Una nueva renuncia en RTVC pone en cuestión la continuidad de su presidente

María Antonia Álvarez, propuesta por CC como Santiago Negrín, abandona el cargo con críticas a los grupos parlamentarios y al dirigente del ente público

31.12.2015 | 02:00

María Antonia Álvarez presentó ayer su dimisión como miembro del Consejo Rector de la Radio Televisión Canaria. Es, tras la de María José Bravo de Laguna, la segunda renuncia en nueve días y con ella no solo se agrava la crisis del órgano gestor del ente público sino que se abre la espita para cambios profundos en el mismo, sólo nueve meses después de su creación, tras la reforma de la ley de la televisión autonómica. La continuidad de Santiago Negrín como presidente del Consejo está en cuestión.

En una extensa carta de ocho folios presentada en el sede de la televisión autonómica en las Palmas de Gran Canaria, Álvarez señala como causantes de esa situación de parálisis a los grupos parlamentarios que, dice, han practicado con el Consejo el "ninguneo", pero de manera especial culpa a Negrín. Al periodista, que como la exconsejera fue elegido a propuesta de CC, lo tacha de "incapaz", de falta de voluntad para desarrollar la nueva norma o de pretender "manejar a su antojo" el Consejo hasta el punto de decidir el orden del día de las reuniones "impidiendo al resto de consejeros aportar asuntos a tratar", o negándose a aportar información sobre qué programas se contrataban o sobre el coste de los mismos.

Sustituciones

Además de Negrín continúan en sus cargos la consejera designada por el PSOE, María Lorenzo, y Alberto Padrón, propuesto por el PP igual que Bravo de Laguna. Una de las posibilidades es la sustitución de las dos dimisionarias pero, por un lado, el PSOE quiere designar a al menos uno de los sustitutos, en virtud de los resultados de las elecciones autonómicas de mayo –al obtener 15 diputados frente a 12 del PP–, al margen de que Podemos reclama también tener voz; y, por otra parte, el tamaño de la crisis propicia ir más allá. Cuando se reinicie de nuevo el Parlamento canario, en las últimas semanas de enero, se abre cada vez más la posibilidad de la renovación total del Consejo Rector en vez de cubrir solo las vacantes.

El portavoz de CC en la Cámara regional, José Miguel Ruano, señaló ayer que "en principio" el escenario que tienen es designar a los sustitutos, pero queda el mes de enero por delante, "y todo está lo suficientemente abierto para plantarnos cualquier otra alternativa". Con ello, abre la vía, por primera vez desde que se creó el Consejo Rector, de cambiar a la totalidad de sus miembros, dadas las diferencias que se han producido entre ellos, que ya han provocado las dos renuncias. Ruano fue claro ayer. "No estamos contentos con el funcionamiento del Consejo Rector". Muestra su "insatisfacción" porque "no se ha respondido a las expectativas generadas con la nueva ley del ente". Considera que "hay muchas cosas que no se han hecho y hemos criticado la falta de liderazgo en el seno del Consejo".

A su juicio, no se ha aprobado el reglamento orgánico de RTVC ni la programación de la Televisión Canaria para 2016 ni el presupuesto del ente. Sostiene que esta situación no solo atañe en exclusiva a Santiago Negrín sino a "otros consejeros" y aunque "es prematuro hablar de la renovación total" es una de las alternativas que ya están sobre la mesa y enero es "un buen mes" para debatirlo.

Lo primero que hará CC es dialogar sobre el futuro órgano de dirección "con el socio de Gobierno, el PSOE, luego con el PP, que tiene otra persona que ha dimitido, y con el resto de los grupos de la Cámara". Reitera que "es evidente que las cosas no han funcionado, y no se le puede atribuir a una sola persona, como es el presidente Santiago Negrín". El Consejo Rector de RTVC depende, por primera vez desde que se creó el ente público, del Parlamento regional y no del Gobierno canario, por lo que ha de ser la Cámara quien ha de designar de nuevo a los representantes por una mayoría de dos tercios. En principio, los tres partidos que antes de las elecciones autonómicas tenían mayor representación, PP, CC y PSOE, se repartieron el número de miembros. El PP propuso a dos personas - Alberto Padrón y María José Bravo de Laguna-; dos Coalición Canaria -Santiago Negrín y María Antonia Álvarez-; y uno el PSOE -María Lorenzo-. Entonces el PP tenía 21 diputados, 21 CC y 15 el PSOE. Tras los comicios autonómicos de mayo, el PP bajó a 12 el número de escaños, pero mantenía a sus dos representantes en el Consejo Rector, el PSOE se quedó en quince, y CC en 18. Podemos irrumpió con siete diputados y Nueva Canarias obtuvo cinco. Ambas formaciones y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) han reiterado que lo conveniente sería elegir otro Consejo que tenga en cuenta al nuevo Parlamento.

Tanto CC, como el PP y PSOE se negaban pero la situación interna del Consejo hace presagiar que la renovación es ahora una salida al enrarecimiento en las relaciones de los miembros que quedan en él. Al parecer, la representante del PSOE, María Lorenzo, mantiene también enfrentamientos con Negrín, y solo se alinea al lado del presidente Alberto Padrón, que ayer defendió el funcionamiento del Consejo tras nombramientos como el del nuevo director financiero. Si se renueva el Consejo Rector, el PSOE quiere proponer a dos representantes, en vez de uno, pero el PP no se lo quiere ceder y persiste en que le tocan dos, y CC mantendría los dos suyos. Podemos y NC se quedarían sin voz, pero podrían opinar sobre los nuevos miembros.

"Nos enteramos por la prensa"

Santiago Negrín es el blanco al que apunta María Antonia Álvarez en la dura misiva con la que ayer anunció su dimisión. El presidente del Consejo Rector ha ninguneado de tal forma, asegura, a sus compañeros que estos se enteraron por "la prensa de cuestiones como la pérdida de los derechos del fútbol o el baloncesto, la firma de convenios con entidades y organizaciones, los requerimientos judiciales y policiales de documentación, la elección de nuevos programas para la parrilla de la Televisión, la selección del municipio desde el que se realizará el especial de Nochevieja y, más recientemente, la declinación del presidente del Gobierno a realizar el mensaje institucional de Fin de Año". Lo acusa, además, de seguir los dictados de periodistas "ajenos al ente, al Parlamento canario y al Gobierno regional" con "intereses accionariales en el posible ´reparto´ de contratos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine