Garzón considera "legítimo" que Ramírez grabara su entrevista con Alba

El exmagistrado acusa al Tribunal Supremo de prevaricar al admitir la querella de Soria contra Victoria Rosell "sin apenas indicios"

11.10.2016 | 00:50
Garzón considera "legítimo" que Ramírez grabara su entrevista con Alba

El exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón considera absolutamente razonable que el empresario Miguel Ángel Ramírez, presidente de UD Las Palmas y dueño del Grupo Ralons, grabara la conversación que mantuvo con el juez Salvador Alba el pasado mes de marzo. "Me parece legítimo que lo hiciera por si lo que se le planteaba no era lícito. Eso está claramente protegido, es tu intimidad", subrayó ayer durante el Foro Premium del Atlántico, organizado por la empresa editorial de Diario de Avisos.

"Sin saber más datos creo que esa grabación era una especie de salvamento de sí mismo [para Ramírez]", sostuvo Garzón al tiempo que subrayó que es Alba quien debe responder a si las propuestas que hiciera al empresario durante una charla que debía abordar la investigación contra el empresario por un supuesto delito contra Hacienda y la Seguridad Social sirvió, en realidad, para guiar la declaración que tendría lugar en días posteriores con el fin de perjudicar a la también magistrada y entonces diputada en el Congreso por Podemos Victoria Rosell.

El testimonio de Ramírez en sede judicial el 23 de marzo favoreció que el Tribunal Supremo admitiera a trámite una querella del exministro del PP José Manuel Soria contra su adversaria política por los delitos de retardo malicioso en la administración de justicia, prevaricación y cohecho precisamente en la causa contra Ramírez, de la que ella era instructora hasta que se le concedió la excedencia para dedicarse a la política.

"Me parece legítimo que el empresario lo hiciera", si bien determinar si lo escuchado en las grabaciones es un "posible ilícito" es algo de "calificación más compleja", señaló Garzón en relación con las pesquisas que lleva a cabo la juez Margarita Varona tras salir a la luz las transcripciones de ese irregular encuentro. Para el exmagistrado "quien tendría que responder" a si eso es ilícito "es quien hiciera las propuestas". "Si ocurrió tendrían que depurarse responsabilidades", sentenció.

La querella contra Rosell se dirime ahora en el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) una vez que el código ético de Podemos le impidió volver integrar las listas para las elecciones generales de junio.

Garzón añadió ayer un elemento más de confusión al enredo al asegurar que el Tribunal Supremo prevaricó en su actuación contra la juez. Desde su punto de vista, el Alto Tribunal "admitió a trámite" la denuncia por retardo malicioso en la administración de justicia "sabiendo que luego no" iba a tener recorrido y "con el tiempo justo para que [Rosell] no se pudiera presentar" a los segundos comicios.

"En el Supremo se admitió [la querella] sin apenas indicios y eso ocurrió en un tiempo en que se sabía que las elecciones se iban a repetir. Eso ha provocado un daño impresionante e irreparable para Victoria Rosell", subrayó.

De otra parte, el Fiscal Superior de Canarias, Vicente Garrido, se confesó ayer "perturbado" igual que el resto de la ciudadanía por la raíz de la investigación abierta al juez Alba por su reunión Ramírez. Tras presentar la memoria anual de la Fiscalía en el Parlamento, señaló que "faltaría más" que no entendiera la inquietud de los ciudadanos por las "escuchas" y esa "actividad", aunque ha apoyado que se deje trabajar al "estado derecho" y a la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Con todo, abogó por no manifestarse abiertamente ya que el magistrado está sujeto a un "procedimiento penal" en el que participa "directamente" como fiscal. "La prudencia y la sensatez me impide manifestarme en concreto", apuntó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine