Inversiones Diferencias en los proyectos viarios

La crisis con Clavijo debilita la posición de Ornella Chacón en el Gobierno

La consejera analiza hoy con el Cabildo de Tenerife y los alcaldes del norte de la Isla las inversiones en carreteras tras las discrepancias públicas con el presidente

15.07.2016 | 04:10
José Miguel Barragán, viceconsejero de Presidencia.

NC recuerda a Clavijo su cargo

  • El presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, conmina a Fernando Clavijo a asumir "que Canarias son siete islas" y por tanto a actuar "como un presidente del Gobierno de todos los canarios." El líder de NC sostiene que el jefe del Ejecutivo se comporta de "forma irresponsable al echar leña al fuego" del pleito insular poniéndose del lado del máximo responsable de la institución tinerfeña (Carlos Alonso) al asegurar que hay un desequilibrio inversor a favor de Gran Canaria cuando, subraya, el problema en carreteras "ha sido provocado por sus amigos del PP", que han quitado 800 millones del convenio vigente y obligado a paralizar decenas de obras. Rodríguez invita al presidente regional "a analizar con rigor y con la perspectiva temporal requerida el destino de todas inversiones". LOT

La crisis abierta en el seno del Gobierno canario por las diferencias públicas con el presidente Fernando Clavijo sobre el desequilibrio inversor en carreteras entre Tenerife y Gran Canaria ha debilitado el peso que, hasta ahora, mantenía la consejera de Obras Públicas, la socialista Ornella Chacón, en el Ejecutivo regional. La arquitecta majorera se enfrenta hoy a una reunión con el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, y los alcaldes del norte de la Isla - la mayoría de Coalición Canaria- para analizar las inversiones en carreteras y, en especial, las soluciones a las retenciones de tráfico que padece la autopista TF-5.

Chacón, que lleva un año dirigiendo esta potente área del Ejecutivo que tradicionalmente ha estado en manos de CC en sus diferentes pactos con el PSOE o con el PP, acude esta vez a la cita con el desgaste que ha padecido esta semana a raíz de sus discrepancias con Clavijo. En el conflicto entre Presidencia y Obras Públicas, desde que el pasado lunes Clavijo afirmara que el desequilibrio era "real" y a favor de Gran Canaria -alineándose con las tesis de su homólogo en el Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ambos nacionalistas-, y que los datos de Obras Públicas contradijeran esas cifras y certificaran el martes que las inversiones en ambas islas estaban equilibradas, la posición de la consejera en el Ejecutivo es, cuanto menos, compleja.

Tensión

Primero, porque la tensión que se vivió el miércoles entre ambas áreas por el malestar que generó en Presidencia estas diferencias públicas concluyeron en que Chacón remitiera un comunicado en el que reconocía que existía desequilibrio, tal y como defendía el presidente, aunque matizando que sus cifras también eran correctas en obras certificadas, sin expropiaciones o prefinanciación del Cabildo grancanario, lo que sí contabilizaba Clavijo. Este reconocimiento de Chacón apaciguó las aguas en el seno del Gobierno, donde se vivieron momentos de tensión que, al parecer, estuvieron a punto de dejarla fuera del Ejecutivo canario.

Y en segundo lugar, su posición en el seno del Gobierno se ha visto mellado porque ninguno de sus compañeros en el Ejecutivo, entre ellos la vicepresidenta Patricia Hernández, ni de la dirección del PSOE canario han salido a defender a Ornella Chacón, que se ha tenido que enfrentar sola a esta crisis.

En esta situación, donde la dirección del PSOE está prácticamente descabezada a la espera de un congreso regional en el que se ha de elegir al sucesor de José Miguel Pérez, cargo al que aspira Patricia Hernández, Ornella Chacón, una profesional forjada en la gestión municipal e insular en Fuerteventura, se tiene que enfrentar sin un apoyo explícito de su partido a las demandas de cabildos y ayuntamientos en materia de infraestructuras y, entre ellos, a las de Alonso, con el que ha mantenido desde prácticamente el inicio de la legislatura continuas refriegas.

La primera en septiembre del año pasado cuando Alonso fue a negociar directamente con el Ministerio Fomento el impulso al Anillo insular de Tenerife, una obra del convenio de carreteras con el Estado que es competencia del Ejecutivo regional. Después, por las críticas del presidente del Cabildo tinerfeño por los problemas para terminar el cierre del Anillo insular de Tenerife y, ahora, por los desequilibrios en favor de Gran Canaria por un montante que Alonso y el propio Clavijo cifran en 24,5 millones de euros, con el informe de la Intervención General de la Comunidad Autónoma en la mano.

Chacón siempre ha defendido ante Alonso que el desequilibrio se debe a que el Cabildo grancanario ha prefinanciado con sus recursos obras como la Circunvalación de Las Palmas de Gran Canaria y la carretera de La Aldea, entre otras cuestiones. Y Alonso insiste en que Obras Públicas tiene que resolver ya las colas que se forman en la TF-5 y el cierre del Anillo insular, y si no que le permita hacerlo a la corporación insular.

Un solo objetivo

Mientras, el PSOE habló ayer de los desequilibrios a través de un comunicado del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Iñaki Lavandera, en el que en ningún momento citó a la consejera majorera, y más teniendo en cuenta que ambos proceden de la misma isla.

En una escueta nota indicó que el PSOE, tanto desde la Cámara regional como desde las consejerías que gestiona en el Gobierno, "trabaja por un solo objetivo: Canarias".

Subrayó Lavandera que su partido "no contempla que su labor deba dividirse en ocho partes a las que tenga que dedicar esfuerzos diferentes" y explicó que ese esfuerzo "es el mismo para todas las islas, al margen de que es cierto que la realidad de cada una varía en función de muchísimos parámetros". Lavandera rechazó en su nota los conflictos insularistas y confió en la labor que al respecto está desarrollando el Ejecutivo regional. "La ciudadanía canaria tiene más que superado ese viejo pleito", indicó.

Solo rompió el silencio en favor de Chacón el vicesecretario general del PSOE de Fuerteventura y consejero de Cultura del Cabildo majorero, Juan Jiménez, quien respaldó la gestión de la consejera y pidió que la dejen trabajar "con el sosiego que el área de Obras Públicas y Transportes requiere".

Reclamó que permitan que Chacón establezca su modelo de ejecución, basado en "el diálogo y la mesura que siempre ha caracterizado su labor".

Jiménez afirmó que su compañera llevará a la gestión de ese departamento "la ecuanimidad que, por distintas e intrincadas razones, ajenas posiblemente a quienes han dirigido dichos departamentos, le ha faltado durante muchos años". De hecho, agregó que "ya lo está haciendo, luchando con los obstáculos de la incomprensión que marca el miope insularismo que siempre ha impedido el regular crecimiento más allá del coto que marca la línea de mar de cada isla".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine