiran empresarios, inversores, altos funcionarios y miembros de la sociedad canaria, aliados históricos del PP, es cada vez más evidente y la deriva política y erráticas decisiones -la última su alianza con Podemos y Nueva Canarias- del presidente del Partido Popular de Canarias, Asier Antona, está resquebrajando la identidad de esta organización en Gran Canaria y por extensión en el Archipiélago. El frágil liderazgo y el poco carisma de Antona preocupa. No solo por su inmadura personalidad política sino también por sus incomprensibles, en ocasiones, deciones estratégicas. Una perplejidad que afecta no solo a los simpatizantes y votantes sino también a sus compañeros de partido en Canarias. El radar de Génova empieza a registrar señales inquietantes emitidas desde las Islas.

La percepción es unánime: ven a un partido sin rumbo claro, con un dirigente joven que llegó a la cima de rebote, tras la renuncia de un líder carismático, como fue José Manuel Soria. A la sombra del exministro de Industria, Antona ascendió como interino a la dirección del PP y se fue labrando su liderazgo poco a poco, con promesas de cambios y aires nuevos, con lo que consiguió por abrumadora mayoría ser presidente del partido en Canarias en marzo del 2017, con la confianza de la cúpula de la organización nacional. Han transcurrido nueve meses de su nombramiento y desde entonces las expectativas sobre los nuevos aires que iba a a dar savia nueva al partido, tras un omnipotente y controlador Soria, se han tornado en vientos lenvantiscos, nubarrones y amenaza de tormenta política. En las aguas populares corrientes invisibles amenazan la calma chicha sobre la que pretende nadar Antona.

La preocupación por las extrañas decisiones de Antona es más que evidente entre los empresarios que han sido tradicionalmente los apoyos del PP. Han visto como su reivindicación sobre la bajada impositiva del IGIC, que acuñaba el dirigente popular en la negociación con CC para entrar en el Gobierno de Fernando Clavijo, se ha quedado en agua de borrajas. Antona rompió unilateralmente la negociación con los nacionalistas porque, entre otras causas, estos se negaban a rebajar el impuesto. Eso dijeron. Pero ahora el PP apoya los presupuestos de Canarias de 2018 sin rebaja impositiva. Incomprensible.

Al empresariado tampoco le ha gustado que Antona pidiera para sí, durante la negociación en junio para incorporarse al Gobierno en minoría de CC, tras la ruptura entre nacionalistas y socialista en diciembre, la Consejería de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno Canario, que controla el grancanario Pedro Ortega.

Antona quería esta área al completo, una consejería en donde se podía lucir por los asuntos que ya se ha logrado y negociado directamente Pedro Ortega con el Gobierno de Mariano Rajoy. De este modo, el presidente palmero del PP pensó ganarse a Gran Canaria, donde ha fijado su residencia, para las próximas elecciones generales. Dentro del partido ya es un hecho que su aspiración es ser candidato a la Presidencia del Gobierno por Gran Canaria, y no por La Palma, su isla natal. Tiene cierta lógica. Gran Canaria es el sustento electoral del PP. Presentarse por la Palma es acudir a un territorio secundario. Gran Canaria es el trono del PP de Canarias. Para ocuparlo no solo está Antona. Con astucia Australia Navarro aguarda como portavoz en el Parlamento de Canarias del Grupo Popular el devenir de los acontecimientos. En público su fidelidad al líder es incuestionable. En privado no tanto.

La intención de Antona de arrebatarle al consejero grancanario, Pedro Ortega -salido de la patronal fue presidente de la Asociación Industrial de Canarias (Asinca) y en mayo fue condecorado con la insignia de oro por actuar en pro de la industria regional- marcó un hecho histórico: las sectoriales de la patronal grancanaria salieron en tromba a defender a un consejero de un Gobierno del CC . Peor imposible para Antona.

En apenas un año ha sometido al partido a una ducha escocesa, con cambios de temperatura bruscos al pasar del agua caliente a fría, con sacudidas y escalofríos. Este tipo de técnica se utiliza como método terapeútico, pero en vez que soliviantar las tensiones musculares del partido lo ha agarrotado más. El recuento del despiste político de Antona en una año es para marear: coquetea con una moción de censura al Gobierno de Clavijo para luego negociar su entrada en el Gobierno, y tras fracasar se alía con Podemos y Nueva Canarias para al final acabar aprobando las cuentas de los nacionalistas. Como para marearse. Las prisas que tuvo al principio para entrar en el Gobierno y que terminaron en nada, al no lograr la Consejería de Economía, llegaron incluso a que el propio coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, frenara las ansias del dirigente palmero: "El PP es un partido nacional y la decisión no está tomada". Al final Antona se quedó en a la oposición, con cara de circunstancias. No era la primera vez que la dirección federal le daba un toque a Antona por su supuesta autonomía en Canarias.

