La Laguna Escándalo político por un mensaje de móvil

El whatsapp machista que desató la tormenta

El alcalde de La Laguna cesará al concejal del PSOE Zebenzuí González de sus cargos en el gobierno local por un mensaje misógino

15.09.2017 | 12:47
El whatsapp machista que desató la tormenta

"Yo a follar... jejejejejeje... con empleadas que pongo yo y enchufo en el ayuntamiento... y después hacer campaña por frikis". Estas palabras forman parte de un whatsapp privado de Zebenzuí González, concejal socialista del Ayuntamiento de La Laguna. Lo escribió la primera semana del pasado agosto y formaba parte de una conversación que mantenía con un amigo. El edil se confundió y en vez de enviarle estos comentarios a su amigo, los colgó en un chat vecinal de la comarca nordeste, en la que él reside. "Perdón, me equivoqué de grupo", aclaró al instante al percatarse del error.

Ayer, más de un mes después, la filtración de este comentario machista de Zebenzuí González a los medios de comunicación desató una tormenta política en el Consistorio lagunero y en el PSOE, con una onda expansiva que podría alcanzar incluso a otras administraciones. Por lo pronto, hoy o mañana, el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz (CC), tiene previsto cesar mediante un decreto a Zebenzui González de sus cargos en el Gobierno municipal: quinto teniente de alcalde y responsable de Mercados, Sanidad, Medio Ambiente, Cementerios y Playas y Piscinas. El alcalde lo hará a petición del propio Grupo Socialista, que le entregará esta mañana una petición formal por escrito del abandono de funciones.

La oleada de críticas, muchas de compañeros del propio González en el PSOE, fue imparable durante todo el día de ayer, precipitó los acontecimientos y llevó el caso a Madrid. "Intolerable", "inaceptable", "machista", "misógino", "impropio de un cargo público"... Son los calificativos más utilizados ayer por políticos de todos los partidos para definir el whatsapp de Zebenzuí.

Todo se desarrolló tan rápido que poco antes de las 13:00 horas Adriana Lastra, número dos del PSOE nacional, anunciaba en Twitter la suspensión de militancia de Zebenzuí González. Ferraz explicó después, en un comunicado, que tomó esta medida disciplinaria "a la vista de la gravedad de los hechos conocidos". En ese mismo comunicado se añaden las declaraciones del secretario general del PSOE de Canarias, Ángel Víctor Torres, que consideró "intolerable" lo escrito por González. Torres reiteró la necesidad de mostrar "tolerancia cero al machismo" y exigió una "contundente aplicación de los estatutos" del partido.

Zebenzuí González se niega a dimitir. Defiende que ha sido "víctima de un complot" orquestado por sus enemigos en el PSOE lagunero y que el comentario era "privado" y "jocoso", además de que "no se ajusta al sentido literal que transmite". Se disculpó pues "la forma y el fondo empleados no son los correctos" pero matizó que la filtración fue "interesada" y "planeada" para convertirse en una bomba de desestabilización cargada de metralla.

Si hiciese caso a las múltiples voces que le piden la dimisión, su marcha pondría en peligro el pacto de gobierno de CC y PSOE en el Ayuntamiento de La Laguna y abriría la puerta a una moción de censura. Hay que tener en cuenta que La Laguna, como tercer municipio más poblado de las Islas, es muy importante en los equilibrios políticos insulares y regionales.

La moción de censura la llevan intentando insistentemente durante todo este mandato Rubens Ascanio (Unid@s se puede, coalición de Podemos y Sí se puede, 6 concejales), Santiago Pérez (NC-Por Tenerife, 3 concejales) y los dos socialistas expulsados por insubordinación del grupo municipal y del equipo de gobierno. Son los mismos que Zebenzuí señala como presuntos autores intelectuales de la filtración: Javier Abreu y Yeray Rodríguez.

