Elecciones Generales 2016
26J

PP y Podemos empatan y CC no llega

El CIS pronostica que los nacionalistas quedan fuera del Congreso por primera vez desde 1993 - El PSOE pierde un diputado por Santa Cruz de Tenerife y los populares tocan suelo en Las Palmas

11.06.2016 | 04:22
Encuesta CIS, resultados en Canarias.

El PP y Unidos Podemos serán los partidos más votados en Canarias en las elecciones generales del próximo día 26 y lograrán cinco escaños cada uno, según la encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) difundida ayer y en la que se vaticina también que Coalición Canaria se queda, por primera vez desde su fundación en 1993, sin representación en el Congreso, lo que supondría la pérdida de su escaño para la tinerfeña Ana Oramas. Además, la encuesta señala que el PSOE sigue perdiendo apoyos y cederá un diputado respecto a los resultados de diciembre, y que Ciudadanos consigue mantener en las Islas sus dos escaños del 20D. El trabajo demoscópico en el inicio de la campaña electoral y a poco más de quince días de la cita con las urnas confirma que la aparición de nuevas formaciones políticas ha dinamitado definitivamente el panorama político canario, y refleja un electorado muy fragmentada.

Los resultados avanzados por la encuesta confirman que el acuerdo entre Podemos e IU no sólo propicia en Canarias el sorpasso con el PSOE, sino que logra alcanzar al PP en número de escaños y amenaza su hegemonía. El empate a cinco escaños que el CIS pronostica entre el PP y Unidos Podemos tiene así lectura muy distinta para cada una de las formaciones. Mientras para los populares es un mal resultado que no les permite recuperar nada del terreno perdido el 20D respecto a sus nueves escaños del 2011, para la coalición de izquierdas es un avance significativo desde los tres puestos de diciembre, rentabilizando al máximo los votos de IUC que en otras contiendas electorales no logran representación.

Frente de izquierda

Los resultados en Canarias están en consonancia con los del resto del Estado, donde el PP (118-121 escaños) ganaría las elecciones pero perdiendo entre 2 y 5 asientos pese a un mayor porcentaje de apoyo, del 29,2%, y Unidos Podemos (58-60) y las confluencias territoriales de esta coalición (30-34) ganan conjuntamente entre 19 y 33 escaños (71 el 20D) y adelantan al PSOE, que quedaría como tercera fuerza en el Congreso. Los socialistas, con un 21,2 % de los votos, cederían de 12 a 14 escaños (78-80) respecto de los 90 logrados en diciembre. Ciudadanos (38-39), por su parte, baja ligeramente entre uno y dos asientos respecto a los 40 de los anteriores comicios, aunque sube algo en intención de voto hasta el 14,6 %. El resultado final, con todo, supondría un ligero avance de las formaciones de izquierda, cuya suma de escaños podría alcanzar hasta los 172 diputados, a sólo cuatro de la mayoría absoluta, pero en esta ocasión con Podemos liderando el frente y poniendo al PSOE en una disyuntiva histórica.

Tal es así que los socialistas no ganarían en ninguna comunidad el 26J, ni siquiera en Andalucía y Extremadura, donde venció el 20D, y el presidente del Congreso, Patxi López, perdería su escaño por Vizcaya. Unidos Podemos se convertiría en el más votado en Cataluña (con la marca En Comú Podemo) y en Euskadi.

El barómetro pronostica variaciones en la mayor parte de los territorios respecto al 20 de diciembre y concluye que sólo se repetirían los mismos resultados que entonces en Asturias, Cantabria y La Rioja.

La opinión de los encuestados sobre la actuación de los partidos en los seis meses de la legislatura fallida es negativa para todos los casos. La formación menos castigada es Izquierda Unida, pues hasta un 13,2% asegura que la formación liderada por Alberto Garzón ha tenido una actuación buena o muy buena; en segunda posición se sitúa el partido de Albert Rivera, con un 9,6% que valora su labor; Podemos cuenta con un 9,9% que ensalza su actuación, pero un 59,9% que la deplora; mientras que tanto el PSOE como el PP son los partidos peor puntuados. En el caso de los de Mariano Rajoy, hasta un 63,8% rechaza su actuación, mientras que un 61,7% critica al partido de Pedro Sánchez.

Vuelco en el PP

En el Archipiélago, el CIS le pronostica al PP un vuelco en sus resultados por provincias al otorgarle sólo dos escaños por Las Palmas, decidiendo uno respecto a diciembre, y tres por Santa Cruz de Tenerife, uno más que en las pasadas elecciones. Este resultado supone un duro varapalo para los populares de la provincia oriental y sugiere que la marcha de José Manuel Soria, líder indiscutible del PP canario durante los últimos 20 años, y su implicación en los llamados papeles de Panamá, que le obligó a dimitir como ministro y a abandonar la actividad política, va a pasar factura al partido.

De confirmarse este pronóstico, el PP perdería por primera vez desde 1989 su tercer diputado por Las Palmas y dejaría fuera al veterano Guillermo Mariscal, que aspiraba a su quinta elección. La apuesta del partido por María del Carmen Bento como cabeza de lista por esta circunscripción, con Matilde Asián como número dos, supondría un claro fracaso.

Sin embargo, la lista popular por Santa Cruz de Tenerife que encabeza en esta ocasión Ana Zurita logra mejorar los resultados obtenidos por la formación en diciembre al conseguir tres escaños frente a los dos de entonces. Sería la primera vez que el PP saca más diputados nacionales en la circunscripción tinerfeña. Así, además de Pablo Matos como número dos, entraría también en el Congreso Ernesto Aguiar, el tercero en la lista, lo que compensaría en términos generales la pérdida del escaño en Las Palmas, pero abriría un debate profundo en el partido sobre los actuales equilibrios territoriales y el peso de las organizaciones insulares en el contexto de un inminente congreso regional que debe resolver el futuro liderazgo del partido tras la traumática marcha de Soria.

Vencedores y perdedores

Podemos se erigiría sin duda en la formación vencedora moral de las elecciones en Canarias al lograr un diputado más por provincia, alcanzando el tercer escaño por Las Palmas y el segundo por Santa Cruz de Tenerife. Se convertiría además en la principal referencia política en la provincia oriental al desplazar al PP, al que arrebata el asiento, y lograría máxima renta de los más de 30.000 votos logrados por IUC en las pasadas elecciones sin haber cedido en las listas de la coalición ninguno de los puestos ganados gracias a ellos. En todo caso, estos resultados indicarían que, contrariamente a lo que le ha pasado al PP con Soria, la renuncia de Victoria Rosell a encabezar la lista por Las Palmas por estar siendo investigada por el TSJC precisamente por una denuncia del exministro, no ha deteriorado las expectativas electorales de la marca y que tanto Meri Pita en esta circunscripción, como Alberto Rodríguez en la provincia occidental, logran arrastrar a sus simpatizantes.

En el campo del PSOE ocurre justamente lo contrario y la encuesta confirma que su electorado parece estar desmovilizado. Los socialistas canarios logran mantener los dos escaños por Las Palmas y confirma el puesto logrados en diciembre por Sebastián Franquis y el cedido al nacionalista Pedro Quevedo en base a la alianza electoral con Nueva Canarias. Dado que la encuesta no ofrece porcentajes, no cabe hacer conjeturas sobre si es esa entente la que asegura el segundo escaño para la plancha socialista o si ésta lograría los dos puestos sin el apoyo de los votantes de la formación que lidera Román Rodríguez. En todo caso, al PSOE sí le llegan malas noticias desde Santa Cruz de Tenerife, donde sólo logra el escaño al que aspira su cabeza de lista Tamara Raya, pero pierde el segundo conseguido el 20D por Francisco Hernández Spínola. Serían los peores resultados del PSOE en Canarias desde la mayoría absoluta del PP en el 2000, cuando obtuvo un único escaño en la provincia oriental y dos en la occidental.

De otra oparte, la encuesta del CIS saca a CC del Congreso y le deja sin representación por primera vez en la Cámara baja desde que la formación nacionalista hizo su fulgurante aparición en las Cortes en 1993 con cuatro diputados y seis senadores. El barómetro pronostica de esta forma que el nuevo tablero político no da espacio para la formación nacionalista, perjudicada por la polarización del debate en el ámbito nacional, y le quita el único escaño que aún conservaba, el logrado el 20D por Ana Oramas por Santa Cruz de Tenerife. El CIS otorga a CC un 0,2 % de los votos totales nacionales, mientras que en las elecciones de diciembre logró el 0,33%. En su circunscripción, Oramas consiguió el escaño con algo más de 50.000 votos y el 10,51 % de apoyo electoral.

La única formación que no sufre modificaciones apreciables en Canarias según el CIS es Ciudadanos, que mantiene los dos asientos obtenidos en diciembre, uno por cada provincia. De esta forma, Saúl Ramírez y Melisa Rodríguez conseguirán sentarse de nuevo en el Congreso en sus respectivos escaños por Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, y mantiene para su formación el apoyo logrado en diciembre pasado sin que les afecte la pérdida que la encuesta pronostica en el ámbito estatal.

La encuesta está realizada a través de 17.488 entrevistas personales (de ellas 794 en Canarias) entre el 4 y el 22 de mayo, después de que Podemos e IU firmaran su coalición electoral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine