Elecciones Generales

Pablo Matos: "Hay que seguir con las reformas que dan resultado para crear puestos de trabajo"

Matos es el candidato del Partido Popular al Congreso de los Diputados por la provincia tinerfeña

18.12.2015 | 02:00
El candidato del Partido Popular, Pablo Matos. |

Pablo Matos Mascareño (Santa Cruz de Tenerife, 1956). Es licenciado en Derecho por la ULL y asesor jurídico de empresas por el Centro de Estudios Tributarios y Económicos de Madrid. Desde 1999 ha participado en política en las filas del Partido Popular y ha estado en el Ayuntamiento de la capital tinerfeña, diputado en el Parlamento de Canarias y en el Congreso de los Diputados, en esta última Cámara en las tres últimas legislaturas. En los últimos cuatro años ha sido presidente de la Comisión de Industria, Energía y Turismo, así como vocal en las de Justicia y Economía. Señala que "este país no está para volver a las políticas socialistas que nos trajeron la crisis, ni para experimentos. España no resistiría volver a la recesión con cuatro millones de parados" y pide a los ciudadanos que "reflexionen y voten en consecuencia".

¿Por qué una legislatura más?

Cuando José Manuel Soria y Manolo Domínguez me llamaron para ver cuáles eran mis expectativas, les dije que si el partido consideraba que era momento de renovación a mi me parecería bien porque ya tenía colmadas mis aspiraciones pero, en todo caso, sí estaba dispuesto a participar en la campaña porque lo hemos pasado mal tras encontrarnos un país en ruina. Ha sido injusto el trato recibido en tertulias y en los análisis de la oposición y me comprometí a participar para defender la gestión de lo que hemos hecho. Semanas después me confirmaron que contaban conmigo y acepté encantado.

¿Piensa jubilarse en la política o le hará caso a Mariano Rajoy y seguirá trabajando después de la edad de jubilación con los incentivos de la eliminación del IRPF?

No tengo ninguna intención de jubilarme en la política.

Estos últimos cuatro años han sido muy duros para los ciudadanos: recortes, subidas de impuestos, reforma laboral. ¿Cómo piensa convencer al electorado?

Fue mucho más dura y desagradable la legislatura anterior. Al partido socialista le habíamos entregado un país que crecía al 4% y un paro que se situaba en el 11% en 2004. A partir de 2009 el país se arruinó y se destruía empleo masivamente con 780.000 parados cada año. En 2011 nos encontramos un país en recesión y una administración del Estado con un agujero impresionante. El anterior Gobierno nos había dicho que la diferencia entre ingresos y gastos en 2011 solo era de 60.000 millones y nos encontramos con que en realidad era de 92.000 millones. Las comunidades autónomas, incluida alguna nuestra, tenían dificultades para acceder a la financiación de los bancos y no podían pagar la sanidad ni la educación, y las corporaciones locales tenían los cajones llenos de facturas sin pagar. Además, una parte del sistema financiero estaba en quiebra con un agujero de 42.000 millones. Como las cuentas estaban así, no había nadie en el planeta que prestara dinero a España y tuvimos que pedir favores a la banca y a algunos fondos de inversión para comprar deuda, porque si no no se podían pagar ni las pensiones, ni la sanidad, educación o los subsidios por desempleo. Esa era la situación y empezamos a tomar medidas para la estabilidad presupuestaria y alcanzar los objetivos de déficit; tuvimos que subir impuestos pese a no querer. No hubo tantos recortes salvo en inversión pública y gasto de funcionamiento de la administración pública y se racionalizó en sanidad y educación. Luego apuntalamos a las comunidades autónomas y las corporaciones locales con el plan de proveedores y el FLA; reestructuramos y saneamos el sistema financiero, y más tarde hicimos la reforma laboral para flexibilizar sobre todo la negociación colectiva que permitía descuelgues de convenios para poder pactar soluciones en empresas con dificultades de tal manera que se pudiera evitar el cierre. La reforma permitió que el primer trimestre de 2013 fuera el último en el que se destruyó empleo y que el segundo trimestre fuera el último de recesión. Esas medidas han hecho que España hoy sea el país que más crece de la UE. En los últimos 30 meses se han producido más de un millón de afiliaciones a la Seguridad Social, de las que 60.000 son de Canarias. Estamos mejor, pero aún quedan muchas personas en paro y las medidas que proponemos para la próxima legislatura están dirigidas a remover todos los obstáculos que impidan crear empleo para alcanzar el objetivo de 20 millones de empleados en 2020.

Pero ustedes concurrieron en las pasadas elecciones generales con un programa que no cumplieron, al menos en gran parte.
Jamás pensamos que el déficit alcanzaba los 92.000 millones. Sabíamos que las comunidades estaban mal, pero no tanto. Cuando nos dijeron la verdad, nos encontramos con una realidad aterradora.

Algunas de esas comunidades eran de ustedes.

Sí. La Comunidad Valenciana estaba muy mal, y Madrid estaba mal en deuda pero bien en déficit. Con las corporaciones locales hicimos lo mismo. En aquel momento todo el mundo nos decía que pidiéramos el recate y lo que hicimos fue controlar las cuentas y reducir la diferencia entre ingresos y gastos sin pedir el rescate. Así hicimos un ajuste de 30.0000 millones, 15.000 subiendo impuestos y el resto con reducción de gastos.

¿Cree de verdad que se ha notado en la calle la recuperación?

Sí. Hay muchas personas que lo están pasando muy mal y muchos parados de larga duración. Esto es así. Pero de los contratos que se están firmando hay una parte de ellos que no son precarios ni tienen sueldos mínimos. La temporalidad sigue siendo la misma que cuando gobernaba el PSOE, en torno al 25%. Es verdad que es muy alta y hay que reducirla. Si cogemos los datos del comercio minorista, que estuvo bajando desde 2007 hasta 2013 y que ha ido subiendo en 2014 y lo sigue haciendo en el 2015; cuando se toman las matriculaciones de coches y ocurre lo mismo, como es el caso de Canarias donde han subido un 20%; cuando vemos que en 2015 la compraventa de vivienda ha subido un 12%. Cuando vemos todo esto en los últimos dos años solo puede interpretarse como un país que está mejor. Al aumento de las afiliaciones a la Seguridad Social hay que sumar el hecho de que aquellos que estaban asustados hace unos años cuando veían cerrar negocios o sus familiares se quedaban sin trabajo, que ya han perdido el miedo y tienen confianza en el futuro. Esto, y no veo otra manera de interpretarlo, es que el país está mejor.

Pero cuatro años después hay casi los mismos parados que cuando Zapatero dejó Moncloa. Hay 25.000 afiliados menos a la Seguridad Social y miles se han visto obligados a emigrar.

En 2012 y 2013 hubo reducciones salariales y de trabajadores, pero se pudo tener las empresas abiertas gracias a la reforma laboral. Antes cuando las empresas estaban sujetas a los convenios colectivos nacionales no se podía llegar a pactos en función de cada realidad y el empresario tenía que cerrar el negocio y todos los trabajadores en la calle. La reforma permitió que hubieran despidos, algunos temporales, poder pactar con los trabajadores bajadas salariales y eso permitió mantener empresas abiertas y levantarse de nuevo.

Coalición Canaria y PSOE reclaman el regreso de los fondos del PIEC que el Gobierno central liquidó. ¿Cuál es su posición al respecto?

Este asunto lo ha puesto Coalición Canaria sobre la mesa pidiendo el retorno de los fondos del PIEC que estaba dotado con 42 millones. Cuando estaba vigente el PIEC se perdieron 285.000 empleos durante los años de la crisis. Ese sistema se cambió por otro que financia proyectos de políticas activas de empleo que presentan las comunidades. Es verdad que se quitaron los fondos del PIEC, pero se sigue mandando muchísimo dinero para políticas activas de empleo. Por ejemplo, en 2012 se financiaron con 136,9 millones; 2013 se enviaron 182,3 millones; en 2014 fueron 128,3 millones, este año han sido 157,1 millones y en 2016 está previsto enviar 151,5 millones. Es decir, que en esta legislatura se han enviado 756 millones para políticas activas de empleo en Canarias.

¿Al PP le ha faltado una mejor política de comunicación para hacer llegar sus propuestas?

Evidentemente, sí. Pero o no hemos sabido o no hemos podido llegar a los ciudadanos. Es verdad que genera frustración cuando manejamos datos, los trasladamos a la ciudadanía y vemos en tertulias de muchos medios de comunicación diciendo todo lo contrario sin dar un dato. Cuando desde Coalición Canaria se ha dicho que cómo es posible que el Gobierno de España quite el PIEC, nunca cuenta que se han enviado 756 millones. Pero esto mismo pasa con los recortes o el copago sanitario. Una de las mentiras de esta campaña que nos achaca el PSOE es que el PP privatizó la sanidad y la educación.

Pero la universalidad de la sanidad sí que se tocó. El Real Decreto 16/2012 restó derechos a los emigrantes sin papeles.

Ahora las comunidades autónomas están tomando sus decisiones, pero todos los españoles saben que no es verdad por mucho que lo digan el resto de partidos. Ningún ciudadano español conoce a otro que haya ido a un ambulatorio o a un hospital y le hayan cobrado.

¿Y el copago farmacéutico?

El copago farmacéutico está presente para todo el mundo desde hace mucho tiempo, menos para las pensiones contributivas. Salvo para estos últimos, todo el mundo pagaba el 40% del medicamento y lo que ha hecho el PP es que a las pensiones contributivas se ha pasado del 0 al 10%, pero con un máximo de 8 euros al mes; las pensiones no contributivas, que antes no pagaban, ahora siguen sin pagar; para los parados sin prestaciones y para aquellos con rentas de inserción de 426 euros, antes pagaban el 40% y ahora no pagan, mientras que para los trabajadores que cobran menos de 18.000 euros al año se mantiene el 40%, a los que cobran entre 18.000 y 100.000 se les subió al 50% y a los que cobran más de 100.000 euros se les subió al 60%. Es decir, que el copago solo se ha modificado para que quienes tienen menos rentas no lo paguen. Y en la sanidad no se cobra nada a nadie, sigue siendo pública y gratuita.

Las tasas universitarias sí las incrementaron.

El alumno tenía un límite de pagar en tasas el 15% del coste real del servicio y es verdad que el PP hizo una modificación pero dio libertad a las universidades para que establecieran el abono de las tasas entre un mínimo del 15 y el 25% de la primera matrícula. Luego se han subido los recargos para la segunda, tercera y cuarta matrícula.

¿Han recortado en becas?

En 2011 hubo un recorte en becas con 1.168 millones de euros; en 2012 pasaron a 1.138 millones; en 2013 subieron a 1.161, en 2014 pasaron a 1.411 millones, en 2015 a 1.413 y para 2016 están previstos 1.416 millones. Es decir, que la partida de becas en estos momentos supera a la última aprobada por el PSOE. En 2012 y 2013 nos vimos obligados a recortar en becas porque no teníamos dinero, el país estaba arruinado. ¿Cuántas becas hay en Grecia ahora y en cuánto están sus pensiones con Syriza?

¿Su partido tiene alguna fórmula para reducir el paro en Canarias teniendo en cuenta su modelo económico?

No se puede crear empleo si no se crece económicamente, por lo tanto las medidas que se están tomando en toda España y el anuncio de otras nuevas hecho por Mariano Rajoy en Tenerife la semana pasada van a contribuir a ello. Canarias tiene dos problemas particulares como son la tasa de paro y el nivel salarial. Así como en España la media salarial ha ido creciendo, en Canarias donde los salarios eran inferiores a la media nacional, han ido bajando. Se ha abierto aún más la brecha salarial entre la Península y Canarias. Es verdad que el desempleo ha bajado en las Islas, donde llegó a estar en el 34% y ahora roza el 28%, con lo que se está creando empleo, pero estando tan desarrollado en Canarias el sector turístico, que es el que mejor está funcionando en España, creo que el Gobierno regional debería hacer un esfuerzo con los agentes económicos y los sindicatos para buscar una fórmula en la que el crecimiento récord del sector permita absorber más trabajadores.

Hace cuatro años la hucha de las pensiones contenía cerca de 67.000 millones, hoy apenas quedan algo más de 34.000. A este paso no quedará nada en 2019.