En el caso de que Zebenzuí tirara la toalla, su lugar le correspondería a Silvia Maestre. Y aquí estaría la clave. Maestre es fiel a Javier Abreu, por lo que Mónica Martín perdería otra pieza y de cinco ediles que consiguieron silla en el salón de plenos en las pasadas elecciones, solo dos -ella y María José Castañeda- se mantendrían fieles a la línea oficial de los socialistas, proclive a mantener el pacto.

Silvia Maestre se convertiría en el tan ansiado concejal 14, el que necesitan Ascanio, Pérez y los dos expulsados socialistas para poder derribar el gobierno local. Eso sí, siempre contando con el apoyo de los dos concejales de Ciudadanos. La buena sintonía de la portavoz de Ciudadanos, Teresa Berástegui, con Javier Abreu podría posibilitar esa alianza y sacar adelante la moción de censura, aunque está por ver si la cúpula del partido naranja en Canarias lo respaldaría.

Pero esta opción no se podrá dar en ningún caso si Zebenzuí González mantiene su acta de concejal y se resiste a dimitir, lo cual ayer era su "firme" intención. De esta manera, González quedaría como edil sin área, una vez que se formalice el cese de sus funciones en el gobierno lagunero, y pendiente del desarrollo del expediente disciplinario que le ha abierto el PSOE. Incluso aunque fuera expulsado, podría mantener su banca en el pleno, pero como concejal no adscrito.

La crisis del whatsapp también puede provocar otros cambios en el organigrama del Ayuntamiento. En principio, las dos ediles del PSOE que se mantienen en el mando municipal asumirían las áreas de Zebenzuí González pero son tantas que cabe la opción de que alguna pueda ser traspasada a alguno de los siete concejales de Coalición Canaria. Esto traería consigo un cambio en el acuerdo del pacto firmado en el inicio del mandato que podría precisar el aval de las cúpulas regionales de la formación nacionalista y socialista.

La gestora del PSOE lagunero abordará el lunes la situación en una reunión extraordinaria. Sin embargo, ha tenido que adelantarse a los acontecimientos debido al paso dado por Ferraz de suspenderlo de militancia y también ante la gravedad y la repercusión que cobró ayer el comentario machista, no solo en Canarias, sino a nivel nacional. Mónica Martín se limitó a informar de su petición de cese en las funciones de González en el Ayuntamiento. Martín sustituyó a Abreu como teniente de alcalde y número uno del PSOE en La Laguna a mitad de mayo de 2016.

Javier Abreu, que comenzó el mandato como número uno del PSOE lagunero, fue expulsado entonces de sus funciones por el alcalde, que también echó al resto de ediles socialistas. José Alberto Díaz lo acusó de indisciplina y de intentar torpedear el acuerdo en múltiples ocasiones. Apenas unos días después, el alcalde recompuso el pacto en minoría pero esta vez con tres ediles del PSOE, en vez de cinco. Quedaban fuera tanto Abreu como Yeray Rodríguez. El bipartito de 10 ediles (7+3) se ha mantenido gracias a apoyos puntuales del PP pero se enfrenta a permanentes intentos de desestabilización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canarias

Las playas de veraneo canarias se quedan sin socorristas al vencer los contratos

Las playas de veraneo canarias se quedan sin socorristas al vencer los contratos

Los municipios acuden a la prórroga en las playas más importantes hasta que se adjudiquen los...

Una boa constrictor se cuela en el hemiciclo

Una boa constrictor se cuela en el hemiciclo

La oposición en bloque acusa al Gobierno de mentir y el Ejecutivo defiende su transparencia

Canarias tiene un déficit de 1.080 efectivos de los cuerpos de seguridad

Canarias tiene un déficit de 1.080 efectivos de los cuerpos de seguridad, tanto de agentes...

Vallehermoso aprueba nuevas inversiones para mejorar la depuración de aguas

Vallehermoso aprueba nuevas inversiones para mejorar la depuración de aguas

El Ayuntamiento presenta subvenciones al PDR para la redacción de los proyectos

Enlaces recomendados: Premios Cine