La Gomera se blinda para recibir a Merkel

Apasionada del senderismo y la gastronomía local, la canciller alemana llegará el viernes para pasar sus cuartas vacaciones de Semana Santa en la Isla con 12 guardaespaldas germanos y 15 guardias civiles

23.03.2016 | 10:17
La Gomera se blinda para recibir a Merkel

"Auch Frau Merkel hat es hier gefallen!" (¡Incluso le encanta a la señora Merkel!). Orgulloso de haber pasado sus vacaciones en el mismo hotel que la canciller Angela Merkel (Hamburgo, 1954), un turista alemán utilizó esa frase para titular su comentario sobre el Hotel Jardín Tecina, de La Gomera, en la web turística TripAdvisor. El próximo viernes, la mujer más poderosa del planeta, según la revista Forbes, y su marido, el prestigioso catedrático de Fisicoquímica Joachim Sauer, volverán a La Gomera.

Allí pasarán sus cuartas vacaciones de Semana Santa –tras las de 2008, 2010 y 2011– desde que ocupa el cargo de canciller, aunque han sido muchas más las visitas que hizo a La Gomera desde que llegó por primera vez con su padre, en los años 70. El matrimonio disfrutará de la tranquilidad y la belleza natural de este privilegiado enclave de Canarias haciendo senderismo y degustando la gastronomía local. De garantizar su seguridad se encargará un equipo compuesto por 12 guardaespaldas y 15 agentes de la Guardia Civil.

La canciller aterrizará en el aeropuerto Reina Sofía de Tenerife este viernes por la mañana. De ahí partirá hacia el Puerto de Los Cristianos para embarcar en un barco de Fred Olsen hacia San Sebastián. La travesía marítima la hará en una sala VIP del cataramán acompañada de sus escoltas. El Cabildo de La Gomera no ha preparado ningún acto protocolario al tratarse de una visita privada. No obstante, la Corporación y el Tecina han participado en las reuniones de coordinación que vienen realizándose hace dos meses con la Guardia Civil para definir los protocolos de seguridad. El único pedido que ha hecho la canciller es que en su equipo participe un agente de la Benemérita que habla alemán, que está destinado en la Isla, y que en todas sus visitas anteriores ha sido su persona de confianza.

Durante los cinco días que permanecerá en La Gomera hará senderismo en el Parque Nacional del Garajonay y en otros parajes de su abrupta orografía. Como estará en la zona más soleada de la Isla y las previsiones meteorológicas son buenas, también está todo preparado para que pueda darse un chapuzón en el mar y navegar. En la costa estará vigilada por agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS). En el hotel se instalará un equipo del Servicio de Desactivación de Explosivos (Tedax) y en sus desplazamientos la escoltará un equipo de Tráfico.

El impacto promocional que dará a La Gomera la visita de una personalidad tan mediática a nivel mundial como Merkel durante esta Semana Santa ha sido recibido como una bendición divina por las autoridades locales. Para sus 20.721 habitantes hubiera sido imposible financiar una campaña publicitaria que llegue a 80 millones de ciudadanos alemanes como la que han tenido gratis estos días con la catarata de noticias que han aparecido en los medios describiendo el destino elegido por su líder para descansar de su agotadora rutina. Su trascendencia cobra aún más relevancia al comprobar que el mercado alemán es el principal de la industria turística insular, al representar un 54% de las estancias en 2014, cuando un total de 57.268 germanos eligieron La Gomera.

El presidente del Cabildo gomero, Casimiro Curbelo, enfatizó que la próxima visita de Merkel es "importantísima", al señalar que "está teniendo una repercusión mediática sin precedentes".

En su opinión, que una personalidad tan destacada como la canciller, que puede elegir cualquier destino del globo para relajarse por unos días, decida volver a La Gomera "no solo es positivo como acción promocional para nuestra Isla, por la proyección internacional que nos da, sino también para toda Canarias". Curbelo cree que Angela Merkel ha decidido regresar un año más "por el conocimiento de la realidad de la propia Isla, que tiene después de haber venido muchas veces antes de ser canciller, y porque sabe que podrá practicar el senderismo, que tanto le gusta".

El presidente del Cabildo está convencido de que "será bien recibida, como siempre". "Lo que esperamos es que pueda hacer todo lo que le gusta sin que nadie la moleste", indicó. Curbelo también detalló que la Corporación siempre se encarga de que se lleve los últimos libros editados en la isla y esta vez le obsequiaran uno sobre el Parque Garajonay y otro de la flora y fauna locales.

Angela Merkel y su marido son una pareja de hábitos fijos y gustos sencillos para las vacaciones. El destino que más han repetido desde que ella lleva el timón de Alemania es Ischia, la mayor isla del archipiélago napolitano, en Italia. Allí suelen hospedarse en el mismo hotel y se los ve pasear y hacer compras como unos turistas más. En La Gomera volverán a hospedarse en el Tecina. Y no lo harán en la exclusiva villa que tiene el hotel, sino que ocuparán una de las suites. Así que no será raro encontrarlos en el comedor durante el desayuno, como ha pasado en sus visitas anteriores, o dándose un baño en la piscina junto al resto de los huéspedes.

La líder del partido democristiano es enemiga del boato y lleva una vida sencilla y austera aunque es la líder europea con los ingresos más altos, al percibir un salario bruto anual de 270.396 euros. Ejemplo de ello es que se negara a mudarse a la residencia oficial de Berlín para seguir viviendo en su propio piso. Su voluntad por seguir una vida impregnada de normalidad ha sido objeto de reportajes en los que se asegura que en su barrio no es raro verla haciendo la compra en el supermercado, saliendo de la farmacia o comprando una pizza. Ese espíritu es, quizá, el que hizo que la autenticidad de los paisajes, la cocina y las gentes de La Gomera la conquisten.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine