Charla 'Contra la evasión fiscal y la corrupción'

Una lista casi interminable

En los ficheros informáticos de Falciani han aparecido por ahora 2.694 españoles que tenían cuentas sin declarar en Ginebra por sumas que superan los 1.769 millones de euros

07.06.2016 | 12:41
Una lista casi interminable

La lista Falciani es una relación que contiene los nombres de unas 130.000 personas (físicas y jurídicas) que tenían cuentas no declaradas en la sucursal que el banco británico HSBC tiene en Ginebra y cuyo capital en conjunto se elevaba a más de 78.000 millones de euros entre los años 2006 y 2007. Es Hervé Falciani, un informático que trabajaba en dicha entidad financiera, quien filtró la lista desde su puesto de trabajo en 2008.

En la lista Falciani hay 2.694 nombres de españoles que acumulaban (en las fechas previas a destaparse el hurto de los ficheros) más de 1.769 millones de euros en la entidad suiza -aparte de lo descubierto al fallecido Emilio Botín-. Al menos esos son los datos ya investigados, pero la cifra de españoles vinculados con el listado podría elevarse a cerca de 4.000. Tener una cuenta bancaria en el país helvético no es ilegal, pero la publicación de la lista Falciani ha arrojado luz sobre el secretismo bancario suizo y cómo operan los expertos en ingeniería financiera para ayudar a los defraudadores a evadir impuestos y blanquear capitales cuya obtención en origen, lícita o ilícita, acaba por diluirse en una maraña de sociedades pantalla y testaferros.

La lista Falciani no tiene espacios en blanco por actividades profesionales o empresariales de los españoles que en ella aparecen. Hay de todo: abogados, médicos, arquitectos, empresarios, magnates, banqueros y altos ejecutivos, artistas, deportistas y aristócratas, incluso, hasta una congregación religiosa, como las Hermanas de San José de Gerona. Pero también llama la atención que en ese listado aparezcan personas que fueron magistrados del Tribunal Supremo, como es el caso de Ramón López Vilas, que acumuló al menos tres millones de euros y que según ha dicho ya ha regularizado con Hacienda su situación fiscal.

Aún no se han filtrado todas las filiaciones de los presuntos evasores fiscales de nuestro país, en gran parte porque la Justicia tiene abiertas diferentes investigaciones que se encuentran aún en fase de instrucción y bajo secreto de sumario. Pero sobre aquellas pesquisas judiciales que no están afectadas por esta protección ya se sabe que la Gürtel también utilizó esta entidad. Hoy se conocerán nuevos datos de esos ficheros, dijo ayer Falciani.

La lista ya ha servido en España para sentar en el banquillo a defraudadores que aparecen en estos archivos informáticos y dictar sentencias. Así, Gonzalo Prado Pardo y Manuel de Villena, marqués de Castiglione de Aragón ha sido condenado a un año de cárcel y a pagar multas que suman 595.332 euros por delito fiscal. Sixto Delgado ha sido condenado a seis años, y aunque aún cabe recurso, la Fiscalía pedirá prisión provisional para él. La de Jacob Benzaquen a siete años de cárcel y 21 millones en multas ya es firme. Benzaquen está prófugo de la Justicia. Carlos Vicente Ortega Cedrón, consejero delegado de la multinacional de ropa Pepe Jeans, consignó 5,3 millones de euros en el juzgado de Madrid que le investiga por delito fiscal para, en el caso de que sea condenado, pueda acogerse a la atenuante de reparación del daño.

El fallecido Emilio Botín, que fue presidente del Banco Santander, es el español que más fondos tenía en el banco suizo en esos dos años, unos 2.000 millones de euros. Para intentar esconder quién estaba detrás de sus cuentas, se empleó un complicado entramado de sociedades opacas en Panamá y las Islas Vírgenes que se ocultaba mediante testaferros. Ahora además, la investigación judicial sobre la lista Falciani ha acabado por salpicar al Banco Santander por supuestas prácticas irregulares que investiga el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, quien ordenó el pasado viernes el registro de las oficinas centrales de la entidad en Boadilla del Monte. El magistrado trata de averiguar si la mayor entidad financiera española colaboró en el blanqueo de los fondos que se alojaban en la filial de Ginebra del HSBC. Las pesquisas no se centran ahora en las presuntas irregularidades cometidas por los clientes que figuraban en la lista Falciani sino en el funcionamiento de las operaciones realizadas desde el banco de los Botín y que habrían permitido el retorno de ese dinero al circuito legal.

Los países que más dinero tienen en las cuentas incluidas en la lista Falciani son Suiza (31.200 millones de dólares), Reino Unido (21.700 millones), Venezuela (14.800 millones), Estados Unidos (13.400 millones), Francia (12.500 millones) e Italia (7.500 millones).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine