Plebiscito sobre la Octava Isla

Miles de chavistas descontentos con Maduro votan en el referendo opositor

Las urnas, colocadas sin permiso del Comité Electoral, movilizan al antichavismo para impedir que se perpetúe en el poder

17.07.2017 | 03:27
Miles de chavistas descontentos con Maduro votan en el referendo opositor

El vicepresidente del Parlamento de Venezuela, el opositor Freddy Guevara, dijo ayer que la participación en la consulta popular de la oposición contra la Asamblea Constituyente "supera lo esperado" apenas tres horas de iniciado el proceso, que concluyó de madrugada, hora canaria. "La participación ha sido muy alta. No hay un solo sitio que digamos que la afluencia está por debajo de los esperado", aseguró a los medios desde el centro de operaciones en Caracas. Incluso, antiguos chavistas participaron en el referéndum descontentos con la gestión de Nicolás Maduro.

Guevara señaló que hay puntos de consulta en los que ha habido entre un 10 y un 20% más de participación de lo esperado. Incluso afirmó que en casos particulares hay el doble de asistentes, por lo que indicó que comenzará un proceso de "ingeniería electoral" para "hacer todo lo posible para que este flujo pueda seguir, que no se atrase". Asimismo, destacó que el proceso de votación estaba siendo "muy rápido" y que la media de tiempo que las personas permanecen en fila es de diez a quince minutos.

"Esto refleja cómo el pueblo es más eficiente que una institución que tiene en teoría todos los reales (dinero) y que se ha gastado millones de dólares en maquinitas (equipos de votación", dijo en referencia al Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano, que no ha respaldado esta votación. Asimismo, aseguró que los resultados se conocerán "mucho más rápido" de lo habitual en un proceso participativo o electoral en Venezuela. Más temprano, el presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Julio Borges, indicó que los 2.030 centros de votación previstos para la consulta popular operaron al cien por cien y que solo cuatro de ellos debieron ser reubicados.

El plebiscito opositor se realiza al margen del Poder Electoral y plantea saber si los venezolanos están o no de acuerdo con el cambio de Constitución que promueve el presidente Nicolás Maduro, así como con instaurar en el país un gobierno de transición. Este proceso se lleva a cabo al mismo tiempo que un simulacro electoral convocado por el CNE como práctica de las elecciones de la Constituyente que se prevén para el próximo 30 de julio. La votación también se ha celebrado fuera de Venezuela, en aquellos países con una amplia comunidad de venezolanos, como Tenerife.

Miles de chavistas desencantados de los barrios populares del oeste de Caracas acudieron ayer a las urnas convocadas por la oposición, en un referendo no reconocido por el Gobierno con el que el antichavismo aspira a parar el proceso constituyente activado por el presidente Nicolás Maduro.

"Yo voté por Chávez antes, pero ya no soy chavista. Ya Chávez se murió y el que está muerto está muerto", dice el conductor Henry Carrasco, después de depositar su voto en la parroquia caraqueña de Antímano, una de las zonas más emblemáticas del oficialismo, donde el entusiasmo por la Revolución parece haberse diluido en los últimos años. "Yo quiero que Maduro se vaya. Es demasiado embustero y sacó una Constituyente sin consultar con el pueblo. Si se aprueba aquí va a venir más dictadura, una dictadura peor que la de Cuba", dice Carrasco junto a la fila dinámica y fluida que no deja de renovarse en este lugar que un día adoró al fallecido presidente Hugo Chávez.

Las urnas de cartón están dispuestas en varias mesas delante del Cristo que preside la entrada de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, una de las más antiguas de la capital. Sergio Toledo, de 49 años, ha venido aquí a votar para acabar con "un sistema" bajo el que aún teniendo un trabajo no tiene dinero para comprar todo lo que le hace falta. Como la mayoría de gente en Antímano, Toledo creyó en la Revolución y solo dejó de votar por el proyecto del "comandante" Hugo Chávez (presidente entre 1999 y 2013) cuando los comicios le pillaron de viaje en isla de Margarita.

Delante de esta iglesia del casco viejo de Antímano están también Jorge Martínez y su esposa, un matrimonio joven que nunca apoyó al Partido Socialista Unido de Venezuela, en el poder desde 1999, pese al fervor generalizado que despertaba en la zona. "Hay mucha gente descontenta que ha desertado del chavismo o sigue siendo chavista pero no son maduristas", explica Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canarias

Canarias expresa sus condolencias por la muerte de José Manuel Maza

Canarias expresa sus condolencias por la muerte de José Manuel Maza

Fernando Clavijo expresa sus condolencias a través de Twitter

Podemos pide al Gobierno que garantice los derechos de las personas trans

Podemos pide al Gobierno que garantice los derechos de las personas trans

El grupo parlamentario ha pedido la comparecencia de Cristina Valido para que explique las medidas...

Clavijo intervino el servicio de grúa de La Laguna para garantizar su continuidad

Clavijo intervino el servicio de grúa de La Laguna para garantizar su continuidad

La caída de la demanda de retirada de vehículos por la peatonalización del casco histórico y la...

El PP resolverá de forma interna la abstención de Tavío en la votación de Negrín

El PP resolverá de forma interna la abstención de Tavío en la votación de Negrín

Asier Antona ha subrayado que su formación "ha sido coherente y consecuente con lo que ha...

Besos de sal por meses de ausencia

Besos de sal por meses de ausencia

La segunda remesa de las tropas canarias desplegadas en Líbano llega a Gran Canaria

Enlaces recomendados: Premios Cine