El pasado marzo de hecho se produjo una de los primeros toques de atención a Antona por parte de Génova y fue por la presión de Nueva Canarias, partido con el que ahora se alía para forzar un pleno extraordinario para la destitución de Santiago Negrín al frente de Radio Televisión Canaria. El PP regional tuvo que rectificar en menos de 24 horas una propuesta de resolución conjunta en el debate sobre el estado de la nacionalidad, que había pactado de forma imprevista con Coalición Canaria y la Agrupación Socialista Gomera (ASG), y que implicaba el veto a cualquier cambio del sistema electoral del Archipiélago en el Congreso, durante la modificación del Estatuto de Autonomía que se tramita en la Cámara Baja.

Según Román Rodríguez, presidente de NC, desde que conocieron que el PP canario se alió con CC y ASG para bloquear la reforma electoral en el Congreso, se le comunicó al Gabinete de Mariano Rajoy que se "enturbiaban las negociaciones" con NC, abiertas en ese momento por el ministro Cristóbal Montoro para obtener el apoyo del parlamentario nacionalista, Pedro Quevedo, a los presupuestos estatales. Y la reacción de Génova, al parecer, fue inmediata. Antona cambió ipso facto de parecer por las amenazas de Nueva Canarias. Una situación de malestar que también se produjo cuando CC consideró como asunto de Estado la moción de censura en Icod de los Vinos con el apoyo del PP al alcalde de NC- Somos Icodenses. Según CC, hasta María Dolores de Cospedal llamó al orden a Antona por esta censura que podía fracturar el entendimiento con Coalición Canaria en Madrid, aunque al final la censura salió adelante por la "autonomía municipal", dijeron, si bien con el rasca de Madrid por medio.

Una de las cuestiones que más molesta en un partido tan monolítico y jerárquico es que Antona tome sus decisiones sin consultar. Soria lo hacía, pero Soria tenía un ordeno y mando del que Antona carece. Pese a sus intentos por encajar e integrarse en la sociedad grancanaria para cubrir el hueco dejado por su predecesor -con mayor cualificación profesional, técnica y política- el presidente del PP de Canarias sigue sin conectar con la sensibilidad y las demandas de la mayoría de la sociedad grancanaria.

En Telde el partido ha perdido enteros, en San Bartolomé de Tirajana no se cuenta con Marco Aurelio Pérez, aliado del PP; en Las Palmas de Gran Canaria la formación se ha ido a la oposición y y en el Cabildo grancanario sufre los varapalos constantes de NC y Podemos, ahora aliados de Antona para forzar la destitución de Santiago Negrín al frente de RTVC.

Para mayor desconcierto el líder del PP pierde a hombres de su confianza a quienes llamó para acompañarle en su viaje hacia el triunfo electoral. Como un desgarro personal, un fracaso político y una decepción profunda Antona ha interiorizado la marcha del diputado Emilio Moreno, un magistrado independiente que se presentó en las listas del PP y una de sus apuestas personales en la candidatura al Parlamento por Tenerife. Este juez terminó dejando el escaño cansado de la dirección que estaba tomando el partido en la Cámara regional y descontento con la gestión de Antona. Poco tiempo después Moreno fue nombrado viceconsejero de Justicia a propuesta del consejero José Miguel Barragán, a la sazón secretario general de CC. Un golpe bajo para Antona, y una victoria para CC. De hecho, Antona está logrando algo inaudito: el noviazgo de los empresarios grancanarios con Coalición Canaria. Más aún cuando Antona ha aparcado la rebaja fiscal que pide la patronal hasta una nueva ocasión en su afán por no perder protagonismo en la política regional, por donde circula sin un sentido claro. Primero defiende una rebaja fiscal y ahora apoya unas cuentas que olvidan lo que el PP defendió en junio. En Gran Canaria preocupa además como el PP se escora hacia Tenerife, donde Lope Afonso gana fuerza. El número tres en el organigrama del PP regional, y el brazo derecho del presidente Asier Antona, está siendo investigado por presunta prevaricación y malversación de caudales públicos. Ha sido llamado a juicio.

Pero con más asombro aún asisten los empresarios y su propio partido al apoyo que Antona le está dando a Nueva Canarias y Podemos para forzar un pleno extraordinario que debata la destitución de Santiago Negrín al frente de la RTVC. Esta pinza con NC y Podemos ha provocado cuanto menos preplejidad: un partido de centro derecha poniéndose en manos de dos partidos de izquierda mientras, por otro lado, alcanza un acuerdo con el Gobierno canario para respaldarle en la ley de presupuestos, la más importante que se aprueba en el Parlamento.

Antona siempre se ha escudado en que los servicios jurídicos del Gobierno debían hablar para decidir sobre la actuación de Negrín. Pero por sorpresa se une Nueva Canaria y Podemos, para la celebración de un pleno extraordinario el día 15 donde se vota la destitución del responsable del ente público. La iniciativa tiene lugar dos semanas después de que Negrín denunciara ante la fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Almendral, injerencias y presiones de determinadas empresas editoriales con intereses en el negocio audiovisual para condicionar el concurso de 144 millones de euros para los servicios informativos de la Televisión Canaria.

La iniciativa de los populares coincide además en el tiempo con la solicitud de Negrín al Gobierno canario para que, a través de la Consejería de Hacienda, acabe con las dudas respecto a su legitimidad como órgano de contratación tal y como ya han avalado sendos informes jurídicos del ente, firmados los abogados del Estado Martín Orozco y Carlos Cabrera. El informe al final se hizo. Y de forma tajante, clara y contundente da la razón a Negrín. Sin embargo, la diputada Luz Reverón, en la que se apoya Antona para los asuntos de la Televisión Canaria, que fue concejala de Urbanismo de Miguel Zerolo por Coalición Canaria y estuvo imputada en el caso Las Teresitas, sostiene que el informe llega tarde e insiste que Negrín debe dimitir.

El informe no deja lugar a dudas. El presidente del Consejo Rector de Radiotelevisión Canaria es el órgano de contratación de la sociedad mercantil Televisión Pública de Canarias y tiene atribuida la facultad de aprobar los pliegos, promover la licitación, adjudicar y formalizar el contrato de los servicios informativos de la cadena autonómica. Los juristas avalan, así, la decisión de Negrín de activar en agosto la maquinaria para convocar el concurso público para el servicio de prestaciones técnicas y materiales para la ejecución y emisión de programas de contenido informativo de la tele autonómica. El contrato actual, en manos de Videoreport -en cuyo accionariado participa Informaciones Canarias SA, editora de Canarias7- acaba el 30 de junio de 2018, sin ninguna posibilidad legal de prórroga. Y mientras el PP se alía sin explicar por qué quiere destituir a Negrín, el PSOE pone cabeza y el lunes, con el documento bajo el brazo, decidirá sobre el cese que puede dejar en el aire el concurso público y de libre concurrencia de los informativos. Y mientras, Antona sigue buscando una salida del laberinto político donde se ha metido el solo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canarias

Canarias expresa sus condolencias por la muerte de José Manuel Maza

Canarias expresa sus condolencias por la muerte de José Manuel Maza

Fernando Clavijo expresa sus condolencias a través de Twitter

Podemos pide al Gobierno que garantice los derechos de las personas trans

Podemos pide al Gobierno que garantice los derechos de las personas trans

El grupo parlamentario ha pedido la comparecencia de Cristina Valido para que explique las medidas...

Clavijo intervino el servicio de grúa de La Laguna para garantizar su continuidad

Clavijo intervino el servicio de grúa de La Laguna para garantizar su continuidad

La caída de la demanda de retirada de vehículos por la peatonalización del casco histórico y la...

El PP resolverá de forma interna la abstención de Tavío en la votación de Negrín

El PP resolverá de forma interna la abstención de Tavío en la votación de Negrín

Asier Antona ha subrayado que su formación "ha sido coherente y consecuente con lo que ha...

Besos de sal por meses de ausencia

Besos de sal por meses de ausencia

La segunda remesa de las tropas canarias desplegadas en Líbano llega a Gran Canaria

Enlaces recomendados: Premios Cine