Clavijo: "Quienes no se presentan a las elecciones son más propensos a lo ilegal"

El presidente del Gobierno regional explica la Ley del Suelo en una sala abarrotada del Mencey donde se le cuestionó el poder que la norma otorga a los ayuntamientos

22.04.2016 | 01:16
El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ayer durante su exposición ante una abarrotada sala del Iberostar Grand Hotel Mencey.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, señaló ayer que "son mucho más propensas a la corrupción o actividades ilícitas las personas que no se presentan a las elecciones, que no ponen sus caras en los carteles y que no tienen que rendir cuentas a nadie de sus actos y que están en un despacho o en una oficina, que no aquellas personas que están día a día recibiendo a los ciudadanos y que en muchas ocasiones se presentan a las elecciones con su cara en los carteles". Clavijo hizo estas declaraciones a una pregunta de los asistentes al Foro Ser Canarias, celebrado en el Iberostar Grand Hotel Mencey de Santa Cruz de Tenerife, donde el presidente fue invitado para explicar los aspectos más relevantes de este anteproyecto de ley. Al jefe del Ejecutivo regional se le cuestionó por el poder que esta norma otorga a los ayuntamientos y la posibilidad de que al final se generen 88 modelos de planeamientos distintos a tenor de la mayor autonomía municipal que se pretende, lo que pudiera derivar en una mayor corrupción sobre el territorio.

"Esto lo pueden decir personas que no han pasado por la política local, que no saben lo que es presentarse a unas elecciones y que desde luego están cómodos con el sistema actual de colapso donde solo unos pocos tienen acceso a esa capacidad de influir sobre la gestión urbanística", señaló el presidente del Ejecutivo autonómico. Sin embargo, Clavijo apuntó a que "la realidad es que nadie mejor que un alcalde para conocer su territorio o los presidentes de Cabildo para conocer su Isla, y los trámites de ordenación del suelo van a estar publicados en los boletines y estarán sometidos a los informes preceptivos" y añadió que "las decisiones se van a tomar en el pleno de los ayuntamientos donde está presente la oposición, con lo cual todo el mundo sabrá donde se toman las decisiones".

En el transcurso de su exposición, Clavijo resumió el contenido del anteproyecto de ley del suelo aprobado el pasado 12 de febrero por el Consejo de Gobierno y que contiene algo más de 400 artículos. El presidente regional puso el acento en las consecuencias que tendrá esta nueva normativa porque, según dijo, supondrá una "simplificación administrativa" se eliminarán leyes para tener mucha más claridad jurídica, se facilitará la actividad económica en el suelo rústico, y respetará o prácticamente impedirá el crecimiento en el suelo urbanizable" y, todo ello, añadió "se hará apoyándonos en la actividad primaria y una de nuestras principales ventajas y activos como es el suelo natural protegido".

Según Clavijo, la nueva ley va a posibilitar "la actividad económica en el suelo que ya está clasificado, no va a consumir más suelo" y, por otro lado, subrayó "va a permitir actividades complementarias en suelo rústico que van a ser más viables a todo aquello a lo que aspiramos como es avanzar hacia la soberanía alimentaria. Sobre este respecto apuntó que las organizaciones mundiales establecen dicha soberanía alimentaria "en torno al 20% de las producciones" que se consumen en el territorio canario.

Uno de los aspectos en los que más incidió también Clavijo durante su exposición fue el hecho de que esta ley "generará crecimiento económico, empleo y riqueza" en un afán, matizó, de que dicho crecimiento sea "sostenible". Recalcó "facilitará los trámites de ordenación del suelo y, sobre todo, mejorará la competitividad económica del Archipiélago".

Aunque Clavijo defiende el borrador de esta ley que irá al Parlamento regional en junio, afirmó que durante el trámite parlamentario no le cabe duda de que se "enriquecerá" el texto con las aportaciones de los diferentes grupos políticos y confió en que sea aprobado antes de final de año.

Clavijo subrayó que en el diagnóstico de la situación actual en materia de suelo "coinciden todos" pues "hay una alta complejidad normativa con leyes, planes ilimitados de municipios que tienen rigidez para la adaptación a nuevas realidades, fronteras confusas entre lo insular y lo municipal" y "un cambio en la filosofía" que hasta ahora se venía imprimiendo y es que "todo lo que no estaba recogido y aprobado en los planes, estaba prohibido". Ahora, explicó, "todo lo que no esté recogido y aprobado, está permitido".

Esta ley acaba con los "parches" que durante años se han ido poniendo para agilizar la gestión del suelo. Clavijo recordó que en cuanto a los procesos de regularización, la ley acabará con el decreto 11/1997, ley 4/2006, ley 6/2009 y la ley 9/2015 y soluciona las "vías de escape" que hasta ahora se venían implementando como es la suspensión del artículo 47 del texto refundido, leyes singulares, Planes de Modernización y Mejora (PMM) como los de las zonas turísticas en suelo urbano consolidado para poder rehabilitar y que ni más ni menos suponen suspender el planeamiento y obvia los planes territoriales y planes generales.

Clavijo aseguró que la nueva ley nace con "criterios de prudencia" para conciliar los intereses que concurren sobre el suelo a la hora de "los valores, intereses patrimoniales, dimensión de la ordenación, el papel que debe jugar la ciudadanía, el reparto de la plusvalía de la geografía y el gobierno del territorio". "Hemos querido ser prudentes porque sin necesidad de poner más suelo en juego, solo con los 50 millones de metros cuadrados de suelo que están sin desarrollar, tenemos más que suficiente espacio para poder contribuir a la mejora de la realidad del suelo. Según Clavijo, la ley no trata los espacios naturales protegidos, establece una contención del consumo de suelo rústico, el uso residencial de la vivienda rural se contempla solo en los asentamientos rurales, continuidad del suelo urbanizable con el urbano priorizando el uso continuo del suelo y la práctica protección de la reclasificación de nuevo suelo turístico. Sobre ello, el presidente quiso puntualizar que aunque en determinados foros se escuche que el suelo turístico ocupa gran cantidad de espacio, en realidad "solo representa el 3% del suelo en Canarias" y con ello, añadió, "se genera el 36% del empleo y el 32% del PIB". En este sentido indicó que la Comunidad Autónoma de Canarias "ha sido respetuosa con el consumo del suelo" en esta materia.

Respecto a los principios rectores de la ley, Fernando Clavijo apuntó a que se da "primacía" a lo rústico en contraposición a lo que se ha definido hasta ahora. "Hasta la fecha todo lo que no era rústico era urbanizable y la nueva ley establece que todo lo que no sea urbano o urbanizable es rústico", por lo que "se da un paso a favor del suelo rústico, con independencia de que luego se determine cuál es paisajístico, de explotación forestal, agrícola o ganadera". Así, recalcó que "hay una apuesta en el origen de la ley de ser respetuoso con el territorio".

La ley también establece factores de "claridad y transparencia" con procedimientos "mucho más claros, con plazos más cortos". La ley también determina que cada administración "es responsable de sus actos" eliminando el "sistema bifásico" que establecía la elaboración del avance de un plan para luego enviarlo a la Cotmac y que sea aprobado o no por otra administración. Los planes serán aprobados en los plenos de los ayuntamientos o de los cabildos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine