El tomate canario apuesta por la excelencia para hacer frente a la competencia

Los productores de las islas piden más apoyo de Bruselas y del Gobierno central para su pervivencia como industria

20.01.2016 | 15:56
El tomate canario apuesta por la excelencia para hacer frente a la competencia

Los productores del tomate canario de exportación apuestan por la excelencia para poder enfrentarse en el mercado europeo a la competencia más barata de otros países, que consideran desleal, y piden más apoyo de Bruselas y del Gobierno central para su pervivencia como industria.

En el acto de presentación de los actos que conmemorarán el 130 aniversario de esta actividad agrícola en Canarias, que arranca en 1885 en el Valle de los Nueve, en Telde (Gran Canaria), las patronales Fedex y Aceto han solicitado el apoyo de las instituciones para que esta industria del sector primario siga siendo importante para la economía de las islas.

Canarias llegó a producir a principios del año 2000 unas 352.000 toneladas de tomate de exportación, a través de 75 empresas y 956 productores, que daban más de 25.000 empleos directos en una superficie de cultivo 3.400 hectáreas.

En la actualidad, se han perdido dos tercios de los productores (320), solo quedan 15 empresas, la superficie se ha reducido a 720 hectáreas -repartidas entre Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura-, y también ha decrecido hasta 10.000 los empleos en el sector.

A su vez, la producción de tomate canario ha caído a casi la sexta parte (63.000 toneladas en el año 2015).

La llegada de plagas a la producción a finales del siglo XX y, sobre todo, la competencia en los mercados europeos del tomate marroquí, son las dos principales causas de la caída de una actividad que fue el motor económico de Canarias antes de la llegada del turismo.

Las patronales del sector han informado de que en destino la diferencia de precios entre el tomate canario y el marroquí supera el 60 por ciento, en gran medida por los gastos de producción, ya que en las islas se paga la hora de trabajo entre 5 y 6 euros y en Marruecos solo cuesta 20 céntimos de euro.

La presentación del 130 aniversario del tomate canario de exportación ha reunido hoy en Las Palmas de Gran Canaria a la presidenta del Parlamento de Canarias, Carolina Darias; el consejero de Agricultura de la comunidad autónoma, Narvay Quintero; sus homólogos en los cabildos de Gran Canaria y Fuerteventura, Miguel Hidalgo y Juan Estárico, respectivamente; y el presidente de las patronales Fedex y Aceto, José Juan Bonny.

Carolina Darias ha resaltado la importancia "económica y social" del sector del tomate para el desarrollo de Canarias, "un cultivo que ha sido una forma de vida para muchísimas generaciones", y ha dicho que no es "pesimista" sobre su futuro en las islas a pesar de que hayan descendido la superficie cultivada.

"No ha variado la calidad y la excelencia del tomate canario", ha señalado la presidenta del Parlamento, que ha animado a que se persista en la modernización del sector tanto en sus producciones como en la competitividad en el destino, para lo cual ha considerado vital que se ajusten las subvenciones al transporte a la lejanía del archipiélago.

Darias también ha puesto en valor y ha rendido un tributo al papel de la mujer canaria en el cultivo del tomate, a la que ha agradecido su tesón desde la plantación, hasta la zafra y el empaquetado.

Por su parte, Narvay Quintero ha dicho que el sector del tomate "ha cumplido y cumple una labor importantísima tanto para el autoabastecimiento de las islas como para la exportación, que ha puesto la marca Canarias fuera de nuestras fronteras".

"Hay que poner esta industria y la del turismo en un pedestal. Tiene caras propias de hombres y mujeres que han hecho que el sector del tomate siga siendo una realidad después de 130 años y dé una importante empleabilidad a nuestra tierra", ha añadido el consejero.

En su opinión, en estos momentos el sector puede seguir implantado en Canarias, aunque ha reconocido que hace falta el esfuerzo de los productores y las instituciones para recuperar los niveles de producción de años atrás.

"Hay que convencer al Estado y a Europa que este sector es clave para Canarias y que se precisa que se controle la competencia desleal de terceros y se ponga puertas a esa entrada", ha subrayado Quintero, quien ha añadido que el Ejecutivo canario se ha comprometido a hacer un plan estratégico del tomate y que estará al lado del sector para que pueda cumplir "muchos años más".

Tanto Estárico como Hidalgo han coincidido en la importancia del sector primario para Fuerteventura y Gran Canaria, su trascendencia para la economía y sociedad de las dos islas, y han adelantado que los cabildos apostarán por su conservación y desarrollo, para lo cual han considerado que deben buscarse nuevos mercados -los países del este de Europa- y luchar contra la competencia desleal.

Juan José Bonny, que también ha reconocido el protagonismo de la mujer en el desarrollo del cultivo del tomate en Canarias, ha destacado la visión del señor Blisse, un empleado de la Compañía Swanston, para producir tomate y aprovechar el regreso en vacío de los buques carboneros a Inglaterra.

Bonny ha defendido que el sector está a la "vanguardia tecnológica", da trabajo a 10.000 personas y tiene montada su logística en Europa, donde tiene su marca propia.

Sin embargo, el presidente de las patronales ha reconocido que el sector ha aguantado la "tempestad" de las plagas y la competencia desleal y, aunque se ha reducido la superficie cultivada y la producción en los últimos años, ha subrayado que hay futuro para la actividad del tomate con mayores compensaciones estatales y europeas.

La primera actividad del aniversario será la entrega de unos reconocimientos a destinos europeos en la próxima Feria de Turismo de Berlín, que se celebrará el próximo mes de febrero, y además habrá ciclos de ponencias, talleres, una web y la publicación de un libro del tomate canario, entre otras iniciativas, durante 2016.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine