29 de enero de 2017
29.01.2017

Morales aborda con Podemos el futuro del pacto en el Cabildo de Gran Canaria

El presidente se reunirá con la dirección de la formación morada y los consejeros de ese partido

29.01.2017 | 01:11

La expulsión de Juan Manuel Brito de Podemos siembra incertidumbre en el Cabildo de Gran Canaria y deja en el aire el pacto de Gobierno suscrito por Nueva Canarias (NC), PSOE y Podemos. El presidente de la corporación, Antonio Morales, abordará con la dirección regional de la formación morada y con los propios consejeros insulares del partido el futuro de Brito en la institución, que podría ser apartado de sus cargos de vicepresidente segundo del Cabildo y consejero de Medio Ambiente, Emergencias y Participación Ciudadana.

Morales defiende que no adoptará ninguna decisión sobre la continuidad de Brito en su puesto hasta que el partido de Pablo Iglesias le informe de su expulsión definitiva. El presidente insular deja clara la postura de la institución en el debate que se ha desatado y remarca que "sin la recepción de esa comunicación, el Cabildo no puede poner en marcha ningún tipo de acción".

Sin embargo, a partir de la próxima semana Morales comenzará una ronda de contactos para analizar las consecuencias del nuevo escenario que se presenta. De un lado, se reunirá con el propio Brito para determinar los efectos que su expulsión tienen tanto para él como para el grupo de Gobierno. De otro, Morales se abre a escuchar la "interpretación" que realiza la formación morada de esta situación.

En juego está la continuidad del pacto. Podemos podría romper la alianza con nacionalistas y socialistas, pero la secretaria de organización del partido en las Islas, Conchi Moreno, ha señalado en días anteriores que desconoce el rumbo que tomará el partido en el Cabildo.

Eso sí, la formación morada ha dejado bastante clara su postura ante la situación de Brito, al que le han pedido que devuelva el acta y salga de la Corporación insular. El consejero de Medio Ambiente, sin embargo, ha rechazado esta petición y ha anunciado que recurrirá ante la Justicia su expulsión. Mientras, Podemos exige a Morales que aparte a Brito de sus cargos aplicando la Ley de Cabildos y la de Municipios de Canarias de 2015, ideada para evitar el transfuguismo en las instituciones, y coloque a Brito en el grupo de los no adscritos. La norma recoge que quienes abandonen su partido o sean expulsados de sus formaciones serán considerados "no adscritos", por lo que no pueden obtener el reconocimiento de dedicación exclusiva o parcial y, por ende, no recibirán retribución alguna pese a seguir manteniendo el acta. La ley especifica que las personas que en esta situación no podrán ser elegidos para que ocupen puestos directivos en entidades públicas y privadas de los cabildos.

Por otra parte, Morales anuncia que también mantendrá un encuentro con los tres consejeros de Podemos que quedan en el Cabildo: Miguel Montero, Ylenia Pulido y María Nebot. Ésta última es cercana a Brito ya que junto a él impulsó Sí Se Puede en Gran Canaria. La finalidad de esta reunión, según recoge la nota, es tener "en cuenta sus valoraciones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine