Hendricks llama a los europeos a obligar a sus gobiernos a cumplir con los refugiados

La soprano estadounidense y embajadora vitalicia de ACNUR reconoce que no esperaba la reacción que ha tenido la UE con los refugiados

18.05.2016 | 14:36
La soprano estadounidense Bárbara Hendricks (d), a presidenta del Parlamenteo Regional, Carolina Darias (2i); la presidenta de la Fundación Mujeres por África, María Teresa Fernández de la Vega (2i); y la ex presidenta de la República Centroafricana, Catherine Samba Panza.
Hendricks llama a los europeos a obligar a sus gobiernos a cumplir con los refugiados

La soprano estadounidense Barbara Hendricks, embajadora vitalicia de ACNUR, ha reconocido este miércoles 18 de mayo que no esperaba la reacción que ha tenido la UE con los refugiados, pero también que no pierde la esperanza de que los ciudadanos fuercen a sus gobiernos a cumplir con sus obligaciones.

Hendricks ha ofrecido este miércoles en Casa África una conferencia sobre la situación de las mujeres en la crisis de los refugiados que huyen de Siria e Irak, en la clausura del primer encuentro de parlamentarias canarias y africanas que se ha celebrado esta semana en las islas.

La cantante, reconocida internacionalmente por su activismo en defensa de los Derechos Humanos, ha acusado a los gobiernos europeos de buscar todas las vías posibles para "eludir su obligación con las personas que huyen de la guerra", a pesar de que "todos ellos son firmantes de la Convención de 1951" sobre los refugiados.

"No me esperaba esto. Estaba muy contenta de la primera reacción de los ciudadanos europeos, que fue mostrar su generosidad y ayudar a gente que llegaba a sus países. Yo vivo en Suecia, en una isla, y mi marido iba todas las noches con comida y ropa con otras personas a la estación central para ayudar a la gente que iba de camino a Finlandia", ha relatado Hendricks a los periodistas.

A su juicio, la mayoría de los ciudadanos de Europa ha tenido la reacción correcta, la que ella esperaba "de corazón", la de la gente que espontáneamente se dedicó a ayudar en lo que podía a las miles de personas que cruzaban el continente huyendo de la guerra.

"Son los políticos los que después han tenido miedo de la repercusión que todo esto podía tener en sus carreras", ha añadido.

La soprano estadounidense, reconocida en Europa con premios del prestigio del Príncipe de Asturias o la Legión de Honor de Francia, ha precisado que entiende que esta es una "situación compleja", pero también ha recalcado que "no le puedes decir a una persona cuya casa está en llamas que se espere a que nosotros arreglemos lo nuestro para que podamos ir a salvarla".

"Esta gente huye para salvar la vida, son nuestros hermanos y hermanas. Culturalmente son distintos a nosotros en muchas cosas, pero tienen nuestro mismo ADN. Estamos obligados a aprender a vivir juntos y a encontrar una forma humanitaria de hacerlo. De lo contrario, estamos perdidos", ha advertido.

La cantante ha sido especialmente crítica con Hungría, a cuyos ciudadanos ha censurado "su corta memoria", por haber sido "los primeros en levantar alambradas" sin acordarse de que una de las primeras grandes operaciones humanitarias de la ONU fue ayudar a 200.000 húngaros que salieron de su país tras la invasión soviética.

Barbara Hendricks también ha lanzado un mensaje para los medios de comunicación, porque considera que es su responsabilidad ayudar a los ciudadanos "a poner cara" a esta crisis de los refugiados con historias personales, para que la gente pueda ponerse en su lugar.

"Todos los estados europeos tienen gobiernos democráticos, así que corresponde a sus ciudadanos presionar y obligarles a cumplir (con la convención de 1951). Mi trabajo como embajadora de ACNUR es dar información a la opinión pública para que se mueva y haga que los políticos cumplan. La mayoría creemos que cualquier persona tiene que ser tratada bien y de forma justa", ha añadido.

La soprano ha hecho estas reflexiones tras reconocer en su conferencia que ella nació "refugiada" en su propio país.

"Nací sin los mismos derechos que la Constitución garantizaba a una mujer blanca. Nací en Stephens, Arkansas, y a mis padres se los gobernaba por unas leyes injustas (...) Todavía recuerdo los carteles de 'Solo blancos'. Yo fui testigo de toda la lucha que lideró Martin Luther King", ha relatado Hendricks, antes de emocionar al auditorio cantando "Sometimes I feel like a motherless child" ("A veces me siento como un niño sin madre"), un espiritual cuyas raíces se remontan a los tiempos de la esclavitud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine