Uno de los 42 inmigrantes rescatados en la última patera está muy grave

La juez encarcela a los dos patrones de la barca que llegó a Gran Canaria

02.03.2016 | 13:00

El Juzgado de Instrucción número 3 de San Bartolomé de Tirajana ha enviado a prisión a los dos patrones de la patera que fue rescatada el pasado 14 de febrero por Salvamento Marítimo al sur de Gran Canaria con 42 inmigrantes. Uno de los rescatados murió en el Hospital Insular, tres siguen ingresados y la juez investiga la muerte de seis personas que supuestamente fueron arrojadas por la borda.

Por estos últimos hechos están encarcelados de manera preventiva ocho subsaharianos, entre ellos uno que se hizo pasar por brujo para tomar el control de la barquilla e infundir temor al resto. Ese grupo daba las órdenes y controlaba el agua y los alimentos. La juez instructora, a petición de la Fiscalía de Extranjería, les atribuye seis delitos de homicidio (cinco imprudentes), amenazas y lesiones.

La investigación de lo ocurrido durante esos cinco días de travesía es compleja. Los últimos en entrar en prisión han sido los patrones de la patera, que pasaron a disposición judicial el miércoles de la semana pasada por favorecer la inmigración ilegal. Ninguno está relacionado con el grupo que se hizo con la patera, los cuales fueron encarcelados la semana anterior al separar juez y fiscal los hechos.

La Fiscalía, además, solicitó al Juzgado que abriera una pieza separada para investigar el trato que el Servicio Canario de Salud (SCS) dispensó a los inmigrantes tras ser derivados por Cruz Roja a los centros de salud de Maspalomas y de Arguineguín, ambos en el sur de Gran Canaria.

Se trata de 26 personas a las que se les dio el alta médica y fueron trasladadas a la comisaría de Maspalomas. Algunos seguían graves y el delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, ordenó que los llevaran a los hospitales de la capital grancanaria tras calificar de "dantesca" la situación vivida en la comisaría, donde Cruz Roja temió por la vida de varios heridos. Esas incidencias, que derivaron en un enfrentamiento entre la Delegación del Gobierno y Sanidad del Ejecutivo regional, fueron recogidas por el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) en un informe y remitidas al Juzgado para su investigación. El atestado irá ahora a reparto al desgajarse de la causa principal. El servicio de Delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía de Las Palmas, en colaboración con el Juzgado que resulte responsable de la instrucción, asumirá las pesquisas para esclarecer si se trató de forma desigual a los inmigrantes por el hecho de ser extranjeros, incluso si la administración omitió su deber de socorrerlos. Sanidad ha defendido su actuación al considerar que se cumplieron los protocolos.

De los tres hospitalizados, uno sigue muy grave. La juez está a la espera de que mejoren para tomarles declaración. El resto continúa en el Centro de Internamiento de Extranjeros, con la excepción de los diez enviados a prisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine