Clavijo teme una fractura del equilibrio entre islas por el sistema electoral y el ITE

El presidente cree que hay un nuevo "centralismo" que amenaza con romper Canarias

30.03.2016 | 11:22

La amenaza de un nuevo centralismo se abre paso en Canarias. De esta forma, el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, alertó ayer de los desequilibrios que se ciernen sobre las Islas por el debate de la reforma electoral o por las tensiones políticas que está provocando la distribución de los fondos del ITE, debido al enfrentamiento del Cabildo de Gran Canaria y la gran mayoría de los alcaldes de la Isla y los del PP con el Ejecutivo. Según Clavijo, en las islas está "anidando el espíritu de la insolidaridad", por lo que advirtió que "no nos vamos a resignar a que se instale una realidad en este Archipiélago de islas de primera y de segunda".

En su primer debate sobre el estado de la nacionalidad canaria, Fernando Clavijo dedicó una parte destacada de su discurso a defender su forma de entender el equilibrio entre las islas mayores y menores y el riesgo de ruptura que existe por parte de los que son contrarios al "cambio" y a la "nueva senda" por la que quiere ir el Ejecutivo. Fue un discurso corto -unos 50 minutos- cargado de buenas intenciones y de algunas dosis de retórica a la hora de dirigirse a los "héroes anónimos" que, para Clavijo, son los canarios que cada día "sueñan, crean, enseñan, cultivan y se esfuerzan".

Los portavoces de la oposición -PP, Podemos y Nueva Canarias- criticaron el discurso por "pobre", "sin motivación", "irrelevante" y con escaso contenido a la hora de abordar los problemas que acucian a la población de las Islas y conocer las soluciones que ofrece el Gobierno.
El jefe del Ejecutivo autonómico se esforzó una vez más por desligarse de la gestión del Gobierno anterior. Clavijo quiere "desandar aquellos caminos fallidos que seguimos empeñados en repetir". El presidente vendió su gestión en sus ocho meses de gobierno, como no podía ser de otra forma, y auguró un "futuro prometedor" para las Islas pero sí recriminó a aquellos que no quieren salir de su "zona de confort" que pongan piedras en el camino a su proyecto.

En relación con los recursos del extinto Impuesto General sobre el Tráfico de Empresas (ITE), el jefe del Ejecutivo regional subrayó que Canarias no puede seguir creciendo de la misma forma "ni tampoco se pueden perpetuar los mismos desequilibrios de siempre". Clavijo cree que "se ha hablado mucho y se ha escuchado poco" la propuesta del Fondo de Desarrollo que plantea el Gobierno canario para distribuir los 1.600 millones en diez años procedentes del antguo impuesto. Para Clavijo repetir la fórmula del "cuánto me toca" -en clara alusión al presidente grancanario Antonio Morales- está abocada al fracaso y por eso, insistió, es necesario primar el proyecto y la idea generadora de economía y empleo. El Fondo de Desarrollo busca que cada isla defina su modelo y dónde quiere priorizar las inversiones.

El desequilibrio también puede llegar si en el enésimo debate sobre el sistema electoral que acaba de iniciarse en el Parlamento se pretende modificar el equilibrio territorial existente entre islas mayores y menores, es decir, la fórmula de la triple paridad. Frente a las tesis de la mayoría de los grupos de la oposición, Clavijo advierte que "el riesgo de pensar y decidir desde las islas capitalinas sin escuchar al resto es idéntico al que corremos cuando se decide desde Madrid sin consultar a Canarias". Por eso volvió a recordar que el debate sobre el sistema electoral puede provocar la ruptura de Canarias.

Clavijo no fue demasiado explícito en los proyectos de futuro a desarrollar por su gobierno. Sí desgranó algunos de ellos como la iniciativa de destinar 24,2 millones de euros en tres años a la gratuidad de los libros de texto escolares para las familias más necesitadas. Se trata de un proyecto que no es nuevo ya que sus antecesores, Adán Martín y Paulino Rivero, habían destinado fondos para este fin pero en los últimos años los recortes habían dejado al mínimo esta partida en los presupuestos.

También se comprometió el presidente del Ejecutivo a lograr en esta legislatura la implantación del segundo idioma en los 605 centros educativos públicos, de tal forma que en 10 años todos los alumnos de la enseñanza pública tengan un nivel de idiomas adecuado a las necesidades del mercado laboral.

Una iniciativa novedosa que quiere impulsar el Gabinete regional a partir del próximo curso es facilitar cuatro traslados anuales gratuitos a los estudiantes universitarios y de formación profesional superior de las islas no capitalinas que cursan sus estudios en Gran Canaria o Tenerife. El objetivo es salvar las barreras de la doble insularidad que sigue lastrando a los habitantes de las islas menores.
En este marco de medidas sociales, el dirigente nacionalista admitió que la crisis económica se mantiene y que hay una "brecha social" en el Archipiélago. Por ello, además de las medidas en Educación, también se están adoptando iniciativas en el ámbito sanitario con el Plan de Urgencias, que estará terminado en junio, el refuerzo de la Atención Primaria y en un nuevo Plan de Salud. También se ha devuelto la universalidad a la sanidad canaria de la población inmigrante.

En el ámbito de los servicios sociales, el presidente también reconoció que la nueva ley del sector no van tan rápido como quisiera el Ejecutivo ya que su texto se está consensuando con el llamado tercer sector, los colegios profesionales y las instituciones públicas. Clavijo recordó también que el 80% del presupuesto autonómico de este año está destinado a las personas, es decir, a los servicios públicos básicos y las prestaciones que reciben las familias que más lo necesitan. Uno de los datos más destacados por Clavijo es la creación de 823 nuevas plazas para personas dependientes, más que las creadas en cuatro años.

Con el cambio de tendencia en la economía y las buenas perspectivas de crecimiento que se auguran para los próximos años, la diversificación económica en las Islas avanza, según el Ejecutivo. Clavijo puso como ejemplo los esfuerzos que está realizando el Gabinete que preside por el diálogo entre los sectores productivos para crear sinergias entre ellos y, de esa forma, potenciar la agricultura y la industria.
El presidente aseguró que mantendrá su estrategia de diálogo entre las instituciones canarias y que seguirá hablando con el Gobierno central aunque esté en fuciones para sellar acuerdos con el próximo Ejecutivo desde el minuto uno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine