El CGPJ deniega una petición de amparo a la juez Lorenzo-Cáceres

La magistrada que instruye el ´caso Willy´ solicitó el apoyo de este órgano de la judicatura por los comentarios vertidos en un digital

23.04.2016 | 00:47
Guillermo García sale del Palacio de Justicia tras prestar declaración.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado denegar la petición de amparo formulada por la magistrada María de los Ángeles Lorenzo-Cáceres y Farizo, titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Santa Cruz de Tenerife, frente al director del periódico digital Canariasahora.com, el periodista Carlos Sosa, según un escrito del CGPJ publicado en su web ayer, aunque con fecha de 21 de enero pasado.

En el escrito dirigido al CGPJ, la juez consideraba que los calificativos que Sosa había empleado en distintas informaciones para referirse a su actuación en el procedimiento judicial en el que investigan posibles irregularidades en la adjudicación de contratos de Radio Televisión Canaria (RTVC) a varias productoras, "afectan a la independencia judicial en esta instrucción y suponen un ataque lesivo para ella y para la judicatura en general".

Según informa el CGPJ, la magistrada acompañaba su solicitud de amparo de varias de las noticias publicadas en el citado digital, que incluyen frases y expresiones como "jamás en la historia judicial de Canarias se había visto que una denuncia claramente política (...) pudiera subir como un suflé hasta límites kafkianos con la colaboración necesaria de la titular de ese Juzgado", "jamás una instrucción judicial pudiera pudrirse hasta provocar la indefensión de los sospechosos" o "la providencia (...) es un claro ejemplo de mala praxis judicial y de absoluto disparate jurídico".

"Crítica no justificada"

La Comisión Permanente, tras examinar el caso, ha concluido que las expresiones utilizadas por el medio de comunicación digital "carecen de una justificación mínimamente razonable y son un exceso no justificado de crítica de las decisiones judiciales que no solo comprometen el deber de respeto hacia las decisiones judiciales, sino que, además, transmiten a los ciudadanos una imagen distorsionada de la Justicia y del principio constitucional de separación de poderes, que ha de considerarse un principio constitutivo de nuestro sistema político y de convivencia".

El acuerdo de la comisión añade, sin embargo, que esas informaciones "no resultan susceptibles de calificarse como influencia ni perturbación de la independencia judicial".

Lorenzo-Cáceres instruye en su juzgado el denominado caso Willy, que investiga las presuntas irregularidades cometidas por el exdirector general de Radiotelevisión Canaria (RTVC), Guillermo García-Machiñena, por la contratación de ciertas productoras privadas para que realizaran programas para ser emitidos por la televisión pública y a las que se les habrían pagado precios "desorbitados" por dichos espacios.

En la causa está imputado como presunto autor de los delitos de malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y prevaricación García-Machiñena, así como la exdirectora financiera del ente público, Lourdes Reyes, y el propietario de la productora Amanecer Latino, Francisco Padrón, amigo y antiguo jefe de Guillermo García-Machiñena durante su etapa en Radio Club Tenerife.
La juez estudia más de 22 millones de euros destinados a la contratación de tan solo tres productoras privadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine