Elecciones Generales 2016

Alberto Rodríguez: "Hemos venido a formar gobierno y no a montar escándalo en las instituciones"

El candidato de Unidos Podemos al Congreso por la provincia tinerfeña regresa como una de las caras más conocidas del partido

22.06.2016 | 01:44
Alberto Rodríguez: "Hemos venido a formar gobierno y no a montar escándalo en las instituciones"

Alberto Rodríguez se estrenó como diputado en la pasada legislatura, convirtiéndose en uno de los nuevos parlamentarios más reconocidos. Admite que durante la negociación pidieron cargos para mostrarse como una formación que puede formar gobierno y que no ha venido a montar escándalo en las instituciones. Afirma que Podemos volverá a tender la mano al PSOE tras las elecciones y espera que los socialistas decidan "no traicionar a sus votantes y ponerse del lado del cambio".

¿Estas nuevas elecciones representan un fracaso de la democracia?
Hay un fracaso evidente y es el fracaso de los grandes poderes económicos de este país, que por primera vez en muchas décadas no pudieron imponer un gobierno acorde a sus intereses. Nosotros tendimos la mano al Partido Socialista y por desgracia no encontramos una mano al otro lado. Frente a este escenario de bloqueo no enfrentamos con toda la ilusión del mundo a unas elecciones que, por lo que percibimos en las calles, van a tener un resultado bastante potente para las fuerzas del cambio.

Algunos les echan a ustedes la culpa de no haber conseguido sacar al PP del Gobierno, ¿ha sido así?
Nosotros vinimos a cambiar las cosas. Entramos en las instituciones para hacer programas totalmente diferentes a lo que se ha hecho hasta ahora. Si pretendían que comulgáramos con ruedas de molino se equivocaron de organización. Nosotros valoramos el pacto entre el Partido Socialista y Ciudadanos y le preguntamos a la gente qué hacíamos al respecto y el 90% nos dijo que estábamos haciendo bien y que no cabía posibilidad de que nos sumáramos.

¿Por qué en esta ocasión se ha podido llegar a un acuerdo con Izquierda Unida?
Yo creo que el momento político que vive el país hace que cada semana el panorama cambie. Yo creo que todo el mundo que quiere cambiar este país vio claro que era fundamental que las fuerzas que compartíamos puntos nucleares del programa no volvieran a ser adversarios electorales. Por lo tanto, lo que no pudimos hacer por desgracia antes del 20 de diciembre esta vez lo conseguimos, quizás pusimos más generosidad todas las partes y conseguimos llegar a un acuerdo que es ya histórico.

¿Mantiene el partido el mismo programa electoral que en las elecciones de diciembre?
Es básicamente el mismo, pero hemos adaptado cosas en la memoria económica en función de como se han ido moviendo las inversiones y el déficit en estos últimos meses. Pero la columna vertebral sigue siendo la misma, sumado al acuerdo con los compañeros de IU.

Sin embargo, sí que han reducido el gasto público en 6.000 millones para adaptarlo a las recomendaciones de Bruselas
Sí, eso es fruto de que la inversión pública ha cambiado. Los objetivos del déficit se han modificado en estos últimos meses por ese intento electoralista del Partido Popular, que sabe que la salida pasa por invertir más dinero público y eso es lo que han hecho. Esto hace que nosotros modifiquemos nuestros objetivos porque hace falta invertir menos de lo que nos planteábamos el 20 de diciembre.

En cuanto a Canarias ¿cuáles son las principales propuestas?
El desempleo, la vivienda, la educación y la sanidad son los temas que más preocupan a los canarios y Podemos es punta de lanza en defensa del estado del bienestar. A parte, tenemos también temas que afectan solo a Canarias como son el blindaje de las partes más beneficiosas para la ciudadanía del Régimen Económico y Fiscal. Modificar las partes que creemos que no han servido para mejorar la vida de la gente sino para beneficiar a unos pocos, como es por ejemplo, la Reserva de Inversiones. También cambiar el Régimen Específico de Abastecimiento que está beneficiando a unas elites importadores en las Islas y que tiene a nuestro sector primario hundido en la miseria.

Precisamente las ventajas fiscales son uno de los factores que ha atraído grandes producciones cinematográficas a Canarias ¿Cree que es beneficioso?
Todo lo que genere actividad económica es bueno, por supuesto. Lo que nosotros creemos es que es fundamental que estas cosas se hagan manteniendo una fiscalidad adecuada y justa y también los derechos laborales. El modelo de zona franca que funciona en muchos países del tercer mundo ha demostrado que servirá para que las empresas produzcan mucho, pero para la población local el que haya excepción de impuestos se acaba convirtiendo en un desmantelamiento de los servicios públicos y de las condiciones laborales. Nosotros creemos que el modelo no debe ir por ahí, son bienvenidos ese tipo de producciones porque dinamizan la economía y generan empleo, pero siempre tenemos que mantener nuestra legislación laboral y fiscal.

Ustedes han abogado en multitud de ocasiones por que Canarias sea un territorio de paz; ¿se mantiene en esa postura?
Nosotros pretendemos que Canarias no sea usada como una base de agresión hacia terceros países. Primero por una cuestión de justicia y de ética y sobre todo que esto no haga que Canarias se convierta en un objetivo potencial del terrorismo. De ahí a lo que se ha dicho de que queremos sacar a los militares de Canarias y quitar las bases hay un abismo. Nuestra propuesta es de apoyo a las Fuerzas armadas y en nuestro programa llevamos medidas para democratizarlas

¿Qué valoración hace de la renuncia de Victoria Rosell a ser candidata por la provincia de Las Palmas?
Esto tiene una parte mala y una parte buena. La parte mala es que hayamos perdido a la compañera Victoria que tiene una excelente trayectoria profesional y era una excelente diputada. Aun peor que eso es comprobar como el PP usa las estructuras del estado para atacar a adversarios políticos en la connivencia entre el poder judicial, empresarial y político. La parte buena de la que podemos sacar pecho es que nosotros cumplimos lo que decimos en nuestro código ético. La compañera ante la posibilidad de que pudiera ser investigada en este caso dio un paso atrás para no perjudicar al proyecto.

¿Esa connivencia de la que habla es un caso aislado o por el contrario es algo habitual?
Hemos visto en muchas ocasiones como el PP usa sus cargos institucionales como si fueran de su propiedad. Tenemos las declaraciones del director general de Policía y otra serie de ejemplos que nos hace ponernos alerta y tener más ganas aún de ganar las elecciones para sacar al PP del Gobierno.

¿Cree que el ´sorpasso´ será una realidad en Canarias?
Nosotros creemos que vamos a ganar las elecciones en Canarias. Sumados los votos que obtuvimos el 20 de diciembre las dos fuerzas que vamos en confluencia nos quedamos apenas a 20.000 votos del Partido Popular. Eso en un Archipiélago con dos millones de habitantes es prácticamente nada. El 20 de diciembre los únicos que consiguieron superarnos por muy poco fue el Partido Popular y vamos a salir a ganarles a ellos.

Si el escenario tras las elecciones es similar al de diciembre, ¿volverán a intentar un pacto con el PSOE?
Por supuesto. Nosotros ya tendimos la mano durante estos cuatro meses. Fue una pena que no encontráramos a nadie al otro lado. Pero después del 26 de junio vamos a seguir haciéndolo, porque creemos que hay dos modelos de país en juego. Y esos dos modelos de país se expresan en las dos únicas posibilidades de gobierno reales: un gobierno del Partido Popular o un gobierno con Podemos. No va a haber otra opción a partir del 26 de junio. Esperamos que el PSOE, que va a ser el árbitro en todo esto, decida no traicionar a sus votantes y ponerse del lado del cambio.

Si fuera necesario incluir a otros partidos, ¿el pacto con Ciudadanos es una línea roja?
No es una cuestión de nombres, etiquetas o colores. Es una cuestión de programas y es evidente que su programa está en las antípodas del programa de Unidos Podemos. Por lo tanto, esa posibilidad no se contempla más allá de que ellos nos han vetado ya activamente.

Sin embargo, se ha dicho que ustedes sí que estaban de acuerdo con el 80% del acuerdo del PSOE y Ciudadanos
Eso es abiertamente falso. El acuerdo dejaba fuera puntos claves para nosotros. Por lo tanto, en ningún momento se valoró la posibilidad de sumarnos. Nosotros no entramos en las instituciones para seguir haciendo más de lo mismo y en función del contenido del acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos las puertas quedaban cerradas para nuestra participación.

Uno de los aspectos que más se criticó es que Pablo Iglesias pidiera cargos políticos al inicio de la negociación. ¿Volverían a repetir la estrategia?
Nosotros cometimos errores en esta legislatura, sobre todo en el plano de la comunicación. Intentamos trasmitir seriedad, que queremos formar gobierno y no vinimos a montar escándalo a las instituciones. Fruto de eso fue el ofrecimiento de determinadas posiciones en el gobierno por parte de nuestros portavoces, que quizás no fueron entendidas y fueron percibidas como que estábamos entrando en el juego de los sillones como una fuerza de la vieja política. En ningún momento fue esa nuestra intención, queríamos transmitir que somos una fuerza de gobierno que estamos dispuestos a mancharnos las manos gobernando y asumir todas las contradicciones que eso supone.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine