Líderes europeos eligen Canarias para descansar

"¿Esa no es la Merkel?"

La canciller alemana prueba el pescado fresco de un restaurante de Los Abrigos, en Tenerife, antes de continuar su viaje a La Gomera, donde estará una semana

27.03.2016 | 15:43
Angela Merkel y su marido, Joachim Sauer, el viernes en Los Abrigos, donde comieron en el restaurante Los Roques.

Pescado fresco y papas. Ese fue el menú elegido por la canciller alemana Angela Merkel el pasado Viernes Santo, cuando degustó los más típicos productos canarios en Los Abrigos, en el municipio tinerfeño de Granadilla de Abona. El restaurante Los Roques fue el elegido por la mandataria germana y su marido, el catedrático de Fisicoquímica en la Universidad Humboldt de Berlín Joachim Sauer, quienes llegaron al aeropuerto de Tenerife Sur a bordo de un avión privado de la Cancillería alemana al mediodía. Esta no fue más que una parada breve en Tenerife, puesto que el destino final de la germana era La Gomera, donde ha decidido pasar, por cuarta vez, sus vacaciones.

Angela Merkel y su comitiva llegó a Los Abrigos pasadas las 15:00 horas en varias furgonetas. También se desplazaban sus guardaespaldas. Yaiza Santos fue una de las isleñas que pudo ver llegar a la canciller al paseo La Marina y es una de las pocas personas que pudo sacarle una fotografía. "Nadie se esperaba verla caminar por la avenida como una turista más y por eso mucha gente no se dio cuenta de quién era. Yo la vi de repente y dije: ¿Esa no es la Merkel? Pude fotografiarla pues tenía el móvil en la mano", explicó Santos a la opinión de tenerife.

No es la primera vez que el restaurante Los Roques recibe la visita de personajes conocidos, puesto que ya ha dado de comer a cantantes de la talla de Marc Anthony y Jennifer Lopez. Los propietarios del local explicaron ayer que, hasta el viernes, no supieron que la mesa para dos personas que habían reservado hacía más de quince días era para la mandataria germana y su marido. "La reservaron a nombre de Joachim Sauer, y no sabíamos que él es su marido", explicó el encargado del local. Merkel comió en el salón de este restaurante, mientras que el resto de sus guardaespaldas se dividieron para almorzar en los diferentes establecimientos de la zona. Todos los trabajadores de la calle La Marina coinciden en que "apenas se armó revuelo porque muy poca gente reconoció a Angela Merkel y quien lo hizo supo respetar su almuerzo",. Los trabajadores del local también aseguran que muchos famosos eligen este establecimiento porque se ha demostrado que saben ser muy discretos y jamás dan a conocer a los personajes que almuerzan en el restaurante, a no ser que se publique en las redes sociales.

La canciller se decantó por ocupar el salón puesto que el sol era especialmente intenso a esas horas. "Pero no solicitó que le acotásemos ningún espacio solo para ella y comió en el salón junto a los demás clientes", precisa el propietario del restaurante Los Roques. Tras la comida, la comitiva alemana se desplazó hasta el Puerto de Los Cristianos y allí cogió un barco de la compañía Fred. Olsen sobre las cinco de la tarde, que le llevó hasta San Sebastián de La Gomera. En la Isla colombina hacía ya días que estaba todo listo para recibir la visita de Merkel. Y es que, aunque esta no es la primera vez que la alemana viaja a Canarias, puesto que ya lo hizo en 2008, 2010 y 2011, sí ha sido la ocasión en la que más repercusión mediática la ha acompañado.

En la localidad de Playa Santiago, en Alajeró, donde se encuentra ubicado en Hotel Jardín Tecina –el lugar elegido una vez más por Angela Merkel para hospedarse hasta el próximo sábado– nadie sabía a ciencia cierta cuál era el día elegido para la llegada de tan ilustre visita. "¿Llegó ayer por la tarde la Merkel, no?", preguntaba algún que otro cliente mientras realizaba su compra diaria en la Despensa de Carmita y Juan, frente al Tecina, el viernes por la mañana. Leticia Simancas es la encargada de la venta y, al igual que ella, muchos comerciantes de Playa Santiago reconocen lo positivo que es que la canciller alemana visite la Isla puesto que "sirve para ponernos en el mapa", sentencian los gomeros.

A pesar de que la estancia de Angela Merkel en La Gomera se prolongará durante una semana, la visita lleva gestándose desde hace un mes. El Restaurante Tagoror se encuentra frente al Hotel Tecina y Nancy Flores, su encargada, explica que los guardaespaldas de la alemana visitaron su local hace unas semanas para conocer la zona y asegurarse de que todo estaba en orden para su llegada. Del mismo modo, no es extraño ver estos días a agentes de paisano vigilando el perímetro del establecimiento hotelero de Playa Santiago.

Los vecinos de esta zona costera de La Gomera coinciden en que las visitas que ha realizado hasta el momento Angela Merkel y su marido han sido muy tranquilas. Y es que es precisamente eso lo que busca la canciller alemana durante sus vacaciones en la Isla. "La gente no la para sacarse fotografías, como sí ha pasado cuando han venido actores a rodar películas", explican algunos de los propietarios de los bares de Playa Santiago. "A veces, baja a pasear por la Avenida Marítima con su marido y varios guardaespaldas e, incluso, se ha bañado en la playa", recuerda una de las trabajadoras de las terrazas de este núcleo turístico.

En esta ocasión no ha sido diferente y Merkel ya se dejó ver en la mañana de ayer en el restaurante del hotel tomando un copioso desayuno para empezar un día que decidió dedicar a dar un largo paseo. Todo ello ataviada con sus inseparables sombreros. Ayer se decantó por una gorra; sin embargo, recuerda un taxista de la zona, "en ocasiones alquila un pequeño barco para desplazarse por la costa y entonces se la puede ver con una gran pamela para protegerse del sol".

La mujer más poderosa del planeta, según la revista Forbes, estará acompañada en todo momento por un equipo que se encarga de garantizar su seguridad y que está compuesto por 12 guardaespaldas y 15 agentes de la Guardia Civil. Además, en momentos puntuales contará con los servicios del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y por el Servicio de Desactivación de Explosivos (Tedax). En el Hotel Jardín Tecina ocupa una de las exclusivas suites.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine