Sanidad recibe más dinero de Clavijo con el reto de reducir las listas de espera

El presidente regional levanta los ajustes en los centros sanitarios e incrementa los fondos para 3.500 cirugías, 15.500 pruebas diagnósticas y 14.000 consultas más

27.09.2016 | 10:15
Sanidad recibe más dinero de Clavijo con el reto de reducir las listas de espera

Luz verde al Plan de Salud

  • El nuevo Plan de Salud de Canarias 2016-2017 entrará en vigor el próximo jueves, día en el que se publicará en el Boletín Oficial de Canarias el proyecto de decreto aprobado ayer por el Consejo de Gobierno. La portavoz del Ejecutivo regional y consejera de Hacienda, Rosa Dávila, señaló que tras finalizar el trámite parlamentario y obtener el "respaldo unánime" de todos los partidos a finales de julio, este plan se convierte en el segundo aprobado por la Comunidad desde que el Estado cediera las competencias sanitarias en 1994. La colaboración socio-sanitaria por el envejecimiento de la población y la promoción de la eficiencia y participación de los profesionales mediante modelos eficientes de organización son algunas de las prioridades de la estrategia que se marca el plan.

La Consejería de Sanidad, en manos de los socialistas, no solo no tendrá que realizar recortes, sino que además contará con una partida adicional de cinco millones de euros para reducir las listas de espera y mejorar la calidad del servicio. El presidente del Gobierno en Canarias, Fernando Clavijo (CC), anunció ayer que los gerentes de los centros sanitarios no tendrán que ajustar su gasto en 10 millones de euros, tal y como se había planteado desde las gerencias de los hospitales y de la Atención Primaria, por lo que a lo largo del último trimestre de este año el servicio sanitario contará con quince millones más.

Clavijo mantuvo ayer una reunión con el consejero de Sanidad, Jesús Morera, el director del Servicio Canario de la Salud, Roberto Moreno, y los gerentes de los hospitales y responsables de Atención Primaria de las Islas para analizar el desfase en las cuentas de Sanidad, las consecuencias de un ajuste en las mismas, y las posibles soluciones. Al término del encuentro, en el que también estuvo presente la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, el jefe del Ejecutivo regional explicó que el cierre presupuestario anticipado permitirá contar con más fondos para el servicio sanitario y espera, por ende, que se refleje en una mejora del sistema sanitario. "Les he pedido compromiso, ya que van a contar con mayores recursos", sostuvo.

El servicio sanitario podrá realizar, con la retirada de los ajustes, 3.500 intervenciones quirúrgicas más, atender a 14.000 pacientes en consultas y hacer 15.500 pruebas diagnósticas en lo que resta de año. Con la recuperación de los diez millones que en un principio iban a recortar los gerentes y la inyección extra de cinco millones, el Ejecutivo persigue reducir el número de pacientes que engrosan las listas de espera y el tiempo demora en la que son atendidos.

La Consejería de Hacienda dio un aviso a la de Sanidad ante la preocupaciónde que la deficitaria gestión en el área sanitaria afectase al cumplimiento del control de gasto impuesto por el Estado. Por este motivo, el anuncio realizado por Clavijo fue acogido con sorpresa entre las filas socialistas, ya que la crisis sanitaria tensionó el pacto entre los socios de Gobierno y provocó, incluso, que los gerentes de los hospitales anunciaran que no se cubrirían las bajas laborales ni las jubilaciones y que se limitarían las pruebas médicas y cirugías.

El aumento en los fondos de 15 millones de euros se suma a los 10 millones que aprobó el Parlamento de Canarias hace un par de semanas a través de la ley de crédito extraordinario. Además, la Consejería de Sanidad cuenta para este año con una dotación de 2.643 millones, 25 millones más que en el presupuesto elaborado para 2015.

El presidente regional recalcó que nunca ha buscado "culpables", sino "soluciones" a una desviación de las cuentas sanitarias que podría ascender a final de año a 181 millones de euros, pese que hasta ahora se había cifrado en unos 142 millones el desajuste. "He manifestado una preocupación evidente", dijo, "porque con más dinero las listas de espera han crecido". Recalcó, a su vez, que seguirán reivindicando ante el Estado la mejora de la financiación autonómica.

El cierre anticipado de los presupuestos permitirá, además de una partida adicional para Sanidad, asumir el descuadre presupuestario de la consejería, según indicó Clavijo. La situación de incertidumbre política que vive el país empujó al Ejecutivo a clausurar de forma anticipada las cuentas, pero también el interés por "garantizar los servicios públicos esenciales, entre ellos la sanidad".

Para evitar este tipo de situaciones en el futuro, Clavijo anunció ayer, tras la que fue la segunda reunión que ha mantenido con los gerentes de los centros sanitarios -la primera fue en agosto-, que se acordó que Hacienda y Sanidad trabajen de forma conjunta para ajustar lo más posible el presupuesto de 2017 al "gasto real".

Los representantes de Sanidad ya han adelantado que para el capítulo de personal se precisan en torno a 31 millones. Igualmente, el presidente del Ejecutivo regional les ha pedido que cifren la proyección del gasto corriente en el capítulo dos, referido a bienes y servicios. Además, se analizarán posibles reformas estructurales para contener el gasto, como la opción de que la compra de productos farmacéuticos por parte de los hospitales se haga de forma centralizada para lograr "un mejor precio".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine