17 de noviembre de 2016
Adiós del máximo dirigente del PSOE en Canarias Renuncia al cargo

La dimisión de Pérez libera a Patricia Hernández del control del partido

El secretario general de los socialistas isleños se marcha días antes de la reunión del comité regional en la que los críticos promovían una reprobación a su gestión

17.11.2016 | 10:24
La dimisión de Pérez libera a Patricia Hernández del control del partido
José Miguel Pérez, ayer al término de la comisión ejecutiva en la que anunció su dimisión al frente de la secteraría general del PSC-PSOE.
José Miguel Pérez

 
"Es una decisión que tiene que ver exclusivamente con razones personales y profesionales"

 
"He procurado dimitir en el momento en que no significara un vacío para el partido en una situación de dificultad"

 
"Me hubiese gustado concluir la etapa con un congreso regional pero veo que se aleja en el tiempo"

"Hace falta reflexión y meses de cuajo en el PSOE; no es el momento de un congreso regional"

"Siempre he ganado las votaciones por amplia mayoría y es probable que lo hiciera en el comité"

"La estabilidad del Gobierno canario está encarrilada, aunque nunca haya certezas absolutas "

Exdirigente del PSOE en Canarias

 

 

José Miguel Pérez anunció ayer su dimisión como secretario general del PSOE en Canarias, tras seis años en el cargo, pocos días antes de que se produjera la convocatoria del comité regional del partido -máximo órgano entre congresos- en donde los críticos querían reprobar su gestión. Con su marcha, se desactiva la celebración de este encuentro, con lo que Pérez evita una posible votación en su contra. Su salida, que conlleva el cese de toda la Ejecutiva Regional, libera, de momento, a la vicepresidenta del Gobierno, la socialista Patricia Hernández, del control de la dirección del partido en sus relaciones con Coalición Canaria y en las decisiones que pueda adoptar en el seno del Ejecutivo regional.

La vicepresidenta ha recibido en distintas ocasiones críticas de la dirección regional de los socialistas por apoyar acuerdos en el Gobierno, que comparte con CC, sin la previa consulta a su partido.

El PSOE en Canarias queda en manos de una comisión gestora regional, que debe nombrar de forma inminente el mismo organismo en Madrid, presidido por Javier Fernández. Asimismo, se diluye la posible celebración de un congreso extraordinario y se esperará para la convocatoria ordinaria de este órgano en las Islas a que se produzca el congreso federal, lo que ocurrirá previsiblemente el próximo año. Pérez comunicó anoche formalmente a la dirección nacional la decisión que previamente había anunciado por la tarde a la Ejecutiva Regional del partido, encuentro que se preveía tenso porque el sector crítico amenazaba con acudir a la comisión ética y de garantías si no convocaba ayer el comité regional en el que pensaban reprobarlo. Por tanto, evitó cualquier discusión al respecto anunciando, de entrada, su dimisión que, según expresó, obedece "exclusivamente a razones personales y profesionales" y a su intención de volcarse plenamente a su vida académica e investigadora como catedrático de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Pérez, que hace un mes dimitió como secretario federal de Educación del PSOE, recordó que será la dirección nacional del partido la que decida la composición de la gestora, decisión en la que él no va a intervenir aunque si le preguntan dará su opinión. No obstante, anunció que en ella no estará el vicesecretario general del partido, Francisco Fernández Spínola, como se había especulado.

Los teléfonos echaban humo tras conocer su dimisión y ya se señalaba hacia José Segura, exsenador del PSOE y ex delegado del Gobierno, entre otros cargos, como dirigente de la gestora hasta la celebración de un próximo congreso regional. La gestora puede tener el número de miembros que decida Madrid, por lo que desde el partido en Canarias se espera que sea equitativa, dándole representación a todas las Islas.

Pérez explicó que hace ya dos años anunció su deseo de abandonar los cargos institucionales y orgánicos, pero las circunstancias políticas en España fueron demorando la posibilidad de hacerlo.

El tiempo pasó y hace varios meses tomó la decisión de dimitir, pero se produjo una "tormenta perfecta": la crisis federal se unió a la crisis del Gobierno regional y pensó "que lo mejor era aguardar".

Una vez "encarrilada la situación" en el pacto de gobernabilidad entre el PSOE y CC, "aunque no se puede tener absoluta certeza", precisó ayer, y solventada la crisis federal del PSOE con la actual gestora federal, ha llegado el momento de abandonar el cargo. Según quiso puntualizar, el congreso federal socialista todavía puede demorarse en el tiempo y, por ende, el regional, y sus obligaciones profesionales le exigen dedicación exclusiva y no estar todos los días "viajando" o atendiendo a los medios de comunicación.

En su opinión, el PSOE necesita "un período de sosiego y reflexión" antes de decidir la próxima dirección del partido tanto nacional como autonómica lo que retrasarán los congresos. En este contexto, expresó que le habría gustado rendir cuentas sobre su gestión a su partido en un congreso ordinario, pero insistió en que no puede esperar a que se celebre.

Frente a las voces críticas que exigían el comité regional en pocos días- 56 dirigentes y militantes- Pérez asegura que no se han cumplido los trámites necesarios para su celebración, pero puntualiza que está seguro de que si se hubiera producido el debate sobre el balance de su gestión hubiera ganado la votación sobre la misma, como lo ha hecho siempre en todas las decisiones que han requerido votos. Pese a ello, siempre le ha sucedido que la opinión de los críticos minoritarios tiene más difusión mediática que sus logros.

Escaso liderazgo

Sobre el escaso liderazgo en el partido y la bicefalia en la dirección con Patricia Hernández, a pesar de que no ocupaba cargo orgánico en la Ejecutiva Regional, pero tomaba decisiones directivas, sostiene que ha estado detrás, minuto a minuto, pero "en silencio", porque su gestión ha sido desde la "prudencia".

En cualquier caso, el legado que deja a los socialistas canarios, es "haber recuperado la labor de gobierno para el PSOE desde los valores que defiende", y por ello alienta a que todos los partidos defiendan el proyecto autonomista, que en ocasiones está amenazado por criterios insularistas.

Se siente "orgulloso" del Gobierno que compartió con Paulino Rivero, al que quiso recordar especialmente, así como a su compañero de partido recientemente fallecido, Juan Carlos Alemán. Ahora solo será un militante más, enfatizó.

La comisión gestora nacional expresó ayer su reconocimiento a José Miguel Pérez, tras conocer su dimisión, y destacó su labor al frente de los cargos desempeñados en la función pública y en el partido, destacando su trabajo en el área de educación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Canarias

Podemos quiere destinar a sanidad pública 44 millones de euros

Podemos quiere destinar a sanidad pública 44 millones de euros

El grupo plantea aportar esa cantidad de los 200 millones de euros previstos por el Gobierno de...

Montoro eliminará la disposición que discrimina a Canarias en la financiación

Montoro eliminará la disposición que discrimina a Canarias en la financiación

Las islas se garantizan así unos 400 millones más al año - Clavijo avanza con el ministro la...

El turismo rural divide al Parlamento de Canarias

El turismo rural divide al Parlamento de Canarias

CC opina que los proyectos de ley del suelo y de islas verdes favorecen su desarrollo, para...

Hernández Bento apela a ´conformar otras mayorías´ ante el cisma CC-PSOE

Hernández Bento apela a ´conformar otras mayorías´ ante el cisma CC-PSOE

El delegado del Gobierno estatal reclama "estabilidad" al Ejecutivo autonómico

´El pacto puede durar unas semanas y mal pero toda la legislatura ni de coña´

´El pacto puede durar unas semanas y mal pero toda la legislatura ni de coña´

"El PSOE no juega limpio al oponerse en el último minuto al Fdcan, se rompe la seguridad...

Enlaces recomendados: Premios Cine