Es que la hucha fue creada para esto, para tener ahorro suficiente con el que pagar las pensiones en los años en los que los ingresos de la Seguridad Social cayeran o poder hacer frente al crecimiento del número de pensionistas que ya se había calculado. Para seguir generando ahorros en esa hucha hay que contar con una cantidad razonable de personas afiliadas a la Seguridad Social y que nosotros calculamos que se sitúa en los 20 millones de afiliados. Y éste no es un objetivo utópico ya que en 2007 España tenía 19 millones de afiliados, por lo tanto es de donde venimos. Si mantenemos el ritmo de crecimiento por encima del 3% y se crea empleo como ahora, llegaremos a esa cifra.

Pero esa España que vivía de la construcción y de muchas industrias que se mantenían a su alrededor ya no existe.

El crecimiento actual no se produce en ese sector específicamente, sino que está más diversificado. Crece también la construcción, pero lo está haciendo el industrial y el agrícola también.

¿España no debería apostar más por la I+D+i? Los datos sonrojan ya que somos el Estado de la UE que menos invierte y que más recortes ha aplicado.

Por supuesto. Lo que ocurre es que la I+D+i se genera sobre todo en el sector industrial, no en el sector servicios. España se ha fijado el objetivo de que la industria represente el 20% del PIB porque es un sector donde los trabajos tienen una mayor calidad además del valor añadido que supone la industria en sí. Es verdad que Canarias no puede ser terreno para industrias pesadas, pero sí puede desarrollarse en el sector de la industria agroalimentaria y las telecomunicaciones.

¿Considera que es hora de que se incrementen los salarios?

Ya se está produciendo un leve aumento de salarios en el sector público y en el privado hay acuerdos para establecer subidas en torno al 1%. Pero sobre todo hay que ir subiendo los más bajos porque es la manera de que crezca el consumo.

Al margen de que ustedes aprobasen subir las pensiones solo el 0,25% anual, abandonando el factor IPC, en Canarias las no contributivas triplican las que hay en la Península ¿Tienen pensado revalorizarlas?

Sí, en cuanto se pueda. Además creo que no supondría un excesivo coste y hay que ir hacia una mejora de las pensiones más bajas. Pero deje que le diga que siempre se habla de la insostenibilidad del sistema de pensiones con el partido socialista en el Gobierno. Siempre que se mantenga una tasa de desempleo por debajo del 10% el sistema de pensiones es sostenible.

El tema estrella de la campaña electoral en la agenda canaria es el anclaje del REF en la Constitución ¿Cuál es la postura del PP?

Sí y es algo sorprendente porque el REF ya está recogido en la Constitución. En una disposición adicional se señala que la modificación del REF requerirá de un informe previo de la Comunidad Autónoma Canaria o del órgano provisional autonómico.

Pero no es vinculante.

Sí, pero cuando dice Coalición Canaria que el REF no está anclado en la Constitución no es cierto porque la única comunidad autónoma que está específicamente citada es Canarias y su REF. Me parece bien que se reconozca la especificidad de Canarias en la Constitución y que se plantee una modificación de la Constitución para meter también el concepto de ultraperificidad reconocido por la UE. No es necesario, pero no nos parece mal. Sin embargo, que se pretenda plasmar la preceptividad o vinculación de los informes emitidos por el Parlamento canario en cuanto al REF es imposible por una razón, porque Canarias, ni ninguna otra comunidad autónoma, podrá decidir jamás qué régimen fiscal quiere sin tener en cuenta al Estado y hasta la fecha, siempre ha habido diálogo y consenso. Sí se podría establecer que las negociaciones del REF no fueran suprimidas a la baja, establecer unos mínimos. Pero todos los cambios de los regímenes económicos hay que irlos comunicando a Bruselas periódicamente y todas esas cuestiones, positivas para Canarias, son negociadas por el Gobierno del Estado. Por eso no consideramos necesaria una reforma constitucional en este sentido, pero estamos abiertos para ver qué se propone.

La práctica totalidad de partidos demandan una reforma de la Constitución. ¿Qué plantea el PP?

No creemos necesaria una reforma de la Constitución hoy en día. Añado que la Constitución ha sido reformada en la legislatura pasada en el artículo 135 para blindar el principio de estabilidad presupuestaria. No vemos una prioridad la modificación, pero quienes quieran hacerlo que nos digan sobre qué cuestiones la quieren modificar.

¿Y respecto al Senado?

Todos decimos que el Senado debe convertirse en una Cámara regional y cuando vamos a la Constitución vemos que el Senado es la Cámara territorial de las Cortes. Es una Cámara de segunda lectura y la mayoría de las democracias occidentales la tienen. Quizás sea factible modificar el reglamento para que el Senado tenga mayor dinamismo o más competencias. Estamos abiertos a ver qué es lo que se plantea. Sí nos sorprende la propuesta de Ciudadanos que quiere convertirlo en un Consejo de presidentes autonómicos y esto tiene dos peligros muy graves que, además, me extraña que lo plantee este partido. Con el Consejo de presidentes sería Artur Mas el representante de todos los catalanes y yo prefiero que Cataluña esté representada por todas las sensibilidades. Además, si ese Consejo es una Cámara de segunda lectura de las leyes que vienen del Congreso y tiene las mismas competencias ¿cuándo estarían los presidentes en sus comunidades? Creo que es una ocurrencia.

El Gobierno de Canarias sostiene que la gestión de los aeropuertos del Archipiélago deben traspasarse a la Comunidad toda vez que ha dejado de ser una sociedad enteramente pública.

El Estado sigue teniendo el 51% del capital de AENA y por tanto sigue siendo una sociedad pública, y quien posibilitó y legisló para la posibilidad de privatizar AENA hasta un 40% fue el PSOE con el apoyo de CC a través de una ley. Por tanto, CC que ahora critica la venta de acciones de AENA votó a favor entonces. Creo, no obstante, que es bueno que todas las Islas estén representadas en AENA, no en el consejo de administración, pero sí en órganos que puedan trasladar opiniones.

Usted presidió la Comisión de Industria, Energía y Turismo en el Congreso de los Diputados que, entre otros asuntos que se trataron allí estaba el de las prospecciones petrolíferas en aguas canarias. ¿Considera que la posición del ministro Soria a favor de los sondeos de Repsol les volverá a pasar factura en las elecciones?

No lo sé y espero que no. No tuvimos dudas de que era interesante hacer sondeos para saber con qué recursos podíamos contar. No creo que haya un país en el mundo que no estuviera interesado en saber si tiene una bolsa de gas o de petróleo.

Hace escasos días dijo que veía "lógico" que la gente tuviera "miedo a un pacto de perdedores". ¿Quién tiene miedo?

Los ciudadanos. Es lo que me transmiten porque están preocupados con que Pedro Sánchez quiera recuperar el testigo de Rodríguez Zapatero, como ha dicho, o que ofrezca a otras fuerzas un pacto para derribar al PP del Gobierno. Les da miedo que Podemos forme gobierno con el PSOE porque lo que se conoce de Podemos es que han asesorado al Gobierno de Maduro y su defensa de lo hecho por Syriza en Grecia. Además, Podemos está a favor del derecho de autodeterminación de Cataluña y de celebrar un referéndum y esto no lo comparte la mayoría de votantes del PSOE.

No ve lógico también que las formaciones políticas tras el 20D se alíen frente a un Gobierno y un partido que ha utilizado su amplísima mayoría absoluta para pasar el rodillo.

En estos años de crisis hay mensajes que han calado en la población, pero cuando nos reunimos con diferentes grupos de la sociedad y explicamos nuestra posición, cambian de idea. Ha calado que lo bueno es la pluralidad pero me pregunto si serviría para que España funcione mejor. Por muy bonito que sea el concepto de pluralidad, los sistemas parlamentarios de todo el mundo funcionan con dos, tres o cuatro partidos.

Ante ese escenario ¿ve factible un pacto con el PSOE?

No me gusta hablar de lo que pueda ocurrir tras las elecciones. Nos presentamos el 20D para ganar con una mayoría suficiente para gobernar. Si no es así, pero somos el partido más votado, intentaremos buscar apoyos para la investidura.

¿El PP ha hecho todo lo que debía en materia anticorrupción?

Hemos reaccionado lento, pero por la sencilla razón de que no nos creíamos que esos casos fueran verdad. Estamos avergonzados de que personas en las que el PP confió estén involucradas en asuntos de corrupción. Hemos hecho todo lo que hemos podido: nuevas leyes, la oficina de recuperación de activos y la gente ha visto cómo el Gobierno ha dejado actuar a la Justicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine