La Opinión de Tenerife
Una vía polémica en la Isla Bonita

El desastre de la nueva carretera de La Palma

Obras Públicas abre una investigación por la vía Los Sauces-Barlovento, competencia de la misma Consejería, acabada por la contrata 6 años más tarde de lo previsto, con sobrecoste y graves deficiencias en su construcción

23.09.2016 | 13:27
El desastre de la nueva carretera de La Palma
El desastre de la nueva carretera de La Palma

Una escalera metálica que se coloca y se retira en dos días por ser un enorme peligro para los conductores, una rotonda sin estructura central y solo delimitada con un círculo pintado en la calzada, una circunvalación construida de tal manera que en vez de conectar al municipio de Barlovento lo aísla, destrozos en calzadas y aceras por el paso de los camiones que no han sido reparados, denuncias vecinales porque la vía afecta a sus propiedades...

La nueva carretera general del norte de La Palma, la LP-1 de Los Sauces a Barlovento, abierta el pasado mes de marzo, es posiblemente una de las obras públicas más desastrosas que se han hecho en Canarias. Lo dicen muchos vecinos y lo corroboran alcaldes afectados como el de Barlovento. "Ha sido una chapuza desde el minuto uno hasta el último", aseguró ayer Jacob Qadri Hijazo, el regidor barloventero del Partido Popular. Además de por la infinidad de incumplimientos y sinsentidos denunciados por las administraciones palmeras, los trabajos sufrieron tal cantidad de retrasos que se iban a terminar en 2010 y no se concluyeron hasta este mismo año, con el consiguiente sobrecoste.

Por todos estos motivos, la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, responsable de la construcción de esta vía, anunció ayer en un comunicado que ha iniciado "la revisión de oficio del expediente completo para aclarar las causas que motivaron la inexplicable colocación de una escalera metálica en el tramo de Barlovento (punto kilométrico 5+350), así como otras actuaciones que se han producido en esta larga obra que han motivado su ralentización y que han sido motivo de debate en la opinión pública".

La primera piedra fue colocada en septiembre de 2007, cuando era consejero de Obras Públicas el palmero Juan Ramón Hernández (CC), y los trabajos tenían un plazo de ejecución de 40 meses. La obra fue adjudicada a la UTE Acciona-Horpa-Lopesan por 32,4 millones de euros. Pero ni se cumplió el plazo ni se cumplió el presupuesto. El Cabildo de La Palma y el Ayuntamiento de Barlovento aseguran que el coste final duplica la previsión presupuestaria, aunque es un extremo que no ha confirmado Obras Públicas, hoy en manos de la socialista Ornella Chacón.

Según el comunicado oficial de ayer de la Consejería, "en su afán por reponer servicios y satisfacer las necesidades de administraciones y vecinos, los diferentes responsables del Gobierno de Canarias y de la contrata que ejecutó la obra podrían haber adoptado decisiones cuestionables que se pretenden aclarar con la revisión de todo el procedimiento".

La investigación puede acabar en los tribunales pues no solo se va a revisar la ejecución, sino también qué se hizo con el dinero. Así lo había adelantado el martes el director general de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias, José Luis Delgado, en declaraciones a Cope Tenerife. Delgado aclaró que lo primero que hizo fue ordenar la pasada semana la eliminación de la escalera metálica, pues era un riesgo para la circulación y contravenía todas las normas de seguridad vial, pero luego añadió que había pedido un análisis a fondo de todo el proyecto para ver cuál es exactamente el desfase presupuestario, cuáles son las deficientes del resultado definitivo de las obras y por qué se dilató tanto el proceso. "Han sido nueve años y debemos examinar qué ha pasado con estos trabajos y depurar responsabilidades", aseguró el responsable de Infraestructura Viaria.

El objetivo de los trabajos era, según se anunció en 2007, el acondicionamiento de la carretera norte de La Palma desde el inicio en Los Sauces (enlazando con el viaducto de Los Tilos), hasta la actual intersección de la carretera de Mimbreras Barlovento y de allí al paraje denominado Cruz del Castillo. La longitud total de la vía era teóricamente de 23,5 kilómetros, de los cuales 2,5, corresponderían a San Andrés y Sauces; 17,9, a Barlovento y 5,6, a Garafía. Las obras fueron incluidas en el convenio entre el Ministerio de Fomento y el Gobierno de Canarias en materia de carreteras. El primero de los tramos establecido fue el de Los Sauces-Barlovento, denominado tramo I. Éste se inicia en la travesía de Los Sauces, como continuación del tramo del túnel de La Galga-Los Sauces y siguiendo en el del puente de Los Tilos. Su primera parte responde a un tratamiento urbano de la travesía de Los Sauces.

Figura además la denominada Variante de Barlovento, que nace como respuesta a las demandas del Ayuntamiento de esta localidad norteña para evitar que el tráfico de paso atraviese su casco urbano. La variante discurre en el límite de la zona urbana con el barranco que limita al oeste con el municipio.

En lo que respecta al Tramo II (Barlovento-Gallegos), se mejorarían y eliminarían teóricamente muchas curvas mejorando la vía en seguridad. En el barranco de la Vica, el trazado se ajustaría al existente, ampliándose por el lado del mismo, la carretera. Únicamente en el paso del barranco sería necesario modificar el trazado para mejorar curvas de radio muy bajo. En el barranco de Gallegos se ajustaría la trazada a la carretera debido a lo escarpado de dicha zona, si bien se mejoraría la plataforma, se alinearían las curvas existentes y se mejorarían sus radios y rasante. En el Tramo III, que se inicia hipotéticamente en el barranco de Juan Díaz, en el cruce de Franceses, se mejoraría, siempre según el proyecto, dicha intersección ampliando los carriles de espera. En el cruce de Mimbreras se ejecutaría un carril central de espera y se modificaría la rasante de la vía mejorando la visibilidad de la intersección.

Pero del proyecto a la realidad hay enorme trecho. El alcalde de Barlovento asegura que, para empezar, "no se hizo nada del tercer tramo". Pero su lista de quejas es tan grave y larga que asegura que primero va a enviar un informe detallado con todos los incumplimientos a la Consejería para, dependiendo de la respuesta del gabinete de Chacón, trasladar la situación a la Justicia.

Uno de los principales incumplimientos impide al Consistorio barloventero conectar y urbanizar toda la fachada norte, según revela Jacob Qadri. "La circunvalación se construyó a una cota inferior a la de la vía de acceso al municipio y de tal manera que en vez de comunicarlo, lo deja aislado y sin posibilidad de encontrar una solución intermedia". Además, el alcalde del PP asegura que otro de los grandes problemas está en la rotonda. "En vez de hacer una rotonda convencional, con una estructura central, como tenía que ser, lo que hicieron fue pintar simplemente un círculo en la calzada. Lo ejecutaron de tal manera que si un turista se despista y se salta el cruce no tiene manera de reincorporarse a la carretera. Al final, en vez de aportar soluciones, para lo único que sirve esta obra es para crear problemas".

Pero aquí no queda la lista de "chapuzas". Tal y como relató el responsable del Ayuntamiento norteño, los responsables de la obra le prometieron en repetidas ocasiones que arreglarían los graves daños que causaron los camiones y demás vehículos en la calzada. "Causaron daños en la llamada Travesía del Casco Urbano, una avenida que cruza el principal núcleo del municipio, así como en otras vías importantes de Barlovento. Pero incumplieron sus promesas, acabaron los trabajos y se marcharon sin reparar absolutamente nada. Y lo peor es que en el Ayuntamiento no tenemos dinero para arreglar esta situación con nuestros propios medios", explicó el regidor.

Y es que Jacob Qadri recibió como herencia de los anteriores responsables municipales "el Ayuntamiento más endeudado de España". Barlovento dispone de alrededor de dos millones de euros de presupuesto, pero la mitad va para las nóminas de su plantilla, el 25% para el saneamiento y gran parte del otro 25% para iluminación, agua y otros servicios. "Fíjese si tenemos tan poco margen de maniobra que sólo contamos con 20.000 euros para inversiones", matizó Qadri.

No es la única administración que está indignada con el resultado de esta carretera. Los propios responsables de carreteras del Cabildo de La Palma han manifestado repetidas veces su total desacuerdo con el resultado. Por eso, la Corporación insular se ha negado a recibir la obra hasta que no se resuelvan los numerosos problemas. "Tardaron mucho más tiempo de lo previsto, se gastaron mucho más dinero de lo acordado y encima la carretera no aporta las soluciones para la que fue concebida. Es un auténtico desastre", concluye con enfado el alcalde de Barlovento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Canarias

CC aguarda a que el PSOE cierre su crisis para reconducir el pacto en las Islas

Ruano tacha de "tontería" la petición de varios dirigentes socialistas de exigir las cabezas de...

Clavijo: ´Todo esto es ruido´

Clavijo: ´Todo esto es ruido´

El presidente afirma que la crisis la tiene que resolver el partido y no él. Los nacionalistas...

La larga espera del Estatuto

La larga espera del Estatuto

La propuesta de reforma aguarda más de año y medio en el Congreso. El debate se abordará en...

Empleo destina 33 millones a formar a 12.000 parados sin cualificación

La Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias invertirá 42...

Expertos juristas defienden que Canarias debe salir reforzada de la revisión de la Constitución

Canarias debe salir reforzada ante una eventual reforma de la Constitución para mejorar el anclaje...

Enlaces recomendados: Premios Cine