Elecciones Generales

Iglesias: "Hay que terminar con los presidentes que se creen jefes del país"

El líder de Podemos afirma en un acto electoral celebrado en Tenerife que Rajoy "miró para otro lado" con los casos de corrupción que salpican a su partido

11.12.2015 | 13:22
Iglesias: "Hay que terminar con los presidentes que se creen jefes del país"
Los candidatos de Podemos durante el mitin celebrado en la ULL.

El candidato de Podemos a la presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, manifestó ayer en un acto electoral celebrado en Tenerife, que quiere llegar a ser presidente, pero no "para ser vuestro jefe, sino para ser vuestro empleado, porque estaré a vuestro servicio". El líder de la formación violeta señaló que hay que terminar con los presidentes "que se creen jefes del país".

Iglesias mantuvo durante el mitin celebrado en la Universidad de La Laguna al que acudieron más de 700 personas que Mariano Rajoy "miró para otro lado" con los casos de corrupción que afectan a su partido. El líder de Podemos retó a Rajoy a aclarar si conocía que el embajador Gustavo de Arístegui utilizó su función diplomática para hacer negocios y si sabía que el diputado Gómez de la Serna había utilizado su acta para hacer negocios. "Conteste señor Mariano Rajoy, porque hay muchos ciudadanos que sospechan que usted sabía y miraba para otro lado", afirmó.
El candidato manifestó además, que se debe acabar con una forma de corrupción legal que hace que los políticos acaben en consejos de administración de empresas estratégicas. "Solucionemos el problema prohibiendo en la Constitución española las puertas giratorias que comunican consejos de administración con consejos de ministros", afirmó.

Iglesias criticó que el resto de formaciones políticas recurran a créditos bancarios para financiar sus campañas electorales. "Nuestros únicos acreedores son los ciudadanos", aseguró y mantuvo que si todos los partidos políticos hubieran hecho lo mismo "no habríamos tenido que ver cómo entidades financieras echaban a las familias de sus casas".

En cuanto a financiación de partidos, propuso que se iguale la legislación para las donaciones que se realicen a fundaciones vinculadas a partidos con la de las propias formaciones políticas y que todas las donaciones que superen los 5.000 euros dejen de ser anónimas.
Criticó además la ley de enjuiciamiento criminal impulsada por el PP, porque pone trabas a los profesionales de la justicia para investigar la corrupción. "Por eso, jueces como Victoria Rosell y Juan Pedro Yllanes han tenido que colgar la toga para intervenir políticamente", afirmó.

"La gente que ha gobernado este país no sabe lo que es tener un contrato de menos de 1.000 euros, no saben lo que son los recortes y sufrir en carne propia lo que son las consecuencias de la corrupción", señaló Iglesias, mientras que él señaló estaba trabajando con un contrato de 930 euros hace cuatro años. "Cuando tenemos una casta que está tan lejos de los ciudadanos normales hay un problema grave en este país", mantuvo.

Iglesias también habló de empleo y señaló que las políticas que se habían llevado a cabo hasta ahora no funcionan, "no porque lo digamos nosotros, sino porque la población activa de este país es menor que cuando empezó a gobernar el Partido Popular".

También criticó el contrato único que quiere poner en marcha Ciudadanos. "Es igualar por abajo, abaratar el despido y continuar en una dinámica de ineficiencia", aseguró Iglesias.

Por eso, proponen subir el salario mínimo y poner en marcha un plan de desarrollo industrial, por el que Canarias se convertirá en el futuro "en un ejemplo mundial de energías renovables". El candidato de la formación violeta también planteó poner en marcha un plan de rehabilitación de viviendas para hacerlas más eficientes, que de trabajo a alrededor de 400.000 personas.

Iglesias también tuvo palabras para la situación de la investigación en España y puso sobre la mesa un plan de retorno de talento para que los investigadores que han emigrado puedan volver a casa.

En referencia al sistema electoral, el aspirante a presidente del Gobierno aseguró que se someterá a una moción de confianza de los ciudadanos a los dos años de mandato, por la que el presidente podrá ser cesado si ha incumplido su programa electoral.

Aseguró que es "una vergüenza" que existan viviendas sociales con un alquiler de 300 euros. Por eso, destacó que es necesaria una ley que regule la vivienda pública y puso como ejemplo la gestión de leste área que se ha llevado a cabo en Barcelona, donde el Ayuntamiento ha cedido suelo pueblo para la construcción de pisos. "Hemos demostrado que podemos hacerlo mucho mejor que ellos", afirmó.

El candidato estuvo arropado por el secretario de Política del partido, Íñigo Errejón; por el secretaria de relaciones sociedad civil y movimientos sociales, Rafael Mayoral: por los cabezas de lista de la provincia de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, Alberto Rodríguez y Victoria Rosell; y la secretaria general del partido en Canarias, Meri Pita.

Su número dos, Errejón, mantuvo que muy pocos partidos pueden abarrotar las universidades e instó a los simpatizantes a inscribirse como apoderados en todos los colegios electorales.

Errejón resaltó la importancia que están teniendo los debates en esta campaña electoral y señaló que mientras antes otras formaciones les atacaban "ahora se esmeran por parecerse a nosotros".

El también secretario de Política de la formación violeta mantuvo en su intervención que el PP "vive en otro país que no es España". Una realidad paralela, donde según él, han subido las pensiones y han hecho una reforma fiscal progresiva "haciendo una amnistía fiscal para los ricos y subiendo el IVA para todos los españoles".

Errejón tuvo palabras para el PSOE, "que se ha dado cuenta tarde de que se ha equivocado de candidato" y también para el cabeza de lista de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró "que se le está haciendo larga la campaña".

De la formación naranja aseguró que aunque ellos estaban esperanzados de que Ciudadanos formara parte de la regeneración política "nos hemos encontrado con un nuevo José María Aznar".

Bajo su punto de vista, Podemos roza la victoria con los dedos y aseguró que si los que llaman partidos tradicionales hubieran cambiado "no estaríamos nosotros aquí".

Por su parte, el cabeza de lista por la provincia tinerfeña, Alberto Rodríguez, criticó la propuesta de Ciudadanos de derogar la Ley de Violencia de Género. "Me parece una golfada política querer derogar una ley que ha salvado la vida a miles de mujeres en este país", ratificó.
El acto comenzó con un minuto de silencio en memoria de las dos mujeres asesinadas presuntamente por sus parejas en Sevilla y Fuerteventura.

La candidata por la provincia de Las Palmas, la juez Victoria Rosell, también hizo referencia a esta lacra social y se sumó a la crítica hacia Ciudadanos por querer eliminar el agravante machista, cuando el Tribunal Constitucional ya ha dictaminado que no es discriminatorio. "La igualdad es una bicicleta, si da marcha atrás se cae y Ciudadanos quiere retroceder hasta antes del año 2.000", declaró.

Rosell tuvo palabras también para la vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría, quien durante el debate celebrado el pasado lunes instó a las adolescentes a no dejar que sus parejas les vigilen el móvil. "Soraya nos hace responsable del maltrato", destacó.

La juez también mantuvo que había que impulsar en Canarias las energías renovables y aseguró que los políticos no las promueve "porque las petroleras y las eléctricas son su futuro". Ella instó a dejar atrás "las energías y los políticos fósiles".?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine