Tres helicópteros se suman a la lucha contra los incendios forestales

Las aeronaves se incorporarán en los próximos días al Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) de Canarias

29.01.2016 | 13:33
Imagen de archivo del incendio forestal entre Arafo y Candelaria, el pasado julio de 2015.

La Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias ha anunciado este viernes 29 de enero la llegada de tres helicópteros de búsqueda, rescate y lucha contra incendios forestales que se incorporarán en los próximos días al Grupo de Emergencias y Salvamento (GES).

Los nuevos helicópteros, que sustituirán a los que actualmente se encuentran en las islas de Fuerteventura, El Hierro y La Palma, estarán operativos a lo largo de la próxima semana, informa la Consejería en un comunicado en el que indica que con estas nuevas unidades, Canarias contará a partir de ahora con las aeronaves de rescate más modernas de Europa.

Estos helicópteros, recién salidos de fábrica, son del modelo Sokol pero con mejoras respecto a las actuales unidades, pues resultan más ligeros, lo que permite más capacidad de carga útil debido a ese menor peso en vacío.

Por ello, en caso de una operación de rescate, dispone de más autonomía y mayor capacidad de personas a bordo.

Los paneles de cabina de los pilotos son más pequeños, lo que mejora la visibilidad, y la distribución del panel de instrumentos ha sido mejorada para reducir la carga de trabajo de los pilotos, con lo que se incrementa si cabe en mayor medida la seguridad en la operación.

Entre las características generales del Sokol, modelo que presta el servicio de rescate actualmente en Canarias, hay que destacar que se trata de helicópteros de tipo medio, que cuenta con dos turbinas de gran potencia, levanta 6.400 kilogramos y puede llegar a los 140 nudos de velocidad, con una autonomía de 4 horas de vuelo.

Su gran capacidad de carga le permite, entre otras ventajas, seguir volando con las máximas garantías aunque falle uno de los motores.

Además, puede llevar hasta 14 pasajeros y tiene una gran capacidad de lanzamiento de agua en las misiones por incendios forestales, pues su recipiente para carga de agua puede albergar hasta 1.589 litros.

Los rescatadores han podido comprobar una mayor amplitud y espacio en cabina, lo que facilita las operaciones y manejo de camillas, ubicación de una posible víctima, material sanitario y herramientas.

El Sokol incrementa además la seguridad en las operaciones debido a ese remanente de potencia mayor, ya que se gana en operatividad al poder acceder en igualdad de pesos y pasajeros a mayores altitudes y temperaturas.

Este helicóptero posee gran autonomía de trabajo y dispone de un tren de aterrizaje de tres puntos, que permite el aterrizaje en pendientes mayores y en terrenos no preparados con mayor estabilidad del helicóptero, lo que proporciona a la tripulación y rescatadores mayor seguridad.

Disponen, además, de amortiguadores que evitan que entren en resonancia al estar en tierra, hecho que ha sucedido en varias ocasiones con helicópteros con tren de aterrizaje de patines.

Añade la Consejería que la nueva adjudicataria del servicio ha apostado desde hace años por contar con dos pilotos por cada aeronave, formados con los cursos SAR y capacitados para reaccionar y volar en situaciones habituales y en casos de posible emergencia.

Detalla además que estas aeronaves son máquinas robustas y fiables que han demostrado su buen funcionamiento al pasar por temperaturas de -18 grados centígrados en Polonia a más de 30 grados en Marruecos hasta llegar a Canarias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine