La dirección del ITC paraliza su disolución y opta por reestructurar la empresa

La dirección del Instituto toma esta decisión tres días después de que la plantilla aceptara la propuesta del Gobierno canario para despejar su futuro económico

14.07.2016 | 11:59
Pedro Ortega, consejero de Industria.

El consejo de administración del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) ha acordado este jueves 14 de julio, por unanimidad, paralizar el expediente de disolución de la empresa, para seguir trabajando en su reestructuración, según ha anunciado el consejero regional de Industria, Pedro Ortega.

La dirección del ITC ha tomado esta decisión tres días después de que la plantilla de esta sociedad pública votase, por mayoría, aceptar la última propuesta del Gobierno de Canarias para adoptar una serie de medidas que despejasen su futuro económico.

De hecho, el consejo de administración del ITC ya había reconocido que, de persistir su situación actual, la empresa no era viable y, por ello, había propuesto al Gobierno de Canarias liquidarla si no se lograba un acuerdo con la plantilla.

Tras la sesión que ha celebrado el consejo de administración del ITC, el consejero de Industria del Gobierno canario ha informado de que el acuerdo que se ha suscrito este jueves 14 de julio implicará que la plantilla de la empresa pública de I+D+I+ vaya recuperando, progresivamente, la reducción salarial del 14 % que le afecta en la actualidad, de forma que el 1 de enero de 2018 esta ya no se aplique.

Pedro Ortega ha recalcado que lo que se pretende con el ITC es que la sociedad sepa realmente qué hace, además de que esta empresa pública sea el referente de la I+D+i de Canarias, junto con los 30 organismos que se dedican a esta materia en las islas.

El consejero ha subrayado que este acuerdo no prevé la puesta en marcha de un expediente de regulación de empleo en el ITC, una medida que se tratará de evitar a través de las recolocaciones de personal que se hagan necesarias, tanto dentro de la misma empresa como en otros departamentos del Ejecutivo regional.

"Este plan intenta garantizar los puestos de trabajadores de las 150 familias que dependen del ITC", ha asegurado Ortega.

El consejero ha recordado que los números aportados por el consejo de administración del ITC al Gobierno canario indicaban "que la empresa era inviable e iba a la disolución".

Ortega no ha querido entrar a valorar las causas de esa inviabilidad económica del ITC, si bien ha apuntado que entre ellas figuran "líneas de investigación deficitarias", como el uso, al 10 % de su capacidad, de un supercomputador que costaba al año 70.000 euros y que se llegó a ofrecer a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, institución que lo rechazó por obsoleto.

El consejero ha manifestado que prefiere ser optimista y mirar hacia la nueva etapa de la empresa, en la que se pretenden "convertir en verdaderas empresas a sus diez departamentos de investigación", de forma que el ITC sea "un verdadero elemento de innovación".

Con un presupuesto anual de 10 millones de euros, de los que ocho corresponden a costes de personal, el consejero ha recordado que el déficit del ITC es de 2,5 millones de euros.

De igual forma, ha estimado que la nueva etapa que se pretende establecer en el ITC requerirá de un mayor apoyo económico por parte del Gobierno canario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine