La plantilla y la dirección del ITC no se ponen de acuerdo sobre el déficit de la empresa

Los trabajadores temen que haya despidos selectivos

10.02.2016 | 13:46

Las negociaciones entre los representantes de los trabajadores y la dirección del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) se atascan. Las dos partes no se ponen de acuerdo en la cifra exacta del déficit que arrastra la empresa pública de la Comunidad Autónoma y las soluciones para solventar esta situación que eviten decisiones drásticas como despidos en la plantilla.

Tras la suspensión temporal de la huelga indefinida que había convocado el comité de empresa, las negociaciones se han fijado con un calendario previsto hasta el 15 de marzo. Ambas partes han puesto sobre la mesa medidas para reducir el déficit para que el ITC sea viable, pero los representantes de los trabajadores denuncian que la dirección lo quiere hacer a costa exclusivamente de los costes salariales ya que, según la empresa, es el mayor gasto que tiene la sociedad.

Los miembros del comité de empresa han mantenido contactos con todos los grupos políticos con representación en el Parlamento regional a excepción de Coalición Canaria. También mantuvieron una reunión con el consejero de Economía e Industria, Pedro Ortega, que posibilitó abrir un nuevo periodo de negociaciones y que la plantilla desconvocara las movilizaciones.

Según los empleados, la empresa reconoce que los costes salariales han disminuido porque en 2015 se produjeron varias bajas, sin embargo no es suficiente porque en una enmienda aprobada para los presupuestos autonómicos de 2016 se han restado 150.000 euros a la Agencia Canaria de Innovación que iban destinados a una encomienda para el ITC.

Pese a los 500.000 euros de subvención para el ITC procedentes del Cabildo de Gran Canaria, la dirección mantiene que el déficit oscila en unos 800.000 euros que, según los trabajadores, coincide con la cifra en la que se elevaría los costes de la empresa si la plantilla recupera el poder adquisitivo del 15% perdido en 2013 para salvar a la sociedad de la desaparición.

Así las cosas, las negociaciones se encuentran estancadas porque no hay acercamientos que permitan vislumbrar una solución. Los trabajadores temen que después del 15 de marzo se lleven a cabo despidos selectivos para ir reduciendo el déficit, mientras llegan los proyectos subvencionados con fondos europeos correspondientes al nuevo perido financiero de la UE.

Para hoy la Comisión de Industria del Parlamento canario debatirá la situación del ITC, ya que Nueva Canarias tiene previsto plantear al consejero Pedro Ortega cuáles son las medidas del Ejecutivo para la viabilidad de la empresa pública dedicada al desarrollo de proyectos relacionados con la investigación, el desarrollo y la innovación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine