El mundo económico y cultural reclama diálogo político en favor de la estabilidad

Los representantes de los empresarios creen que hay que seguir con las reformas que han servido para el crecimiento

22.12.2015 | 02:34

El resultado de las urnas del pasado domingo ha dejado clara la voluntad de los ciudadanos que no se han decantado por repetir una legislatura como la pasada con un partido en el Gobierno que goce de una amplia mayoría absoluta en las Cortes. El Partido Popular ha ganado las elecciones generales y será quien deba lograr los acuerdos necesarios con otras fuerzas políticas para alcanzar el respaldo necesario en el Congreso de los Diputados que le permita superar la investidura de un presidente del Gobierno. Pese a que en el Senado, el Partido Popular sí ha obtenido una clara mayoría con 124 escaños por los 47 del PSOE y los nueve de Podemos, el mapa político en la Cámara Baja se dibuja más complicado con 13 fuerzas políticas que pueden jugar sus bazas a la hora de conformar pactos o acuerdos ya sea para apoyar o abstenerse en la votación de investidura, o rechazar al candidato popular, dar estabilidad al Gobierno o forzarlo a convocar elecciones anticipadas en mayo próximo. El mundo económico y el de la cultura en Canarias es también reflejo de lo que han expresado las urnas y la mayoría de las personas con las que ha hablado este periódico han coincidido en que será necesario que las fuerzas políticas dialoguen y busquen el consenso para lograr la estabilidad en las instituciones, continuar con aquellas medidas que han favorecido el crecimiento económico y la generación de empleo para que ambas cuestiones no se vean afectadas, pero también reclaman que si se forman pactos o alianzas entre distintos partidos políticos, que sea habiendo entendido el mensaje que expresó la ciudadanía el 20D en las urnas y se respete su voluntad.

Agustín Manrique de Lara, presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) señala que al futuro Gobierno de España que se conforme le reclama "estabilidad, conservar el marco económico que pide la Unión Europea que es favorable para el crecimiento económico y la generación de empleo, así como mantener la competitividad que ha recuperado la empresa española para seguir exportando". "Nuestro crecimiento se basa en el consumo interno, las inversiones privadas y las exportaciones, y no podemos perder ninguna de esas tres patas fundamentales en el crecimiento porque necesitamos seguir creando empleo y ésta es la base que pedimos al presidente que lidere el futuro Gobierno de España".

Pedro Alfonso Martín, secretario general de CEOE-Tenerife, destaca que los resultados "son un reflejo claro de la división que hay en la sociedad en este momento" y en su opinión "parece que la gente está buscando respuestas en distintas opciones políticas". Señala que sorprende la mayoría absoluta lograda por el PP en el Senado que no se corresponde con los apoyos logrados en el Congreso, por ello y en su opinión "los acuerdos serán complicados a priori salvo una consigna o compromiso por parte de la mayoría de los partidos para alcanzar un pacto de estabilidad que busque los cambios que demanda la sociedad en la gestión del Estado. Todo dependerá de si son capaces de ver la situación con altura de miras", asevera y añade que "el consenso debe servir para afrontar una serie de cambios sustanciales que quizás se hayan retrasado debido a la austeridad más que a la voluntad política".

Gustavo Santana, secretario general en Canarias de UGT, afirma que a quien corresponda formar Gobierno "debe tener una visión amplia que busque consensos a través del diálogo, no solo entre las distintas formaciones políticas, sino a través de los agentes sociales y económicos para que se fortalezca nuestro estado del bienestar, se acabe con las políticas de recortes y ponga como eje troncal el empleo de calidad y con derechos".

Por su parte, el secretario general en Canarias de CCOO, Carmelo Jorge, señaló que el próximo Gobierno que se conforme debe comprometerse en "acabar con las políticas de austeridad y poner a las personas en el centro de la atención política". "Hay que pasar del dogma del cumplimiento del objetivo del déficit para recuperar a los millones de personas que se han quedado en la marginalidad social".

La escritora Elsa López considera "positivo" el pluralismo político que ha salido de las urnas y le gustaría "un Gobierno en el que estuvieran representados muchos partidos políticos, pero para ello deberían aceptar acuerdos que permitieran cambiar la Constitución, la ley electoral, cambio en la consideración de las autonomías, mejor representadas en la Carta Magna". López cree, además, que se debe apostar por una ley para proteger a las mujeres y potenciar servicios públicos como la sanidad y la educación, sin olvidarnos de la cultura porque "el teatro no es solo la obra de Shakespeare, son también los actores, los tramoyistas, los productores y toda la gente que vive del teatro o del arte en general".
La cantante Esther Ovejero considera que "es primordial que los partidos políticos acaben con la corrupción de una vez por todas, con leyes más restrictivas y endurecimiento de penas", pero también cree necesario que la reforma laboral y las políticas de recortes deben revertirse porque, en su opinión, "si se han aprobado para acabar con la crisis, eso no lo perciben los ciudadanos de a pie. En estos últimos años se ha incrementado la pobreza y se ve a gente buscando comida en las basuras, algo que solo he visto en los últimos años". Por otra parte sostiene que se debe invertir mucho más de los fondos que se dedican para la cultura, porque hay muchísima gente que vive de ella y son los grandes olvidados por la mayoría de partidos políticos, incluso parece que han sido castigados".

La cantante Olga Cerpa le reclamaría al nuevo Gobierno que resulte tras la investidura que "se fije más en la industria de la cultura y en los puestos de trabajo que crea". "Creo que no están lo suficientemente valorados y esto tiene que ver no solo con la subida de los impuestos a los espectáculos culturales sino con las cotizaciones a la Seguridad Social ya que los artistas tenemos un régimen absurdo respecto a nuestro trabajo, que es discontinuo y dispar".

El artista Pepe Dámaso fue rotundo y aseguró no entender "por qué hay quien tiene miedo a los cambios" porque en su opinión "hay que tener alegría por el cambio, porque es avance, es mejorar lo que hay aunque en el proceso incluso nos equivoquemos" y mostró su "hartazgo" por el hecho de que "la mayoría de los gobiernos colocan al frente de la cultura, las humanidades y la educación a personas a las que hay que "rogar que las defiendan".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine