La precampaña electoral | El líder socialista visita Tenerife

Sánchez: "Soy un político en A"

El candidato socialista se define en contraposición a Rajoy, "que todo lo tiene en B"

03.06.2016 | 12:59
Sánchez: "Soy un político en A"
El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe un afectuoso saludo de una vecina portuense en presencia de Aurelio Abreu.

En una precampaña electoral en la que los ideólogos de las fuerzas políticas disputan su particular premio a la originalidad, no precisamente están siendo los del Partido Socialista (PSOE) los más sobresalientes. No al menos en el capítulo de las anécdotas. Ayer, bajo el fuerte sol de mediodía que caracteriza al Puerto de la Cruz, su candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, relató por enésima vez ese momento en el que una pareja se le acercó el mismo 20 de diciembre para confesarle el sentido de su voto. Ella le dijo que le votaría y él le dijo que votaría a quienes lo harían presidente. La anécdota, por repetida, ha saltado ya a las televisiones, pero Sánchez, que se definió como un "político en A", insistió: el 26 de junio no valen los "intermediarios", de modo que el cambio solo pasa por el voto socialista, argumentó.

Chascarrillos al margen, la visita del candidato a la Moncloa al municipio del norte de Tenerife, antaño feudo del PSOE, supuso el segundo gran apoyo a los candidatos canarios a las Cortes tras el viaje de la presidente de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, días atrás. Alrededor de dos centenares de militantes y simpatizantes de los del puño y la rosa se dieron cita junto a la señera Casa de la Aduana portuense, donde no hubo referencia alguna, y mucho menos promesa, sobre el futuro muelle y puerto deportivo. La vicepresidente autonómica, Patricia Hernández; el consejero regional de Justicia, Aarón Afonso; el consejero insular Aurelio Abreu; y nombres propios del PSOE tinerfeño como los de José Ángel Martín, Mónica Martín u Olivia Delgado, amén de los candidatos, arroparon a Sánchez durante su alocución y el paseo posterior desde la Casa de la Aduana hasta el Ayuntamiento.

Fue Marco González el que dio paso a Sánchez dando las gracias por acudir al acto en día laboral. "No hay trabajo", gritó alguien desde el auditorio para recordar que, haciendo caso a las estadísticas, alrededor de un 30% de los asistentes ni siquiera tendrían un puesto de trabajo del que ausentarse. Tal vez el grito fue el que llevó al candidato del PSOE a poner especial énfasis en la necesidad de seguir luchando contra la lacra del desempleo. Subir el salario mínimo interprofesional, crear un plan de choque contra el desempleo de larga duración (de especial incidencia en el Archipiélago), promulgar una ley de igualdad salarial entre hombres y mujeres y derogar la reforma laboral del Gabinete que preside Mariano Rajoy forman parte de la receta de Sánchez contra el mayor de los problemas del país. Además, el también secretario general de los socialistas se atrevió a dar plazos (cuatro meses desde su eventual investidura) para poner en práctica un ingreso mínimo para esos alrededor de 720.000 hogares que no tienen ingresos.

Palos a Rajoy e Iglesias

Sánchez, que se definió como un político "A" en contraposición a Rajoy, un político que "todo lo tiene en ´B´", apostó también por "blindar" el sistema de pensiones entre gritos de "presidente, presidente" y algún esporádico "viva la República". Antes de enfilar la populosa calle de Las Lonjas hacia la plaza de Europa, trayecto en el que tuvo tiempo de comprobar el género de la pescadería de los Hermanos Carrillo, la misma ubicada en las dependencias de la cofradía de pescadores, Sánchez dejó también algún que otro recado a Podemos y Pablo Iglesias, a los que responsabilizó de haber bloqueado el "cambio" y confundir la esencia de la izquierda: "Ser de izquierdas no es controlar el CNI".

Antes de poner rumbo Gran Canaria, el presidenciable de los del puño y la rosa tuvo tiempo, aunque en su propia organización había quien dudaba de que la jornada alcanzara para tanto, para visitar las alfombras de La Orotava y conocer las instalaciones del Instituto de Astrofísica de Canarias en el observatorio de Izaña, en las Cañadas del Teide. A Sánchez le hacía especial ilusión esta visita después de que la última vez que estuvo en Tenerife no pudiera hacerla a consecuencia de los atentados de Bruselas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine