La juez acelera el 'caso Guillermo García'

Parte la investigación en cuatro para evitar una macrocausa y que se eternice

18.05.2016 | 12:21

La juez del caso Guillermo García ha dado un nuevo impulso a la investigación sobre las presuntas irregularidades del exdirector de la Radio Televisión Canaria (RTVC). María de los Ángeles de Lorenzo Cáceres-Farizo, titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Cruz de Tenerife, lo ha hecho partiendo el proceso en cuatro piezas para impedir que se convierta en una macrocausa y se eternice.

La magistrada investiga los contratos por un valor total de 22 millones de euros que firmó Guillermo García-Machiñena con varias productoras cuando llevó las riendas del ente público entre diciembre de 2007 y marzo de 2015. Por esta investigación, la juez ha imputado a García como presunto autor de los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias. También están imputados por estos mismos delitos Francisco Padrón, como responsable de la empresa Amanecer Latino, y la que fuera directora financiera del ente público, Lourdes Reyes.

La primera de las piezas se centrará en los contratos de RTVC con la productora del amigo y mentor de Guillermo García, Francisco Padrón. La empresa Amanecer Latino percibió 2.301.680 euros de fondos públicos por una serie de 260 entrevistas a deportistas, tres temporadas de programas culturales y una serie dedicada al escritor tinerfeño Vázquez Figueroa, que nunca llegó a emitirse.

El Grupo contra la Delincuencia Económica de la Policía Nacional ha asegurado en sus informes que tiene pruebas que apuntan a que García pagó a Padrón un precio muy por encima del valor real de los programas para ayudar a su amigo a pagar una deuda que había contraído con la Seguridad Social de alrededor de 1,6 millones de euros. Además, algunos de estos espacios, principalmente las entrevistas a deportistas, apenas tuvieron audiencia –en el mejor de los casos, solo 9.000 espectadores– y fueron emitidos en horas de la madrugada y por el desaparecido segundo canal de la Tele Canaria.

Fuentes judiciales consultadas por la opinión de tenerife aseguraron ayer que la segunda pieza se centrará en otra productora presuntamente beneficiada por García, Doble Diez Comunicación. El anterior director general del ente público firmó con esta empresa contratos para la producción de programas de televisión que superan los 18.910.300 euros, unos diez millones más de los que ya se conocían que esta productora facturó a RTVC entre 2008 y 2010.

De los más de 22 millones totales que se investigan, 1.405.563 euros pertenecen a los contratos firmados con Siete Mares, la protagonista de la tercera pieza y productora a la que se encargó, entre 2008 y 2011, un total de 155 retransmisiones. De ellas, 27 fueron retransmisiones de actividades culturales que costaron 395.696 euros, y 128 enlaces deportivos por 1.009.867 euros.

Pebaut Canarias

La cuarta y última pieza tiene que ver con dos facturas de 14.800 euros y 14.600 euros pagadas por la Televisión Canaria a la empresa Pebaut Canarias SL en octubre de 2015. La juez investiga estas transferencias al considerar que las cantidades superan con creces los servicios de maquillaje realizados por esta empresa y porque, además, Pebaut Canarias SL es propiedad de la excuñada de Guillermo García, Isabel Aránzazu Pérez.

No es la única medida que ha tomado la magistrada María de los Ángeles de Lorenzo Cáceres-Farizo para acelerar una investigación compleja y llevar a los presuntos autores de las irregularidades ante los tribunales. En enero de este año, la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, con sede en Madrid, se hacía cargo de la investigación. La fiscal delegada por Anticorrupción en Santa Cruz de Tenerife, María Farnés, ha participado en la investigación desde su inicio pero como integrante de la Fiscalía de Santa Cruz de Tenerife, es decir, en coordinación con la fiscal jefe provincial, Carmen Almendral. Ahora asume el caso como delegada de Anticorrupción en Madrid y, por tanto, su labor será supervisada por el máximo responsable de ese departamento, Antonio Salinas. Además, la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la capital tinerfeña ha pedido un juez de refuerzo ante la envergadura del caso, que se ha ido ampliando a medida que han aparecido nuevas sospechas sobre la gestión de Guillermo García al frente del ente público. El Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional empezó con los contratos de Amanecer Latino pero, a raíz de la información recabada, ha incluido en sus pesquisas los contratos con Doble Diez, Siete Mares y la empresa de la excuñada del director general.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine